/ sábado 23 de abril de 2016

Personajes: William Shakespeare

LONDRES, Inglaterra. (EFE).- Londres se prepara para conmemorar el cuatricentenario de la

muerte de William Shakespeare (1564-1616) con la proyección de 37 cortometrajes, que invaden este fin de semana la orilla del río Támesis para ilustrar todas las obras que escribió el dramaturgo británico.

Además de con este proyecto, que lleva por nombre The Complete Walk, la capital del Reino Unido celebra esta fecha histórica con el punto final de la gira mundial de Hamlet, que por solo este sábado y domingo regresa a las tablas del Globe Theatre, el escenario londinense que lanzó a la fama a Shakespeare.

La ciudad ha querido rendirle homenaje al autor inglés de comedias, tragedias y sonetos más conocido en el mundo, que falleció el 23 de abril de 1616 (el 3 de mayo en el actual calendario gregoriano) en Stratford-upon-Avon, en el centro de Inglaterra.

A lo largo de cuatro kilómetros, que recorren desde el Puente de Westminster, al lado del Big Ben, hasta el Puente de la Torre, se distribuyen pantallas gigantes que mostrarán al público diez minutos de extractos de obras como Macbeth, Julio César, El Sueño de una Noche de Verano, Cuento de Invierno y Antonio y Cleopatra.

Entre noviembre de 2015 y marzo de 2016, y con un presupuesto de 475 mil libras (602 mil dólares), el director artístico del Globe Theatre, Dominic Dromgoole, se desplazó por todo el mundo para rodar en las localizaciones que inspiraron la obra del Bardo de Avon.

Así, el Palacio Real de Olite en Navarra (España) se convierte en el protagonista del fragmento que plasma Trabajos de Amor Perdidos, donde la que fuera chica Bond en Quantum of Solace, la actriz inglesa Gemma Arterton, se transforma en la joven Rosalina y pasea por los interiores del espectacular edificio del medievo español.

Otros parajes que alimentaron la imaginación del dramaturgo y que se podrán disfrutar en estas proyecciones son la Pirámide Roja de Guiza (Egipto), la Tumba de Julieta en Verona (Italia), las ruinas de Troya en Turquía, el barrio judío de Venecia (Italia), el Palacio de Westminster en Londres (Reino Unido) y el Castillo de Kronborg en Elsinor (Dinamarca).

Según Dromgoole, el gran “logro” de Shakespeare fue crear en la mente del lector una ambientación mágica de lugares “en los que nunca estuvo”, una sensación que ahora tanto él como el equipo de actores han querido recrear en las localizaciones reales sobre las que escribió el dramaturgo.

La compañía del Globe Theatre, que ha representado Hamlet en 197 países y en 202 escenarios diferentes durante más de dos años, interpretará este fin de semana en exclusiva y, por última vez, la historia del asesinato del rey de Dinamarca en el icónico teatro “shakesperiano”.

El productor de la gira mundial, Tom Bird, junto con los dieciséis actores que conforman el elenco de Hamlet se reunieron esta tarde en el recinto para despedir una obra con la que han recorrido más de 300 mil kilómetros.

El grupo ha actuado en espacios como teatros nacionales, playas, en plena jungla y hasta en campos de refugiados, lugares en los que decidieron llevar a cabo su representación, debido a que “países como Siria, Yemen o Libia” no les aseguraban “la seguridad” que requerían, según explicó Bird. w Experiencia en México

El intérprete Matthew Romain explicó que en Zaatari (Jordania), el segundo campo de refugiados más grande del mundo y hogar hoy de 80 mil personas, “muchos niños se acercaban al escenario curiosos para ver de cerca qué sucedía ahí y poder tocar objetos como un diario”.

El actor afirmó que actuar en Zaatari le hizo conectar más con la historia de Hamlet, dado que “muchos refugiados han pasado por experiencias similares” e igual de intensas que las que se describen en esta tragedia de Shakespeare.

Beruce Khan, que se pone en la piel del soldado Horacio sobre los escenarios, recordó sonriente una de las representaciones en México, país del que dijo “estar orgulloso de su diversidad” y del que remarcó que “desarrolló su forma de actuar”.

“Estábamos actuando al aire libre en Mérida (Yucatán) y había gente que se quedó sin entrada y empezó a escalar los árboles para vernos. Además había una graduación de niños y niñas de 16 años y el lugar se llenó de vestidos de fiesta”, retrató Khan.

