/ jueves 27 de junio de 2019

Gualberto Castro, la gran voz

Gualberto Castro comenzó su carrera artística siendo un niño formando parte de Los Panchitos

Considerado uno de los mejores cantantes mexicanos de música popular, Gualberto Castro comenzó su carrera artística siendo un niño. Cantaba en el cine Ópera del entonces Distrito Federal, formando parte de Los Panchitos, el grupo que tiempo después sería conocido como Los Hermanos Castro.

Era el año 1953 cuando el empresario Carlos Amador los presentaba entre función y función en aquel escenario de la colonia San Rafael, alternando con Carmen Salinas, quien hacía sus pininos en el espectáculo.

Con el grupo de sus primos Arturo, Jorge y Javier, Gualberto alcanzó grandes triunfos actuando incluso en Las Vegas y en programas musicales de la televisión estadunidense. Más tarde se convertiría en solista, aunque cuando la ocasión lo ameritaba se integraba al colectivo nuevamente; grupo al que posteriormente se añadiría otro primo, Benito.

Dueño de una voz incomparable, brillante y un estilo muy particular que lo llevaron a conquistar el Festival Internacional de la OTI en Puerto Rico, 1975, con la canción La Felicidad, de Felipe Gil, el Gualas –como lo llamaban cariñosamente-- deja una extensa discografía y una trayectoria que incluye, además, participaciones como actor y conductor televisivo, destacando entre sus trabajos La carabina de Ambrosio.

El canto por herencia

Nació en la capital mexicana el 12 de julio de 1934, bautizado con el nombre de Gualberto Antonio Castro Levario. La familia vivía en un edificio de la colonia Guerrero donde uno de los vecinos, Alfonso Mendoza, ostentaba título de maestro de canto nada menos que de La Scala de Milán. Con él, Gualberto tomó sus primeras lecciones de solfeo y proyección de la voz.

Su padre, don Antonio Castro, también cantaba, aunque no lo hacía profesionalmente. Le gustaban las baladas y los boleros, géneros que abrazó Gualberto en vez de la ópera que cultivaba Mendoza.

Sin embargo, no fue fácil para el incipiente cantante encontrar trabajo, así que luego de buscarle, de tocar puertas, empezó como bailarín en el teatro Blanquita.

Ya con Los Hermanos Castro, el buen Gualas lució sus cualidades vocales actuando en bares y centros nocturnos de la capital del país, hasta que un promotor estadunidense los descubrió y contrató para presentarse en Nueva York, pero tampoco resultó fácil. Había que apretarse el cinturón y dormir los cuatro ¡en una misma cama!

La calidad de aquel grupo vocal que sabía manejar y acoplar muy bien sus tesituras, pronto los llevó al estrellato en el vecino país del norte. A su regreso a México, no obstante, Gualberto Castro dirigió su carrera en solitario, al igual que los otros miembros del grupo, resaltando cada uno en lo suyo, aunque fueron Arturo –pianista, compositor y arreglista—y Gualberto quienes sacaron mayor partido.

Reconocido en países como Argentina, Perú y Colombia, Gualberto se dio el lujo de alternar con estrellas de la talla de Paul Anka. Uno de sus grandes éxitos discográficos es la composición de Roberto Cantoral, Qué mal amada estás. Acerca de la clave para mantener intacta su voz luego de 60 años cantando, Gualberto reveló que la disciplina y el mantenerse alejado del cigarro y el alcohol, habían sido determinantes.

Sus mujeres

En cuanto a su vida personal, estuvo casado con Altia Michel de 1954 a 1959; con Susana Edwards de 1962 a 1968; con Mariana Castro de 1979 a 1984; con Alejandra Walliser de 1986 a 2003; con Alexis Córdova de 2004 a 2006 y finalmente con Gudrun Becker. Procreó dos hijos: Altia y Juan Antonio Castro.

Considerado uno de los mejores cantantes mexicanos de música popular, Gualberto Castro comenzó su carrera artística siendo un niño. Cantaba en el cine Ópera del entonces Distrito Federal, formando parte de Los Panchitos, el grupo que tiempo después sería conocido como Los Hermanos Castro.

Era el año 1953 cuando el empresario Carlos Amador los presentaba entre función y función en aquel escenario de la colonia San Rafael, alternando con Carmen Salinas, quien hacía sus pininos en el espectáculo.

Con el grupo de sus primos Arturo, Jorge y Javier, Gualberto alcanzó grandes triunfos actuando incluso en Las Vegas y en programas musicales de la televisión estadunidense. Más tarde se convertiría en solista, aunque cuando la ocasión lo ameritaba se integraba al colectivo nuevamente; grupo al que posteriormente se añadiría otro primo, Benito.

