/ viernes 18 de agosto de 2023

[Entrevista] Gustavo Santaolalla, el multifacético

A propósito del premio a la Excelencia Musical que le otorgará la Academia Latina de la Grabación, el músico y productor reflexiona sobre su trayectoria y los giros que ha dado la industria

No son pocos los que ven en el argentino Gustavo Santaolalla una especie de “Rey Midas del Rock en Español”. Y no es para menos, ya que durante toda la década de los noventa el también músico y compositor fue el encargado de hacer la magia en discos clave de la música popular de nuestra región, desde Molotov hasta Julieta Venegas, pasando por Café Tacvba y decenas de artistas que cosecharon sus múltiples éxitos gracias a la experimentada mano de este hombre, como también se puede ver en la serie documental Rompan Todo.

Recomendado para ti: Recuperan instrumentos olvidados con Inteligencia Artificial

No menos importante es su trabajo con el colectivo Bajofondo Tango Club y sus decenas de proyectos para bandas sonoras de talla internacional, entre las que destacan Amores Perros, Brokeback Mountain, Babel, Narcos: México y más recientemente The Last of Us.

Y ya para los muy enterados, también quedan para la historia sus tempranas incursiones en bandas argentinas como Arco Iris y Soluna, entre 1967 y 1977, que forjaron al artista que años después saldría a dar y repartir su talento por todo Latinoamérica en decenas de proyectos relevantes.

Por todo lo anterior, Santaolalla será uno de los homenajeados especiales por la Academia Latina de la Grabación en su edición 2023, con un premio a la Excelencia Musical, en reconocimiento a sus aportaciones a la música de nuestro continente.

Así que aprovechamos la ocasión para charlar con él acerca de este reconocimiento, de los cambios que ha sufrido la industria musical y de los retos tecnológicos que le esperan en el futuro.


¿Cómo te cae este premio, luego de haber recibido tantos Grammy por distintos proyectos de tu trayectoria?

Sí, por suerte he tenido la oportunidad de recibir este reconocimiento algunas veces, siempre recuerdo que la primera vez que me nominaron que fue con el primer álbum de Café Tacuba, aunque perdí y en ese momento no me imaginaba que volverían a llegar más reconocimientos, como los de los Oscars, los BAFTA, Golden Globe y todos los reconocimientos que la verdad siempre son muy gratificantes, aunque eso sí, siempre soy muy consciente de que los premios no son para mí, sino para mi trabajo que hemos hecho con toda la gente con la que colaboro, y a los años de estar haciéndolo, pero es algo que me supera, porque en algún momento uno se convierte una especie de transmisor… Es un premio a tu equipo digamos, a todos los que trabajan contigo y al trabajo que se logra.

Por otro lado, yo siempre digo que creo mucho en lo de 80 por ciento de transpiración y 20 por ciento de inspiración, creo mucho en el trabajo, me gusta mucho esa frase de Picasso que decía “espero que la inspiración me encuentre trabajando”, así que soy de trabajar y trabajar hasta que la magia sucede.


¿Este premio en particular es especial por alguna razón?

Bueno, creo lo que tiene de lindo es que se trata de un reconocimiento, no a una obra en particular, sino a un compendio de trabajos, que uno ha hecho y a una carrera de haber estado comprometido con una visión coherente, porque yo en el año 2016 apreté por primera vez el botón de pausa, como diciendo ya llegué hasta aquí, porque siempre miraba hacia adelante y tratando de ponerme nuevos desafíos, tratando de no quedarme en la zona de confort, ni de repetir una fórmula, sino tratando de buscar y si por eso si miras en mis producciones, verás una variedad que va de Molotov al Kronos Quartet, de Julieta Venegas a Bersuit o de Café Tacvba a Juanes, siempre en un rango muy amplio, desde trabajar con los maestros tangueros de 80 años hasta la Maldita Vecindad cuando empezaban y tenían 17 o 18 años, y esa variedad implica un desafío que siempre me impuse, pero nunca miraba para atrás, y yo creo que esa atemporalidad es un poco también lo que se premia, ¿no?

Es curioso que tu carrera haya dado varios giros, más o menos en el mismo sentido que la industria musical, en los noventas con el rock latino, después con los proyectos en Hollywood y actualmente con las bandas sonoras.

Y con el videojuego también, ¿eh? Pero sí, es un desafío que siempre he buscado y no tengo ningún prejuicio de realizar ciertos proyectos sólo porque anteriormente gané por ejemplo un Oscar, para mí todo lugar en el que haya espacio para que la música juegue un rol, me interesa.