LONDRES, Inglaterra. (EFE).- Londres se prepara para conmemorar el cuatricentenario de la

muerte de William Shakespeare (1564-1616) con la proyección de 37 cortometrajes, que invaden este fin de semana la orilla del río Támesis para ilustrar todas las obras que escribió el dramaturgo británico.

Además de con este proyecto, que lleva por nombre The Complete Walk, la capital del Reino Unido celebra esta fecha histórica con el punto final de la gira mundial de Hamlet, que por solo este sábado y domingo regresa a las tablas del Globe Theatre, el escenario londinense que lanzó a la fama a Shakespeare.

La ciudad ha querido rendirle homenaje al autor inglés de comedias, tragedias y sonetos más conocido en el mundo, que falleció el 23 de abril de 1616 (el 3 de mayo en el actual calendario gregoriano) en Stratford-upon-Avon, en el centro de Inglaterra.

A lo largo de cuatro kilómetros, que recorren desde el Puente de Westminster, al lado del Big Ben, hasta el Puente de la Torre, se distribuyen pantallas gigantes que mostrarán al público diez minutos de extractos de obras como Macbeth, Julio César, El Sueño de una Noche de Verano, Cuento de Invierno y Antonio y Cleopatra.

Entre noviembre de 2015 y marzo de 2016, y con un presupuesto de 475 mil libras (602 mil dólares), el director artístico del Globe Theatre, Dominic Dromgoole, se desplazó por todo el mundo para rodar en las localizaciones que inspiraron la obra del Bardo de Avon.

Así, el Palacio Real de Olite en Navarra (España) se convierte en el protagonista del fragmento que plasma Trabajos de Amor Perdidos, donde la que fuera chica Bond en Quantum of Solace, la actriz inglesa Gemma Arterton, se transforma en la joven Rosalina y pasea por los interiores del espectacular edificio del medievo español.

Otros parajes que alimentaron la imaginación del dramaturgo y que se podrán disfrutar en estas proyecciones son la Pirámide Roja de Guiza (Egipto), la Tumba de Julieta en Verona (Italia), las ruinas de Troya en Turquía, el barrio judío de Venecia (Italia), el Palacio de Westminster en Londres (Reino Unido) y el Castillo de Kronborg en Elsinor (Dinamarca).

Según Dromgoole, el gran “logro” de Shakespeare fue crear en la mente del lector una ambientación mágica de lugares “en los que nunca estuvo”, una sensación que ahora tanto él como el equipo de actores han querido recrear en las localizaciones reales sobre las que escribió el dramaturgo.

La compañía del Globe Theatre, que ha representado Hamlet en 197 países y en 202 escenarios diferentes durante más de dos años, interpretará este fin de semana en exclusiva y, por última vez, la historia del asesinato del rey de Dinamarca en el icónico teatro “shakesperiano”.

El productor de la gira mundial, Tom Bird, junto con los dieciséis actores que conforman el elenco de Hamlet se reunieron esta tarde en el recinto para despedir una obra con la que han recorrido más de 300 mil kilómetros.

El grupo ha actuado en espacios como teatros nacionales, playas, en plena jungla y hasta en campos de refugiados, lugares en los que decidieron llevar a cabo su representación, debido a que “países como Siria, Yemen o Libia” no les aseguraban “la seguridad” que requerían, según explicó Bird. w Experiencia en México

El intérprete Matthew Romain explicó que en Zaatari (Jordania), el segundo campo de refugiados más grande del mundo y hogar hoy de 80 mil personas, “muchos niños se acercaban al escenario curiosos para ver de cerca qué sucedía ahí y poder tocar objetos como un diario”.

El actor afirmó que actuar en Zaatari le hizo conectar más con la historia de Hamlet, dado que “muchos refugiados han pasado por experiencias similares” e igual de intensas que las que se describen en esta tragedia de Shakespeare.

Beruce Khan, que se pone en la piel del soldado Horacio sobre los escenarios, recordó sonriente una de las representaciones en México, país del que dijo “estar orgulloso de su diversidad” y del que remarcó que “desarrolló su forma de actuar”.

“Estábamos actuando al aire libre en Mérida (Yucatán) y había gente que se quedó sin entrada y empezó a escalar los árboles para vernos. Además había una graduación de niños y niñas de 16 años y el lugar se llenó de vestidos de fiesta”, retrató Khan.