Dueño de una voz incomparable, brillante y un estilo muy particular que lo llevaron a conquistar el Festival Internacional de la OTI en Puerto Rico, 1975, con la canción La Felicidad, de Felipe Gil, el Gualas –como lo llamaban cariñosamente-- deja una extensa discografía y una trayectoria que incluye, además, participaciones como actor y conductor televisivo, destacando entre sus trabajos La carabina de Ambrosio.

El canto por herencia

Nació en la capital mexicana el 12 de julio de 1934, bautizado con el nombre de Gualberto Antonio Castro Levario. La familia vivía en un edificio de la colonia Guerrero donde uno de los vecinos, Alfonso Mendoza, ostentaba título de maestro de canto nada menos que de La Scala de Milán. Con él, Gualberto tomó sus primeras lecciones de solfeo y proyección de la voz.

Su padre, don Antonio Castro, también cantaba, aunque no lo hacía profesionalmente. Le gustaban las baladas y los boleros, géneros que abrazó Gualberto en vez de la ópera que cultivaba Mendoza.

Sin embargo, no fue fácil para el incipiente cantante encontrar trabajo, así que luego de buscarle, de tocar puertas, empezó como bailarín en el teatro Blanquita.

Ya con Los Hermanos Castro, el buen Gualas lució sus cualidades vocales actuando en bares y centros nocturnos de la capital del país, hasta que un promotor estadunidense los descubrió y contrató para presentarse en Nueva York, pero tampoco resultó fácil. Había que apretarse el cinturón y dormir los cuatro ¡en una misma cama!

La calidad de aquel grupo vocal que sabía manejar y acoplar muy bien sus tesituras, pronto los llevó al estrellato en el vecino país del norte. A su regreso a México, no obstante, Gualberto Castro dirigió su carrera en solitario, al igual que los otros miembros del grupo, resaltando cada uno en lo suyo, aunque fueron Arturo –pianista, compositor y arreglista—y Gualberto quienes sacaron mayor partido.

Reconocido en países como Argentina, Perú y Colombia, Gualberto se dio el lujo de alternar con estrellas de la talla de Paul Anka. Uno de sus grandes éxitos discográficos es la composición de Roberto Cantoral, Qué mal amada estás. Acerca de la clave para mantener intacta su voz luego de 60 años cantando, Gualberto reveló que la disciplina y el mantenerse alejado del cigarro y el alcohol, habían sido determinantes.

Sus mujeres

En cuanto a su vida personal, estuvo casado con Altia Michel de 1954 a 1959; con Susana Edwards de 1962 a 1968; con Mariana Castro de 1979 a 1984; con Alejandra Walliser de 1986 a 2003; con Alexis Córdova de 2004 a 2006 y finalmente con Gudrun Becker. Procreó dos hijos: Altia y Juan Antonio Castro.

Sociedad

Llegan refuerzos militares a Baja California tras ola de violencia

Por la ola de violencia que se extendió a Baja California hay 17 detenidos, informó la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana

Sociedad

AMLO promete agua para Monterrey hasta el 2023

El proyecto del acueducto para llevar agua de la presa El Cuchillo a Monterrey operaría a mediados del 2023

CDMX

Gobierno de la CDMX cancela mega proyecto del Estadio Azteca

Juan Manuel Gutiérrez Márquez, director General de Concertación Política, Prevención, Atención Social y Gestión Ciudadana de la CDMX, informó a los vecinos la decisión

Sociedad

AMLO promete agua para Monterrey hasta el 2023

El proyecto del acueducto para llevar agua de la presa El Cuchillo a Monterrey operaría a mediados del 2023

New Articles

“Nos han mentido”: familias de mineros atrapados en Sabinas piden ayuda internacional

Acusaron que hay lentitud en los trabajos de rescate y pidieron que otra vez se presente ahí el presidente López Obrador

Sociedad

Tras varios meses, México registra menos de 10 mil casos de Covid-19

La Ssa prevé que los registros continúen disminuyendo hasta regresar a los números previos al inicio de la quinta ola

Cultura

Escritor Salman Rushdie lucha por su vida tras ataque

El autor de "Versos satánicos" fue apuñalado tres veces en el lado derecho de la parte delantera del cuello, cuatro veces en el estomágo y podría perder uno de sus ojos

Justicia

FGR logra penas de hasta 25 años contra tres hombres por delincuencia organizada en SLP

Luego de 11 años de haber sido detenidos, la Fiscalía Especializada en materia de Delincuencia Organizada dio las sentencias

CDMX

Listas las primeras cicloestaciones en la CDMX de la nueva Ecobici; así puedes usarla

En la alcaldía Benito Juárez instalaron 50 nuevas cicloestaciones y 700 bicicletas listas para su uso