/ martes 16 de enero de 2024

Katy Jurado, la actriz mexicana que con su espíritu indomable conquistó Hollywood

Se cumplen 100 años del natalicio de la primera actriz latinoamericana en ganar un Globo de Oro; en México trabajó con Ismael Rodríguez, Luis Buñuel, Jorge Fons y Arturo Risptein

Una mujer rebelde, con carácter fuerte, decisiones firmes, pero con un espíritu libre es como se recuerda a Katy Jurado, actriz que destacó en el cine mexicano y en Hollywood, logrando reconocimientos como un Globo de Oro y una nominación al Oscar.

Sin embargo, Katy logró grandes trabajos no sólo por su belleza, sino por siempre saber lo que quería y nunca dejarse pisotear por nadie; al menos esa es la imagen que dejó en Estados Unidos, el de una persona que tuvo el poder de implementar su voluntad a grandes productores, incluso darse el lujo de rechazar proyectos que no le interesaban.


María Cristina Estela Marcela Jurado García, su nombre real, nació un 16 de enero de 1924, en Guadalajara, Jalisco, producto de la relación entre el contador Luis Jurado y la cantante Vicenta Estela.

Katy fue la mayor de sus hermanos Luis Raúl y Óscar Jurado. Ella estudió en un colegio religioso, pero al crecer, su belleza cautivó a muchos productores y directores de cine, tanto que la invitaron a participar en distintos proyectos, ejemplo de ello fue la oferta de Emilio “El Indio” Fernández, quien le propuso trabajar en la cinta “La isla de la pasión”, en 1942. Sin embargo, debido a su corta edad, sus padres se opusieron a que se desarrollara frente a los reflectores. Pero fue su carácter firme el que la llevó a hacer lo que más le interesaba: la actuación.

Para soltarse de la tutela de sus padres, Katy contrajo matrimonio en 1943 con el actor Víctor Velázquez, quien era 12 años mayor que ella.

➡️Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

En ese mismo año, Katy debutó en la cinta “No Matarás”, del director Chano Urieta, seguido de Internado para Señoritas, de Gilberto Martínez Solares.

“La industria del cine clásico solía ser muy injusta con las actrices, la mayoría dejaban de trabajar después de los 35. Quizá la impresión más grande que me causó Katy Jurado fue verla envejecer. No recuerdo otro caso, excepto Silvia Pinal, de una actriz del cine clásico con esa trayectoria que filmara también en la década de los 70”, afirmó en entrevista Karina Solórzano, programadora e investigadora de cine mexicano.

En 1944, Katy recibió tres grandes regalos, el estreno de sus dos películas: “La vida inútil de Pito Pérez” y “Balajú”, mientras que el tercero fue el nacimiento de Víctor Hugo, su primogénito. Sin embargo, la mala relación con Velázquez quebró su matrimonio tres años después. Él se casó con Elda Dondé, mientras que Katy recibió sola a su segunda hija Sandra.

Cortesía: Mediateca INAH

“El museo del crimen” (1945), “Soltera y con gemelos” (1945) y “Nosotros los pobres” (1948), del director Ismael Rodríguez, donde compartió créditos con Pedro Infante y Evita Muñoz, formaron parte del currículum de Jurado.

Para inicios de los años 50, su gusto por los toros la llevó a ser comentarista, además de crítica de cine. Fue en este mundo taurino que Katy conoció al director estadounidense Budd Boetticher, quien la convirtió en la protagonista de su película “El torero y la dama” (1951).

“Con su mirada lánguida, sus bellos ojos y su cuerpo exuberante, Katy Jurado tenía todo para adueñarse del estereotipo de villana y de vampiresa de cuerpo deslumbrante y sensualidad a flor de piel, como lo muestran sus participaciones en ‘Nosotros los pobres’, ‘Hay lugar para dos’ o ‘El Bruto’”, afirmó en entrevista Rafael Aviña, escritor, crítico e investigador de cine.

“Pudo quedarse a ese simple nivel como sucedió con muchas actrices de aquellos años, sin embargo, aquello no era suficiente para Katy quien supo darle un giro más humano y realista a sus personajes por encima del estereotipo. No sólo eso, hizo una espectacular carrera en Hollywood tan importante como la que hizo Dolores del Río o Salma Hayek”, agregó Aviña.

Katy cruzó la frontera y ahora sus trabajos eran principalmente en Estados Unidos como “Solo ante el peligro” (High Noon, 1952), de Fred Zinnemann y “Lanza rota” (Broken Lance, 1954). Estos dos proyectos fueron de los más importantes ya que el primero le hizo estar nominada para los Globos de Oro de 1953 en las categorías de Mejor Promesa Femenina y Mejor Actriz de Reparto, en ésta última resultó ganadora de la estatuilla.

