/ jueves 12 de noviembre de 2015

George Clooney visita en Escocia un café que da empleo a indigentes

Reino Unido.- El actor estadounidense George Clooney fue rodeado este jueves por un enjambre de admiradores durante su visita a un café de Edimburgo que emplea a gente sin hogar y cuyos beneficios son para caridad.

"Me encanta lo que hacen, creo que es una causa muy importante", dijo la estrella a un grupo de periodistas.

Una multitud se acercó a Rose Street, calle peatonal del centro de la capital de Escocia, para saludar y fotografiarse con el actor, que atendió amablemente a los admiradores.

Clooney había sido invitado a visitar el café por su fundador, Josh Littlejohn, cuya cadena cuenta con cinco cafés en Escocia -en Edimburgo, Glasgow y Aberdeen.

Cada cliente puede dejar pagada una bebida caliente o una comida que luego se servirán a gente de la calle. A su vez, una cuarta parte de los empleados vienen de la precariedad.

Después de la breve visita, Josh Littlejohn explicó que el actor había donado 1.000 libras a su organización caritativa y había dejado una propina de cinco. (AFP)

/afa

Reino Unido.- El actor estadounidense George Clooney fue rodeado este jueves por un enjambre de admiradores durante su visita a un café de Edimburgo que emplea a gente sin hogar y cuyos beneficios son para caridad.

"Me encanta lo que hacen, creo que es una causa muy importante", dijo la estrella a un grupo de periodistas.

Una multitud se acercó a Rose Street, calle peatonal del centro de la capital de Escocia, para saludar y fotografiarse con el actor, que atendió amablemente a los admiradores.

Clooney había sido invitado a visitar el café por su fundador, Josh Littlejohn, cuya cadena cuenta con cinco cafés en Escocia -en Edimburgo, Glasgow y Aberdeen.

Cada cliente puede dejar pagada una bebida caliente o una comida que luego se servirán a gente de la calle. A su vez, una cuarta parte de los empleados vienen de la precariedad.

Después de la breve visita, Josh Littlejohn explicó que el actor había donado 1.000 libras a su organización caritativa y había dejado una propina de cinco. (AFP)

/afa