Estamos trabajando en un musical ahora, por ejemplo. Respecto a los giros que ha tenido la industria pues… Yo en lo que trabajo es en el contenido, entonces quizá cambien los modos de distribución o los modos de recompensar el trabajo, pero son momentos de transición, mira lo que está pasando en Hollywood ahora, con la huelga y todo eso, porque hay que replantearse muchas cosas con la tecnología y con los avances que hay, pero yo en lo que siempre he estado ocupado es en tener un contenido interesante, atractivo para la gente, porque los cambios siempre van a suceder, pero uno tiene que estar conectado con la vida misma para poder ser relevante, para hacer algo que conecte con la gente y con en el momento que la gente está viviendo.

Las cosas que son realmente creativas será muy difícil que puedan ser reemplazadas por la inteligencia artificial

Gustavo Santaolalla, Productor Musical


Ya que tocas el tema de la huelga de Hollywood, es interesante que mientras los actores y escritores están alertando de los riesgos que supone la Inteligencia Artificial en el entretenimiento, el gremio de los músicos está prácticamente dormido. ¿Qué opinas de ello?

Mira, los avances tecnológicos para mí terminan siendo instrumentos o herramientas que uno puede utilizar, pero que de alguna manera nunca van a poder reemplazarnos. Por ejemplo, tenemos la capacidad de tener samples increíbles, con todas las cantidades de detalles y de sutilezas que quieras, y sin embargo nada va a reemplazar a una orquesta de 60 tipos tocando, por eso los siguen empleando en las orquestas y en muchos proyectos, entonces yo creo que la inteligencia artificial a lo mejor podrá reemplazar a música que ya por su naturaleza es desechable, porque hay música que funciona como los platos de plástico del picnic y después se tiran, y eso no tiene nada de malo, porque es una música que funciona para eso, por eso yo digo que las cosas que son realmente creativas será muy difícil que puedan ser reemplazadas por la inteligencia artificial.

Los propios Grammy anunciaron que no van a nominar ninguna obra generada total o parcialmente con inteligencia artificial.

Sí, son ese tipo de cosas que cuando aparece una nueva tecnología produce todo ese tipo de cuestionamientos, pero pienso que vendrá un periodo de transición hasta que se acomoden las cosas, ¿no? Yo me acuerdo cuando salió el código de barras que había artistas que decían: No, mi disco no va a tener código de barras, pero luego las cosas ya se encaminan… Yo creo que va a ser medio imposible hacer algo que sea totalmente hecho con Inteligencia Artificial, pero al mismo tiempo ya casi no se hacen cosas que no la tengan, porque si estás trabajando con un autotune, pues de alguna manera ya lo estás haciendo artificialmente. Creo que estamos viviendo un cambio muy profundo por todo lo que está ocurriendo en el mundo, porque lo que está cambiando es el ser humano, con todos los progresos que se han hecho con la genética, con la robótica y con otras tecnologías que, cuando las combinas, verás que será una gran revolución.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Indudablemente. ¿Qué proyectos tienes ahora en puerta, en qué estás trabajando para el futuro?

Bueno, me voy a referir sólo a las musicales, porque tengo una pequeña editorial de libros, un proyecto vitivinícola y todo eso, pero en lo que se refiere a la música, estoy trabajando en el próximo álbum de Bajofondo y en dos largometrajes, uno de ellos es un documental sobre Nora Cortiñas, que es una de las líderes de las Madres de la Plaza de Mayo. Estoy trabajando en el primer largometraje de mi amigo Rodrigo Prieto, que está basado nada más y nada menos que en la obra de Juan Rulfo, Pedro Páramo, lo cual me tiene muy entusiasmado. Por otro lado, van a cumplirse 25 años de la salida de Ronroco, que fue el álbum que de alguna manera me abrió las puertas al cine… Van a haber un montón de cosas, por ejemplo, voy a tener un instrumento edición Ronroco y un concierto alrededor de la música de RonrocoVienen un montón de proyectos más, muchísimo trabajo.


 

 

No son pocos los que ven en el argentino Gustavo Santaolalla una especie de “Rey Midas del Rock en Español”. Y no es para menos, ya que durante toda la década de los noventa el también músico y compositor fue el encargado de hacer la magia en discos clave de la música popular de nuestra región, desde Molotov hasta Julieta Venegas, pasando por Café Tacvba y decenas de artistas que cosecharon sus múltiples éxitos gracias a la experimentada mano de este hombre, como también se puede ver en la serie documental Rompan Todo.