Mientras que en 1955, Katy fue nominada a un Oscar por su trabajo en la categoría de Mejor Actriz de Reparto; aunque no consiguió el premio, sí se ganó el respeto de muchos del gremio.

“Tienes que defender tu posición, tu nombre. Si tú sabes lo que estás haciendo, el americano te respeta, pero eso de que porque eres mexicana te ponen en otro lugar, ¡no!, a mí no me pasó nada de eso”, aseguró Jurado en una entrevista para Paty Chapoy.

Foto: Cuartoscuro.com

También destacó en “A Covenant with Death” (1967), “Stay Away, Joe” (1968) y “Any Second Now” (1969).

“Fue la primera actriz latinoamericana en ganarlo por su actuación en esa enorme película que es High Noon, en donde comparte créditos con Gary Cooper y Grace Kelly. Hollywood había construido esa imagen que rescata Buñuel: la de mujer fatal de cabello negro y ojos enigmáticos. Quizá ese estereotipo fue el que le permitió encontrar un camino en Estados Unidos, encarnaba el papel de mujer extranjera y exótica, una morocha que era la oposición de la rubia santa, pura y virginal con la que solía casarse el protagonista”, expresó Solórzano.

Uno de los proyectos por el que más se recuerda a Katy fue “El bruto”, cinta de Luis Buñuel, donde compartió créditos con Pedro Armendáriz, Rosita Arenas y Andrés Soler.

“Dos grandes momentos de Katy Jurado fue en ‘El bruto’, donde dio vida a ‘Paloma’, una mujer fatal tiene el cabello negro y unos ojos bellísimos; acaricia los brazos de Pedro Armendáriz que parece un poco confundido por su seducción.

Casi veinte años después es ‘Eulogia’, una mujer mayor, gorda y de clase trabajadora que intenta rescatar el cadáver de su marido para poder velarlo.

Es el capítulo ‘Caridad’ dirigido por Jorge Fons de la película Fe, Esperanza y Caridad (1973)”, recordó Solórzano. En 1958 filmó Arizona, prisión federal, del director Delmer Daves y un año después contrajo matrimonio nuevamente, ahora con el ganador del premio Oscar y de Globos de Oro Ernest Borgnine. Cuatro años más tarde se divorciaron debido a las agresiones físicas que recibió Katy de parte de Ernest.

El dolor más grande de su vida llegó en 1981 cuando falleció su primogénito en un accidente de carretera. La actriz jamás superó esa pérdida, de hecho, a partir de ahí comenzó su decadencia. Tuvo crisis depresivas, comía y fumaba mucho.

A finales de los años noventa, luego de un retiro de más de una década, Katy volvió a la pantalla grande de la mano del cineasta Arturo Ripstein con el filme “El evangelio de las maravillas”.

“Creo que su firmeza de carácter, su belleza latina y saberse una mujer sensual hizo que sus papeles en Hollywood adquirieran gran presencia. No sólo fue merecedora del Globo de Oro y la nominación al Oscar, sino que compartió créditos con figuras de la talla de Gary Cooper, Kirk Douglas, Charlton Heston, Spencer Tracy, Burt Lancaster, Tony Curtis, Marlon Brando, Elvis Presley, Antony Quinn, Ernest Borgnine, Alan Ladd, Richard Widmark, Robert Wagner, Grace Kelly, Gina Lollobrigida, Jean Peters y en México, ni se diga”, comentó Rafael Aviña.

Su último proyecto fue “Un secreto de esperanza”, rodado en 2001, Katy Jurado ya no pudo asistir al estreno, falleció el 5 de julio de 2002 a los 78 años, en Cuernavaca, Morelos, consecuencia de un infarto.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Años antes ya había presentado problemas de salud, incluso tuvo cáncer en el intestino; en 1999 fue hospitalizada en Nuevo León por una oclusión intestinal y bronquitis crónica causada por el cigarro.

Al final de su vida tuvo 8 nietos y 10 bisnietos.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Una mujer rebelde, con carácter fuerte, decisiones firmes, pero con un espíritu libre es como se recuerda a Katy Jurado, actriz que destacó en el cine mexicano y en Hollywood, logrando reconocimientos como un Globo de Oro y una nominación al Oscar.

Sin embargo, Katy logró grandes trabajos no sólo por su belleza, sino por siempre saber lo que quería y nunca dejarse pisotear por nadie; al menos esa es la imagen que dejó en Estados Unidos, el de una persona que tuvo el poder de implementar su voluntad a grandes productores, incluso darse el lujo de rechazar proyectos que no le interesaban.


