/ viernes 30 de junio de 2017

Roldán Sandoval celebran 20 años de buen teatro

Por JASSEL LOMELÍ El Centro Cultural Roldán Sandoval develó una placa conmemorativa por dos décadas de triunfos, además de las 50 representaciones de la puesta en escena Dorian Gray, el musical, producida  y dirigida por Mauricio Roldán, quien con esta obra rinde tributo a los 20 años de trabajo familiar en los que han compartido la misma pasión por el teatro.

En una nueva temporada, Mauricio, hijo de Fred Roldán y Lupita Sandoval, trajo de vuelta a los escenarios la adaptación musical basada en la obra literaria del escritor Oscar Wilde.

Originalmente la representación fue estelarizada por su padre en 1997, quien interpretó al enigmático Dorian Gray. Ahora es el turno de que tanto Mauricio, como Melissa Barajass (sic) trasladen al público a la vieja ciudad de Londres en donde se desarrolla esta trágica historia. EL ORIGEN

Para la familia Roldán Sandoval esta puesta en escena es muy significativa, pues fue hace 20 años cuando tomaron la decisión de transformar su hogar en lo que actualmente es el Centro Cultural Roldán Sandoval debido a las altas rentas de espacios teatrales para montar sus producciones.

El inmueble abrió sus puertas por primera vez al público en el mismo año con el estreno de dicho musical, dirigido en ese momento por la actriz Lupita Sandoval.

Actualmente, Mauricio fue quien decidió traer de vuelta a los escenarios la obra musical, pero en un estilo de ópera pop, situada en la época victoriana, en la que participan 12 actores en escena.

Al respecto, Melissa Barajass, quien da vida a Sibyl Vane aseguró que se siente “muy afortunada porque la puesta en escena Dorian Gray tiene muchísima frescura, mucho tiene que ver por el trabajo de Mauricio, por el equipo creativo y por los arreglos musicales de José Anuar, conservando siempre la dirección de Lupita, que es increíble”.

De lo anterior se desprende que la juventud es el hilo conductor en la realización, tanto de esta nueva adaptación a cargo de Mauricio, como de la historia, ya que al ser un equipo creativo con menos años, se tocaron temas sensibles de actualidad.

“La propuesta es mucho más fresca y explícita porque antes se callaban temas como la homosexualidad, en el libro ni siquiera se menciona, pero lo intuyes. Aquí todo es mucho más explícito, tanto los amores, los temores y las traiciones. Son situaciones que realmente podemos ver en la sociedad actual”, explicó el director. ACTORES, NO POR DEDAZO

De igual forma, confesó que el hecho de que tantas personas jóvenes participen en este proyecto, influyó para que se realizaran cambios que dieran un mejor entendimiento de la propia historia. Añadió que a pesar de que su mamá fue quien dirigió el musical 20 años atrás, la dirección en esta temporada es completamente nueva, por lo que, mediante audiciones, buscaron a los actores idóneos que “dieran el ancho”, quienes tuvieron que realizar una audición especial y a diferencia de otros espectáculos fueron seleccionados por su calidad histriónica y no “por dedazo”.

Debido a ello, la puesta en escena cuenta con un gran elenco, siendo Mauricio y Melissa quienes representan a Dorian y Sibyl, respectivamente. Gustavo Robles, encarna al pintor Basil Hallward; el personaje de Lord Henry Wotton está a cargo de Christian Veac; además de la participación de ocho personajes de ensamble, en el que cada uno tiene un rol específico.

Por su parte, Mauricio confesó que encarnar a Dorian ha sido el mayor reto que ha tenido hasta el momento, debido a que la personalidad de su personaje y la de él son completamente opuestas, y reveló que fue hasta después de las 50 representaciones que pudo aterrizar por completo a Gray.

Para Melissa fue sencillo identificarse con el enamoramiento que siente su personaje por Dorian, sin embargo, fue Lupita Sandoval quien la ayudó con la parte de la inocencia de Sibyl. “Es que es muy chiquita y aunque yo me pude identificar con la parte del amor, ella es muy inocente, en verdad es su primer amor. Cada noche es un reto, porque toda esta transición emocional que va desde el enamoramiento puro hasta estar destrozada, ha sido un reto increíble del que he aprendido muchísimo”, aseguró.

De esta forma los protagonistas revelaron que el espectador se va a poder identificar con cada uno de los personajes que fueron cuidados de tal manera que sus personalidades quedaran perfectamente definidas. La calidad del musical les ha proporcionado gran respuesta del público, pues durante las primeras 50 representaciones han logrado agotar localidades, en un horario que parecería complicado ya que se presentan de lunes a miércoles en punto de las 20:00 horas. El FUTURO DE DORIAN

El productor y director indicó que el cierre de temporada se tiene contemplado para fin de año, pero esto dependerá de la respuesta del público.

Explicó que “definitivamente el futuro es que Dorian cierre en diciembre en este foro y que el próximo año nos podamos ir a un teatro más grande, con más producción”, añadió, y señaló que “la intención de mudarse sería para poder presentar el musical los fines de semana”.

“Estoy seguro de que si la ponemos en un teatro mucho más grande con nueva escenografía, con vestuarios completamente actualizados y quizá hasta con una banda musical en vivo podremos dar a conocer la obra por un periodo de tiempo mayor”, estipuló.

