/ jueves 27 de abril de 2017

El cantante Miguel Bosé celebra sus 40 años de carrera

El cantante español Miguel Bosé, que repasa este 2017 sus 40 años de carrera, aseguró ayer que todavía le queda mucho por “alcanzar” en la música, por lo que “va a haber Bosé para mucho tiempo y Miguel para más”.

En una entrevista en público durante la Conferencia Billboard de la Música Latina que tiene lugar aquí esta semana, Bosé insistió en que la paternidad ha desatado una “creatividad huracanada” en él y a sus 61 años tiene un panorama “insospechable e infinito” por delante, tanto en el plano musical como el activismo.

Explicó que dentro de él conviven dos personalidades desde hace mucho tiempo, “Miguel y Bosé”, una dicotomía que viene de lejos y que el intérprete suele usar para describir la diferencia entre el artista y la persona que es dentro de casa, con su familia y activista por distintas causas sociales.

“Utilizo a Bosé para mediatizar el mensaje que manda Miguel”, apuntó el artista, inmerso en una gira americana que inició en México y le lleva por ocho países, desde Argentina a Estados Unidos, y en la que hace balance de su carrera. El cantante de éxitos como Morena mía y Amante bandido publicó el año pasado su MTV Unplugged, un proyecto para el que tuvo que adaptar su repertorio basado en la música por ordenador al “corazón” del acústico. Para él, esa experiencia fue “interesantísima”, aunque tuvo que fabricar “nuevas estructuras” e incluso modificar la letra de algunas canciones. “ESTARÉ”  Y LA FAMA

En su nuevo espectáculo en vivo, Estaré, repasa toda su trayectoria artística desde su primer éxito, Linda, publicado en 1977 y con el que comenzó a ser alguien más aparte del hijo del torero español Luis Miguel Dominguín y de la actriz italiana Lucia Bosé.

Reconoció que partió “con ventaja” en su camino hacia la fama por la familia en la que nació, relacionada con personajes históricos como Pablo Picasso, Ernest Hemingway y Jean Cocteau.

Pero al mismo tiempo bromeó con que, en sus inicios, alguna de sus letras eran “terribles”, como era el caso de la propia Linda. “Estoy pidiendo a una mujer que mientras le voy a quitar la virginidad voy a pensar en otra”, dijo el artista, que bromeó con el momento en el que sus jóvenes seguidoras de la época le miraban “extasiadas”, sin entender bien la letra.

VENEZUELA

En Miami, ciudad a la que volverá el 6 de mayo dentro de su gira, mandó un mensaje especial para Venezuela y criticó a los gobernantes del resto del mundo por su “alarmante e imperdonable” comportamiento, que calificó de “desidia”.

El cantante español Miguel Bosé, que repasa este 2017 sus 40 años de carrera, aseguró ayer que todavía le queda mucho por “alcanzar” en la música, por lo que “va a haber Bosé para mucho tiempo y Miguel para más”.

En una entrevista en público durante la Conferencia Billboard de la Música Latina que tiene lugar aquí esta semana, Bosé insistió en que la paternidad ha desatado una “creatividad huracanada” en él y a sus 61 años tiene un panorama “insospechable e infinito” por delante, tanto en el plano musical como el activismo.

Explicó que dentro de él conviven dos personalidades desde hace mucho tiempo, “Miguel y Bosé”, una dicotomía que viene de lejos y que el intérprete suele usar para describir la diferencia entre el artista y la persona que es dentro de casa, con su familia y activista por distintas causas sociales.

“Utilizo a Bosé para mediatizar el mensaje que manda Miguel”, apuntó el artista, inmerso en una gira americana que inició en México y le lleva por ocho países, desde Argentina a Estados Unidos, y en la que hace balance de su carrera. El cantante de éxitos como Morena mía y Amante bandido publicó el año pasado su MTV Unplugged, un proyecto para el que tuvo que adaptar su repertorio basado en la música por ordenador al “corazón” del acústico. Para él, esa experiencia fue “interesantísima”, aunque tuvo que fabricar “nuevas estructuras” e incluso modificar la letra de algunas canciones. “ESTARÉ”  Y LA FAMA

En su nuevo espectáculo en vivo, Estaré, repasa toda su trayectoria artística desde su primer éxito, Linda, publicado en 1977 y con el que comenzó a ser alguien más aparte del hijo del torero español Luis Miguel Dominguín y de la actriz italiana Lucia Bosé.

Reconoció que partió “con ventaja” en su camino hacia la fama por la familia en la que nació, relacionada con personajes históricos como Pablo Picasso, Ernest Hemingway y Jean Cocteau.

Pero al mismo tiempo bromeó con que, en sus inicios, alguna de sus letras eran “terribles”, como era el caso de la propia Linda. “Estoy pidiendo a una mujer que mientras le voy a quitar la virginidad voy a pensar en otra”, dijo el artista, que bromeó con el momento en el que sus jóvenes seguidoras de la época le miraban “extasiadas”, sin entender bien la letra.

VENEZUELA

En Miami, ciudad a la que volverá el 6 de mayo dentro de su gira, mandó un mensaje especial para Venezuela y criticó a los gobernantes del resto del mundo por su “alarmante e imperdonable” comportamiento, que calificó de “desidia”.