/ miércoles 25 de mayo de 2022

Bardo y Pinocho irán a Venecia, se devela en Cannes

A contrario a lo que sucede aquí donde ninguna producción mexicana se encuentra seleccionada en alguna sección del certamen, magnas figuras de origen mexicano regresarían al Lido veneciano con sus últimas películas

CANNES. Apenas a la mitad de la segunda y última semana del certamen que concluirá el sábado próximo con la proclamación del palmarés y empiezan a circular ya como cada año la informaciones y rumores sobre las películas que se darán cita en el Festival de Venecia el otro famoso evento cinematográfico mundial y gran competidor de Cannes, a verificarse a inicios del mes de septiembre.

Se trata de Alejandro González Iñárritu y de su Bardo manejado por Netflix y Pinocho de Guillermo del Toro cuya post producción se termina en estos tiempos en los estudios/talleres de animación creados en Guadalajara por el festival de cine, la UAG y el mismo Del Toro.

El director se encuentra desde el día de ayer en Cannes invitado a participar en una ronda de pláticas y clases maestras sobre el futuro del cine, organizadas por el certamen.

Mientras tanto siguen estrenándose aquí las películas seleccionadas en competencia, sección que después de un par de días de un nivel mediano recibió un bienvenido empuje por parte de Tori y Lokita con la que los multipremiados en Cannes (dos Palmas de Oro y otros significativos galardones) hermanos belgas Jean-Pierre y Luc Dardenne regresan por novena vez a la competición en búsqueda de una tercera Palma.

Aunque no puedo anticipar la decisión del jurado es un hecho que la película resultó ser el poderoso retrato de la suerte que corren los migrantes que se encuentran en los países europeos.

La película está armada, al igual que otros filmes de los Dardenne con temáticas similares (El joven Ahmed, premio por Mejor Dirección aquí en 2019), a base de una narrativa lineal y de una dramaturgia escueta que permiten sobresalir con fuerza el “mensaje” de denuncia del argumento, en este caso la suerte de los jóvenes africanos obligados a convertirse en “mulas” para drogas en su intento de sobrevivir.

Quizás el segundo filme en competición no está a la altura de aquel de los Dardenne.

A pesar de esto, Nostalgia con el que el italiano Mario Martone, un habitual y multipremiado en el festival de Venecia, está en Cannes por tercera vez, es la historia de un hombre que regresa a Napoli su ciudad natal después de una larga estancia en el extranjero. Su intento de reincorporarse a la ciudad y saldar cuentas con un viejo amigo quien se ha vuelto jefe de la mafia local, tendrá un epílogo trágico.

La película se recarga en los hombros del buen actor italiano Pierfrancesco Pavino premiado con la Copa Volpi al mejor actor en Venecia 2020 por Padre nostro de Claudio Noce y del que recordamos la excelente presentación en El traidor (2020) de Marco Bellocchio.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Justamente la aportación mayor del cine italiano este año en Cannes fue hasta ahora Exterior noche, con la que este famoso veterano realizador presenta el tristemente célebre caso Aldo Moro, el secuestro y asesinato del dirigente democristiano por las Brigadas Rojas que sacudió Italia en los años setenta. La película, de unas cinco horas de duración y destinada a la TV, fue presentada aquí en Selección oficial dentro de la Sección Premiere.

Bellocchio recibió en Cannes 2021 una Palma de Oro honorífica por su larga y destacada carera.

La buena impresión que dejó la programación del día de hoy se completó con el estreno de dos primeras obras colombianas de temática similar, la vida de jóvenes humildes llevados a la delincuencia por las bandas de narcos. Se trató de Un varón, de Fabián Hernández en la Quincena de Realizadores y Jauría de Andrés Ramírez Pulido en la Semana de la Crítica.

“Last but not least”, Metrónomo, otra primera película, rumana esta vez, donde Alexandru Belc, debutando en la ficción, trata el caso de un grupo de jóvenes estudiantes quienes se enfrentan con ingenuidad al régimen dictatorial de Ceaucescu en los años setenta.

CANNES. Apenas a la mitad de la segunda y última semana del certamen que concluirá el sábado próximo con la proclamación del palmarés y empiezan a circular ya como cada año la informaciones y rumores sobre las películas que se darán cita en el Festival de Venecia el otro famoso evento cinematográfico mundial y gran competidor de Cannes, a verificarse a inicios del mes de septiembre.

Se trata de Alejandro González Iñárritu y de su Bardo manejado por Netflix y Pinocho de Guillermo del Toro cuya post producción se termina en estos tiempos en los estudios/talleres de animación creados en Guadalajara por el festival de cine, la UAG y el mismo Del Toro.

El director se encuentra desde el día de ayer en Cannes invitado a participar en una ronda de pláticas y clases maestras sobre el futuro del cine, organizadas por el certamen.