Recomendado para ti: Recuperan instrumentos olvidados con Inteligencia Artificial

No menos importante es su trabajo con el colectivo Bajofondo Tango Club y sus decenas de proyectos para bandas sonoras de talla internacional, entre las que destacan Amores Perros, Brokeback Mountain, Babel, Narcos: México y más recientemente The Last of Us.

Y ya para los muy enterados, también quedan para la historia sus tempranas incursiones en bandas argentinas como Arco Iris y Soluna, entre 1967 y 1977, que forjaron al artista que años después saldría a dar y repartir su talento por todo Latinoamérica en decenas de proyectos relevantes.

Por todo lo anterior, Santaolalla será uno de los homenajeados especiales por la Academia Latina de la Grabación en su edición 2023, con un premio a la Excelencia Musical, en reconocimiento a sus aportaciones a la música de nuestro continente.

Así que aprovechamos la ocasión para charlar con él acerca de este reconocimiento, de los cambios que ha sufrido la industria musical y de los retos tecnológicos que le esperan en el futuro.


¿Cómo te cae este premio, luego de haber recibido tantos Grammy por distintos proyectos de tu trayectoria?

Sí, por suerte he tenido la oportunidad de recibir este reconocimiento algunas veces, siempre recuerdo que la primera vez que me nominaron que fue con el primer álbum de Café Tacuba, aunque perdí y en ese momento no me imaginaba que volverían a llegar más reconocimientos, como los de los Oscars, los BAFTA, Golden Globe y todos los reconocimientos que la verdad siempre son muy gratificantes, aunque eso sí, siempre soy muy consciente de que los premios no son para mí, sino para mi trabajo que hemos hecho con toda la gente con la que colaboro, y a los años de estar haciéndolo, pero es algo que me supera, porque en algún momento uno se convierte una especie de transmisor… Es un premio a tu equipo digamos, a todos los que trabajan contigo y al trabajo que se logra.

Por otro lado, yo siempre digo que creo mucho en lo de 80 por ciento de transpiración y 20 por ciento de inspiración, creo mucho en el trabajo, me gusta mucho esa frase de Picasso que decía “espero que la inspiración me encuentre trabajando”, así que soy de trabajar y trabajar hasta que la magia sucede.


¿Este premio en particular es especial por alguna razón?

Bueno, creo lo que tiene de lindo es que se trata de un reconocimiento, no a una obra en particular, sino a un compendio de trabajos, que uno ha hecho y a una carrera de haber estado comprometido con una visión coherente, porque yo en el año 2016 apreté por primera vez el botón de pausa, como diciendo ya llegué hasta aquí, porque siempre miraba hacia adelante y tratando de ponerme nuevos desafíos, tratando de no quedarme en la zona de confort, ni de repetir una fórmula, sino tratando de buscar y si por eso si miras en mis producciones, verás una variedad que va de Molotov al Kronos Quartet, de Julieta Venegas a Bersuit o de Café Tacvba a Juanes, siempre en un rango muy amplio, desde trabajar con los maestros tangueros de 80 años hasta la Maldita Vecindad cuando empezaban y tenían 17 o 18 años, y esa variedad implica un desafío que siempre me impuse, pero nunca miraba para atrás, y yo creo que esa atemporalidad es un poco también lo que se premia, ¿no?

Es curioso que tu carrera haya dado varios giros, más o menos en el mismo sentido que la industria musical, en los noventas con el rock latino, después con los proyectos en Hollywood y actualmente con las bandas sonoras.

Y con el videojuego también, ¿eh? Pero sí, es un desafío que siempre he buscado y no tengo ningún prejuicio de realizar ciertos proyectos sólo porque anteriormente gané por ejemplo un Oscar, para mí todo lugar en el que haya espacio para que la música juegue un rol, me interesa.

Estamos trabajando en un musical ahora, por ejemplo. Respecto a los giros que ha tenido la industria pues… Yo en lo que trabajo es en el contenido, entonces quizá cambien los modos de distribución o los modos de recompensar el trabajo, pero son momentos de transición, mira lo que está pasando en Hollywood ahora, con la huelga y todo eso, porque hay que replantearse muchas cosas con la tecnología y con los avances que hay, pero yo en lo que siempre he estado ocupado es en tener un contenido interesante, atractivo para la gente, porque los cambios siempre van a suceder, pero uno tiene que estar conectado con la vida misma para poder ser relevante, para hacer algo que conecte con la gente y con en el momento que la gente está viviendo.