María Cristina Estela Marcela Jurado García, su nombre real, nació un 16 de enero de 1924, en Guadalajara, Jalisco, producto de la relación entre el contador Luis Jurado y la cantante Vicenta Estela.

Katy fue la mayor de sus hermanos Luis Raúl y Óscar Jurado. Ella estudió en un colegio religioso, pero al crecer, su belleza cautivó a muchos productores y directores de cine, tanto que la invitaron a participar en distintos proyectos, ejemplo de ello fue la oferta de Emilio “El Indio” Fernández, quien le propuso trabajar en la cinta “La isla de la pasión”, en 1942. Sin embargo, debido a su corta edad, sus padres se opusieron a que se desarrollara frente a los reflectores. Pero fue su carácter firme el que la llevó a hacer lo que más le interesaba: la actuación.

Para soltarse de la tutela de sus padres, Katy contrajo matrimonio en 1943 con el actor Víctor Velázquez, quien era 12 años mayor que ella.

➡️Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

En ese mismo año, Katy debutó en la cinta “No Matarás”, del director Chano Urieta, seguido de Internado para Señoritas, de Gilberto Martínez Solares.

“La industria del cine clásico solía ser muy injusta con las actrices, la mayoría dejaban de trabajar después de los 35. Quizá la impresión más grande que me causó Katy Jurado fue verla envejecer. No recuerdo otro caso, excepto Silvia Pinal, de una actriz del cine clásico con esa trayectoria que filmara también en la década de los 70”, afirmó en entrevista Karina Solórzano, programadora e investigadora de cine mexicano.

En 1944, Katy recibió tres grandes regalos, el estreno de sus dos películas: “La vida inútil de Pito Pérez” y “Balajú”, mientras que el tercero fue el nacimiento de Víctor Hugo, su primogénito. Sin embargo, la mala relación con Velázquez quebró su matrimonio tres años después. Él se casó con Elda Dondé, mientras que Katy recibió sola a su segunda hija Sandra.

Cortesía: Mediateca INAH

“El museo del crimen” (1945), “Soltera y con gemelos” (1945) y “Nosotros los pobres” (1948), del director Ismael Rodríguez, donde compartió créditos con Pedro Infante y Evita Muñoz, formaron parte del currículum de Jurado.

Para inicios de los años 50, su gusto por los toros la llevó a ser comentarista, además de crítica de cine. Fue en este mundo taurino que Katy conoció al director estadounidense Budd Boetticher, quien la convirtió en la protagonista de su película “El torero y la dama” (1951).

“Con su mirada lánguida, sus bellos ojos y su cuerpo exuberante, Katy Jurado tenía todo para adueñarse del estereotipo de villana y de vampiresa de cuerpo deslumbrante y sensualidad a flor de piel, como lo muestran sus participaciones en ‘Nosotros los pobres’, ‘Hay lugar para dos’ o ‘El Bruto’”, afirmó en entrevista Rafael Aviña, escritor, crítico e investigador de cine.

“Pudo quedarse a ese simple nivel como sucedió con muchas actrices de aquellos años, sin embargo, aquello no era suficiente para Katy quien supo darle un giro más humano y realista a sus personajes por encima del estereotipo. No sólo eso, hizo una espectacular carrera en Hollywood tan importante como la que hizo Dolores del Río o Salma Hayek”, agregó Aviña.

Katy cruzó la frontera y ahora sus trabajos eran principalmente en Estados Unidos como “Solo ante el peligro” (High Noon, 1952), de Fred Zinnemann y “Lanza rota” (Broken Lance, 1954). Estos dos proyectos fueron de los más importantes ya que el primero le hizo estar nominada para los Globos de Oro de 1953 en las categorías de Mejor Promesa Femenina y Mejor Actriz de Reparto, en ésta última resultó ganadora de la estatuilla.

Mientras que en 1955, Katy fue nominada a un Oscar por su trabajo en la categoría de Mejor Actriz de Reparto; aunque no consiguió el premio, sí se ganó el respeto de muchos del gremio.

“Tienes que defender tu posición, tu nombre. Si tú sabes lo que estás haciendo, el americano te respeta, pero eso de que porque eres mexicana te ponen en otro lugar, ¡no!, a mí no me pasó nada de eso”, aseguró Jurado en una entrevista para Paty Chapoy.

Foto: Cuartoscuro.com

También destacó en “A Covenant with Death” (1967), “Stay Away, Joe” (1968) y “Any Second Now” (1969).