Mientras tanto siguen estrenándose aquí las películas seleccionadas en competencia, sección que después de un par de días de un nivel mediano recibió un bienvenido empuje por parte de Tori y Lokita con la que los multipremiados en Cannes (dos Palmas de Oro y otros significativos galardones) hermanos belgas Jean-Pierre y Luc Dardenne regresan por novena vez a la competición en búsqueda de una tercera Palma.

Aunque no puedo anticipar la decisión del jurado es un hecho que la película resultó ser el poderoso retrato de la suerte que corren los migrantes que se encuentran en los países europeos.

La película está armada, al igual que otros filmes de los Dardenne con temáticas similares (El joven Ahmed, premio por Mejor Dirección aquí en 2019), a base de una narrativa lineal y de una dramaturgia escueta que permiten sobresalir con fuerza el “mensaje” de denuncia del argumento, en este caso la suerte de los jóvenes africanos obligados a convertirse en “mulas” para drogas en su intento de sobrevivir.

Quizás el segundo filme en competición no está a la altura de aquel de los Dardenne.

A pesar de esto, Nostalgia con el que el italiano Mario Martone, un habitual y multipremiado en el festival de Venecia, está en Cannes por tercera vez, es la historia de un hombre que regresa a Napoli su ciudad natal después de una larga estancia en el extranjero. Su intento de reincorporarse a la ciudad y saldar cuentas con un viejo amigo quien se ha vuelto jefe de la mafia local, tendrá un epílogo trágico.

La película se recarga en los hombros del buen actor italiano Pierfrancesco Pavino premiado con la Copa Volpi al mejor actor en Venecia 2020 por Padre nostro de Claudio Noce y del que recordamos la excelente presentación en El traidor (2020) de Marco Bellocchio.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Justamente la aportación mayor del cine italiano este año en Cannes fue hasta ahora Exterior noche, con la que este famoso veterano realizador presenta el tristemente célebre caso Aldo Moro, el secuestro y asesinato del dirigente democristiano por las Brigadas Rojas que sacudió Italia en los años setenta. La película, de unas cinco horas de duración y destinada a la TV, fue presentada aquí en Selección oficial dentro de la Sección Premiere.

Bellocchio recibió en Cannes 2021 una Palma de Oro honorífica por su larga y destacada carera.

La buena impresión que dejó la programación del día de hoy se completó con el estreno de dos primeras obras colombianas de temática similar, la vida de jóvenes humildes llevados a la delincuencia por las bandas de narcos. Se trató de Un varón, de Fabián Hernández en la Quincena de Realizadores y Jauría de Andrés Ramírez Pulido en la Semana de la Crítica.

“Last but not least”, Metrónomo, otra primera película, rumana esta vez, donde Alexandru Belc, debutando en la ficción, trata el caso de un grupo de jóvenes estudiantes quienes se enfrentan con ingenuidad al régimen dictatorial de Ceaucescu en los años setenta.

Sociedad

Niños hacen fila y no los vacunan en Guanajuato

En Celaya, León e Irapuato las dosis fueron insuficientes y muchos se quedaron sin su antígeno

Sociedad

Zaldívar propone una ley general para erradicar feminicidio

Busca llevar a nivel constitucional la obligación de las autoridades para prevenir, investigar, sancionar y reparar el delito de feminicidio

CDMX

“Los leones vivían mejor conmigo”, dice exdueño que los tenía en la azotea de su casa

Del total de los animales, 80 por ciento está en malas condiciones, pues presentan cuadros de deshidratación, bajo peso o mutilaciones, dice especialista

Exposiciones

Destacan “naturaleza migrante” en contra del prejuicio

Una exposición fotográfica muestra las experiencias de 16 migrantes de la comunidad LGBT, en la que todos los modelos son solicitantes de asilo tras huir de sus países de origen

Salud

#SOY Un día en la vida de una fisicoculturista

Alejandra Ayala, profesional y campeona con 30 años de experiencia habla de los retos y sacrificios que implica mantenerse en una disciplina que además de sufrida y competida es mal pagada

Literatura

#SOY Cinco libros esenciales para el mes del Orgullo

En reconocimiento al mes del Orgullo, recomendamos algunas lecturas de ficción para jóvenes que presentan a personajes LGBT, todas ellas lecturas obligadas para esta temporada

Gossip

Celebran séptima edición de Hay Festival en un formato híbrido

En un formato híbrido, con mayoría de eventos presenciales, el programa incluye 94 actividades y la participación de 148 autores, entre ellos, Rosa Montero, Felipe Restrepo Pombo y Margo Glantz

Gossip

Gepe está listo para regresar a los escenarios en vivo

El cantante se prepara para su concierto en Ciudad de México, con el cual se reencuentra oficialmente con sus fans

Gossip

Carolina Miranda y José Ron protagonizan La mujer del diablo, nueva apuesta de Vix+

La mujer del diablo, es una de las apuestas fuertes de la plataforma Vix+