Las cosas que son realmente creativas será muy difícil que puedan ser reemplazadas por la inteligencia artificial

Gustavo Santaolalla, Productor Musical


Ya que tocas el tema de la huelga de Hollywood, es interesante que mientras los actores y escritores están alertando de los riesgos que supone la Inteligencia Artificial en el entretenimiento, el gremio de los músicos está prácticamente dormido. ¿Qué opinas de ello?

Mira, los avances tecnológicos para mí terminan siendo instrumentos o herramientas que uno puede utilizar, pero que de alguna manera nunca van a poder reemplazarnos. Por ejemplo, tenemos la capacidad de tener samples increíbles, con todas las cantidades de detalles y de sutilezas que quieras, y sin embargo nada va a reemplazar a una orquesta de 60 tipos tocando, por eso los siguen empleando en las orquestas y en muchos proyectos, entonces yo creo que la inteligencia artificial a lo mejor podrá reemplazar a música que ya por su naturaleza es desechable, porque hay música que funciona como los platos de plástico del picnic y después se tiran, y eso no tiene nada de malo, porque es una música que funciona para eso, por eso yo digo que las cosas que son realmente creativas será muy difícil que puedan ser reemplazadas por la inteligencia artificial.

Los propios Grammy anunciaron que no van a nominar ninguna obra generada total o parcialmente con inteligencia artificial.

Sí, son ese tipo de cosas que cuando aparece una nueva tecnología produce todo ese tipo de cuestionamientos, pero pienso que vendrá un periodo de transición hasta que se acomoden las cosas, ¿no? Yo me acuerdo cuando salió el código de barras que había artistas que decían: No, mi disco no va a tener código de barras, pero luego las cosas ya se encaminan… Yo creo que va a ser medio imposible hacer algo que sea totalmente hecho con Inteligencia Artificial, pero al mismo tiempo ya casi no se hacen cosas que no la tengan, porque si estás trabajando con un autotune, pues de alguna manera ya lo estás haciendo artificialmente. Creo que estamos viviendo un cambio muy profundo por todo lo que está ocurriendo en el mundo, porque lo que está cambiando es el ser humano, con todos los progresos que se han hecho con la genética, con la robótica y con otras tecnologías que, cuando las combinas, verás que será una gran revolución.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Indudablemente. ¿Qué proyectos tienes ahora en puerta, en qué estás trabajando para el futuro?

Bueno, me voy a referir sólo a las musicales, porque tengo una pequeña editorial de libros, un proyecto vitivinícola y todo eso, pero en lo que se refiere a la música, estoy trabajando en el próximo álbum de Bajofondo y en dos largometrajes, uno de ellos es un documental sobre Nora Cortiñas, que es una de las líderes de las Madres de la Plaza de Mayo. Estoy trabajando en el primer largometraje de mi amigo Rodrigo Prieto, que está basado nada más y nada menos que en la obra de Juan Rulfo, Pedro Páramo, lo cual me tiene muy entusiasmado. Por otro lado, van a cumplirse 25 años de la salida de Ronroco, que fue el álbum que de alguna manera me abrió las puertas al cine… Van a haber un montón de cosas, por ejemplo, voy a tener un instrumento edición Ronroco y un concierto alrededor de la música de RonrocoVienen un montón de proyectos más, muchísimo trabajo.


 

 

Finanzas

Aguacate producido en huertas ilegales no debe exportarse a EU: Ken Salazar

El diplomático explicó que esta medida iría en dos sentidos: el cuidado del medio ambiente y garantizar que los productores cumplan el proceso de formalización laboral

Política

Haremos una campaña imposible de ignorar: Laura Ballesteros

Laura Ballesteros fue anunciada este 26 de febrero como coordinadora de la campaña presidencial de Jorge Álvarez Máynez

Metrópoli

CDMX ofrece créditos a afectados por microsismos en Mixcoac

Personas afectadas por los microsismos de diciembre en la alcaldía Benito Juárez podrán recibir créditos blandos de 210 mil pesos para reparar los daños

Política

Asesinan a precandidato de Morena por la alcaldía de Maravatío

Miguel Ángel Zavala Reyes se encontraba afuera de un hospital cuando fue asesinado por sujetos armados

Política

Atacan a balazos a Omar Jalil Flores, ex alcalde de Taxco

El ex alcalde de Taxco Omar Jalil Flores Majul fue atacado a balazos en la autopista Iguala-Cuernavaca

Finanzas

Iberdrola cierra venta de 13 plantas eléctricas a CFE por 6 mil 200 mdd

Las 13 plantas que vendió Iberdrola a CFE representan 55% de su actividad en México hasta 2023