Por JASSEL LOMELÍ El Centro Cultural Roldán Sandoval develó una placa conmemorativa por dos décadas de triunfos, además de las 50 representaciones de la puesta en escena Dorian Gray, el musical, producida  y dirigida por Mauricio Roldán, quien con esta obra rinde tributo a los 20 años de trabajo familiar en los que han compartido la misma pasión por el teatro.

En una nueva temporada, Mauricio, hijo de Fred Roldán y Lupita Sandoval, trajo de vuelta a los escenarios la adaptación musical basada en la obra literaria del escritor Oscar Wilde.

Originalmente la representación fue estelarizada por su padre en 1997, quien interpretó al enigmático Dorian Gray. Ahora es el turno de que tanto Mauricio, como Melissa Barajass (sic) trasladen al público a la vieja ciudad de Londres en donde se desarrolla esta trágica historia. EL ORIGEN

Para la familia Roldán Sandoval esta puesta en escena es muy significativa, pues fue hace 20 años cuando tomaron la decisión de transformar su hogar en lo que actualmente es el Centro Cultural Roldán Sandoval debido a las altas rentas de espacios teatrales para montar sus producciones.

El inmueble abrió sus puertas por primera vez al público en el mismo año con el estreno de dicho musical, dirigido en ese momento por la actriz Lupita Sandoval.

Actualmente, Mauricio fue quien decidió traer de vuelta a los escenarios la obra musical, pero en un estilo de ópera pop, situada en la época victoriana, en la que participan 12 actores en escena.

Al respecto, Melissa Barajass, quien da vida a Sibyl Vane aseguró que se siente “muy afortunada porque la puesta en escena Dorian Gray tiene muchísima frescura, mucho tiene que ver por el trabajo de Mauricio, por el equipo creativo y por los arreglos musicales de José Anuar, conservando siempre la dirección de Lupita, que es increíble”.

De lo anterior se desprende que la juventud es el hilo conductor en la realización, tanto de esta nueva adaptación a cargo de Mauricio, como de la historia, ya que al ser un equipo creativo con menos años, se tocaron temas sensibles de actualidad.

“La propuesta es mucho más fresca y explícita porque antes se callaban temas como la homosexualidad, en el libro ni siquiera se menciona, pero lo intuyes. Aquí todo es mucho más explícito, tanto los amores, los temores y las traiciones. Son situaciones que realmente podemos ver en la sociedad actual”, explicó el director. ACTORES, NO POR DEDAZO

De igual forma, confesó que el hecho de que tantas personas jóvenes participen en este proyecto, influyó para que se realizaran cambios que dieran un mejor entendimiento de la propia historia. Añadió que a pesar de que su mamá fue quien dirigió el musical 20 años atrás, la dirección en esta temporada es completamente nueva, por lo que, mediante audiciones, buscaron a los actores idóneos que “dieran el ancho”, quienes tuvieron que realizar una audición especial y a diferencia de otros espectáculos fueron seleccionados por su calidad histriónica y no “por dedazo”.

Debido a ello, la puesta en escena cuenta con un gran elenco, siendo Mauricio y Melissa quienes representan a Dorian y Sibyl, respectivamente. Gustavo Robles, encarna al pintor Basil Hallward; el personaje de Lord Henry Wotton está a cargo de Christian Veac; además de la participación de ocho personajes de ensamble, en el que cada uno tiene un rol específico.

Por su parte, Mauricio confesó que encarnar a Dorian ha sido el mayor reto que ha tenido hasta el momento, debido a que la personalidad de su personaje y la de él son completamente opuestas, y reveló que fue hasta después de las 50 representaciones que pudo aterrizar por completo a Gray.

Para Melissa fue sencillo identificarse con el enamoramiento que siente su personaje por Dorian, sin embargo, fue Lupita Sandoval quien la ayudó con la parte de la inocencia de Sibyl. “Es que es muy chiquita y aunque yo me pude identificar con la parte del amor, ella es muy inocente, en verdad es su primer amor. Cada noche es un reto, porque toda esta transición emocional que va desde el enamoramiento puro hasta estar destrozada, ha sido un reto increíble del que he aprendido muchísimo”, aseguró.

De esta forma los protagonistas revelaron que el espectador se va a poder identificar con cada uno de los personajes que fueron cuidados de tal manera que sus personalidades quedaran perfectamente definidas. La calidad del musical les ha proporcionado gran respuesta del público, pues durante las primeras 50 representaciones han logrado agotar localidades, en un horario que parecería complicado ya que se presentan de lunes a miércoles en punto de las 20:00 horas. El FUTURO DE DORIAN

El productor y director indicó que el cierre de temporada se tiene contemplado para fin de año, pero esto dependerá de la respuesta del público.

Explicó que “definitivamente el futuro es que Dorian cierre en diciembre en este foro y que el próximo año nos podamos ir a un teatro más grande, con más producción”, añadió, y señaló que “la intención de mudarse sería para poder presentar el musical los fines de semana”.

“Estoy seguro de que si la ponemos en un teatro mucho más grande con nueva escenografía, con vestuarios completamente actualizados y quizá hasta con una banda musical en vivo podremos dar a conocer la obra por un periodo de tiempo mayor”, estipuló.