“Fue la primera actriz latinoamericana en ganarlo por su actuación en esa enorme película que es High Noon, en donde comparte créditos con Gary Cooper y Grace Kelly. Hollywood había construido esa imagen que rescata Buñuel: la de mujer fatal de cabello negro y ojos enigmáticos. Quizá ese estereotipo fue el que le permitió encontrar un camino en Estados Unidos, encarnaba el papel de mujer extranjera y exótica, una morocha que era la oposición de la rubia santa, pura y virginal con la que solía casarse el protagonista”, expresó Solórzano.

Uno de los proyectos por el que más se recuerda a Katy fue “El bruto”, cinta de Luis Buñuel, donde compartió créditos con Pedro Armendáriz, Rosita Arenas y Andrés Soler.

“Dos grandes momentos de Katy Jurado fue en ‘El bruto’, donde dio vida a ‘Paloma’, una mujer fatal tiene el cabello negro y unos ojos bellísimos; acaricia los brazos de Pedro Armendáriz que parece un poco confundido por su seducción.

Casi veinte años después es ‘Eulogia’, una mujer mayor, gorda y de clase trabajadora que intenta rescatar el cadáver de su marido para poder velarlo.

Es el capítulo ‘Caridad’ dirigido por Jorge Fons de la película Fe, Esperanza y Caridad (1973)”, recordó Solórzano. En 1958 filmó Arizona, prisión federal, del director Delmer Daves y un año después contrajo matrimonio nuevamente, ahora con el ganador del premio Oscar y de Globos de Oro Ernest Borgnine. Cuatro años más tarde se divorciaron debido a las agresiones físicas que recibió Katy de parte de Ernest.

El dolor más grande de su vida llegó en 1981 cuando falleció su primogénito en un accidente de carretera. La actriz jamás superó esa pérdida, de hecho, a partir de ahí comenzó su decadencia. Tuvo crisis depresivas, comía y fumaba mucho.

A finales de los años noventa, luego de un retiro de más de una década, Katy volvió a la pantalla grande de la mano del cineasta Arturo Ripstein con el filme “El evangelio de las maravillas”.

“Creo que su firmeza de carácter, su belleza latina y saberse una mujer sensual hizo que sus papeles en Hollywood adquirieran gran presencia. No sólo fue merecedora del Globo de Oro y la nominación al Oscar, sino que compartió créditos con figuras de la talla de Gary Cooper, Kirk Douglas, Charlton Heston, Spencer Tracy, Burt Lancaster, Tony Curtis, Marlon Brando, Elvis Presley, Antony Quinn, Ernest Borgnine, Alan Ladd, Richard Widmark, Robert Wagner, Grace Kelly, Gina Lollobrigida, Jean Peters y en México, ni se diga”, comentó Rafael Aviña.

Su último proyecto fue “Un secreto de esperanza”, rodado en 2001, Katy Jurado ya no pudo asistir al estreno, falleció el 5 de julio de 2002 a los 78 años, en Cuernavaca, Morelos, consecuencia de un infarto.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Años antes ya había presentado problemas de salud, incluso tuvo cáncer en el intestino; en 1999 fue hospitalizada en Nuevo León por una oclusión intestinal y bronquitis crónica causada por el cigarro.

Al final de su vida tuvo 8 nietos y 10 bisnietos.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Política

PAN solicita anular la elección presidencial por falta de piso parejo e intervención del crimen

Marko Cortés, dirigente nacional del PAN, informó que presentaron un Juicio de Inconformidad ante el Tribunal Electoral para que anule la elección presidencial

México

Cinco elementos de la Guardia Nacional están detenidos por masacre en León

El presidente López Obrador confirmó la detención de los 5 miembros de la Guardia Nacional tras el multihomicidio en una vivienda de León que dejó 6 muertos, entre ellos dos niños

Política

Reforma judicial busca eliminar poder de la delincuencia organizada: AMLO

“Lo que queremos es quitarle a los delincuentes un poder que tiene que estar al servicio del pueblo, impartiendo justicia”, señaló AMLO

Política

PRI debe 189.5 mdp a bancos por préstamos

A la deuda millonaria del PRI se suma el recorte de prerrogativas que enfrentará en 2025, cuando deje de recibir cerca de 300 millones de pesos de financiamiento público por su descalabro el 2 de junio

Finanzas

Peso mexicano retoma débil camino por temores reforma judicial

Analistas creen que la rápida depreciación de la moneda en los últimos días la habría colocado ya en niveles donde comenzó a estabilizarse

Política

"No soy antialiancista, soy anti PRIAN", dice el senador panista Damián Zepeda

Acusa que el PRI "fue un lastre" para Acción Nacional en la pasada elección y exige que el partido se abra a la ciudadanía en el cambio de la dirigencia nacional