/ miércoles 6 de enero de 2016

Madonna busca recuperar a su hijo

POR NAYELLI LANGARICA | El Sol de México

La reina del pop, Madonna, ya alista sus maletas para llegar a nuestro país, donde miles de fanáticos la están esperando con gran ansia, inclusive muchos han puesto a la venta sus más preciadas pertenencias, con tal de obtener un boleto de entrada para sus conciertos.

La cantautora, empresaria y actriz estadunidense es toda una profesional ya que aun con la trifulca del amotinamiento que está llevando a cabo su hijo de 15 años, Rocco Ritchie, al no querer regresar con ella a Londres, luego de pasar una estancia junto a su padre Guy Ritchie en Nueva York, al parecer, el joven se encuentra cansado del espíritu controlador y de la “falta de estabilidad” que supone compartir techo con la celebridad, por lo que le pidió a su padre vivir junto a él y su flamante esposa, Jacqui Ainsley.

Ante el juez

El conflicto fue llevado a la justicia por Madonna, puesto que las condiciones de custodia fijadas en el acuerdo de divorcio establecen que Rocco puede decidir cambiar los términos del mismo, pero antes deberá “discutirlo” directamente con su madre.

Peticiones

Claro que esto no es ni será un impedimento para que la artista arribe a México, donde incluso ya circulan algunas de sus peticiones para su estancia: 30 guardaespaldas, camerino lleno de flores blancas y rosas con tallos que no superen las seis pulgadas, un equipo de prestigiosos y reconocidos chefs especialistas en alimentos vegetarianos, un acupunturista, instructor de yoga, un equipo de profesionales de la limpieza en seco, que los espacios de su camerino sean forrados en tela especial en tonalidades blancas y color rosadas y 20 líneas telefónicas.

Los mensajes de sus seguidores en redes exhibiendo sus boletos o vendiendo pertenencias para poder comprarlos pululan dejando ver el poder de convocatoria que sigue teniendo la Reina del Pop, ya que es bien sabido que ofrece mucho más que música en el escenario, los afortunados asistentes tendrán la oportunidad de vivir un espectáculo de otro nivel.

/arm

POR NAYELLI LANGARICA | El Sol de México

La reina del pop, Madonna, ya alista sus maletas para llegar a nuestro país, donde miles de fanáticos la están esperando con gran ansia, inclusive muchos han puesto a la venta sus más preciadas pertenencias, con tal de obtener un boleto de entrada para sus conciertos.

La cantautora, empresaria y actriz estadunidense es toda una profesional ya que aun con la trifulca del amotinamiento que está llevando a cabo su hijo de 15 años, Rocco Ritchie, al no querer regresar con ella a Londres, luego de pasar una estancia junto a su padre Guy Ritchie en Nueva York, al parecer, el joven se encuentra cansado del espíritu controlador y de la “falta de estabilidad” que supone compartir techo con la celebridad, por lo que le pidió a su padre vivir junto a él y su flamante esposa, Jacqui Ainsley.

Ante el juez

El conflicto fue llevado a la justicia por Madonna, puesto que las condiciones de custodia fijadas en el acuerdo de divorcio establecen que Rocco puede decidir cambiar los términos del mismo, pero antes deberá “discutirlo” directamente con su madre.

Peticiones

Claro que esto no es ni será un impedimento para que la artista arribe a México, donde incluso ya circulan algunas de sus peticiones para su estancia: 30 guardaespaldas, camerino lleno de flores blancas y rosas con tallos que no superen las seis pulgadas, un equipo de prestigiosos y reconocidos chefs especialistas en alimentos vegetarianos, un acupunturista, instructor de yoga, un equipo de profesionales de la limpieza en seco, que los espacios de su camerino sean forrados en tela especial en tonalidades blancas y color rosadas y 20 líneas telefónicas.

Los mensajes de sus seguidores en redes exhibiendo sus boletos o vendiendo pertenencias para poder comprarlos pululan dejando ver el poder de convocatoria que sigue teniendo la Reina del Pop, ya que es bien sabido que ofrece mucho más que música en el escenario, los afortunados asistentes tendrán la oportunidad de vivir un espectáculo de otro nivel.

/arm