/ sábado 4 de febrero de 2017

La chica del sábado: Irina Baeva, una rusa muy mexicana

Hace cuatro años que dejó su natal Rusia para estudiar actuación en la Ciudad de México; su esfuerzo rindió frutos al obtener un protagónico que, a pesar de haberle dado un giro de 360 grados a su vida, no ha modificado su esencia auténtica y sincera.

No te pierdas: 

Lo anterior, es lo que escribe la revista Open de nuestra admirada rusita, quien se ha integrado al espectáculo mexicano con gran éxito.

Ella es la portada de febrero 2017 de dicha publicación, que, como siempre, desea compartirla con ustedes, amables lectores.

“Quise ser actriz desde la secundaria, me llamaba la atención todo lo que ocurre tras bambalinas, recuerdo que veía una novela rusa y en una ocasión pasaron un programa sobre cómo se hacía; me sorprendió ver que una recámara en realidad era un set”, comenta la hermosa chica.

Foto: Instagram @revistaopen

Las fotos y el modelaje también se le hacen divertido, aunque, en lo personal, siente que la actuación le permite expresarse más ampliamente y es una forma de conocerse mejor.

Irina habla muy bien el español. Nos cuenta que aprendió sola, tenía un libro donde comenzó a ver cosas básicas y afortunadamente, el español se pronuncia como se escribe, señaló.

Foto: Instagram @revistaopen

Lee también: 

Sin embargo, tenía que escuchar cómo se hablaba porque no tenía un maestro, así que empecé a ver novelas para escucharlo.

¡Admírala!

/afa

Hace cuatro años que dejó su natal Rusia para estudiar actuación en la Ciudad de México; su esfuerzo rindió frutos al obtener un protagónico que, a pesar de haberle dado un giro de 360 grados a su vida, no ha modificado su esencia auténtica y sincera.

No te pierdas: 

Lo anterior, es lo que escribe la revista Open de nuestra admirada rusita, quien se ha integrado al espectáculo mexicano con gran éxito.

Ella es la portada de febrero 2017 de dicha publicación, que, como siempre, desea compartirla con ustedes, amables lectores.

“Quise ser actriz desde la secundaria, me llamaba la atención todo lo que ocurre tras bambalinas, recuerdo que veía una novela rusa y en una ocasión pasaron un programa sobre cómo se hacía; me sorprendió ver que una recámara en realidad era un set”, comenta la hermosa chica.

Foto: Instagram @revistaopen

Las fotos y el modelaje también se le hacen divertido, aunque, en lo personal, siente que la actuación le permite expresarse más ampliamente y es una forma de conocerse mejor.

Irina habla muy bien el español. Nos cuenta que aprendió sola, tenía un libro donde comenzó a ver cosas básicas y afortunadamente, el español se pronuncia como se escribe, señaló.

Foto: Instagram @revistaopen

Lee también: 

Sin embargo, tenía que escuchar cómo se hablaba porque no tenía un maestro, así que empecé a ver novelas para escucharlo.

¡Admírala!

/afa