/ miércoles 5 de julio de 2017

Kudai vuelve para quedarse

Hace siete años el cansancio fue lo que causó la separación del grupo chileno Kudai, así lo revelaron sus integrantes, quienes ahora están de regreso en México para ofrecer un concierto y retomar su carrera musical.

“La ruptura se dio simplemente por cansancio. La banda empezó a principios del 2000, justo cuando teníamos entre 10 y 11 años de edad. Toda nuestra adolescencia la vivimos inmersos en el proyecto, y aunque todo estaba bien, sentíamos que en lo personal debíamos explorar otras cosas”, comentó Pablo Holman.

Tras radicar cinco años en México, país que ayudó a la formación musical y sirvió como punta de lanza a nivel internacional, cada uno requería regresar a Chile para ver a sus familiares y amigos.

“Fue cansancio de la industria y teníamos ganas de irnos a casa. Las chicas se dedicaron a estudiar, mientras que Thomas y yo optamos por seguir en la música. Yo me concentré en México porque me encantó vivir aquí. Sabemos que los medios y los fans se sacaron de onda, pero nosotros queríamos estar lejos, ni siquiera sabíamos cómo explicarlo, únicamente necesitábamos estar tranquilos”, añadió el cantante.

Bárbara Sepúlveda explicó que nunca se les subió la fama, pues tanto su familia como sus representantes los educaron para que no perdieran el foco de su origen y objetivos.

“Si estamos de vuelta es porque queremos retomar el esfuerzo y tanto trabajo que imprimimos desde que éramos chiquitos. Aunque tengamos carreras distintas, la música siempre nos unirá y formará parte de nuestra vida”.

Aclararon que el regreso de Kudai no es temporal, su propósito es continuar de manera permanente, hasta que el público se los permita.

“Estamos poniendo toda nuestra energía, tiempo y el compromiso que esto requiere para que sea algo que dure lo que tenga que durar. Ojalá sea para siempre”, resaltó.

El panorama es distinto, admiten. Ahora abunda el hip hop y el reggaetón, pero confían en la fidelidad de sus seguidores, así como en su capacidad para conquistar a otras generaciones.

“La música cambió y para nosotros no es un problema sino un reto. Sabemos que a muchos de nuestros fans les gusta lo urbano, otros se fueron al rock y unos cuantos se quedaron en el pop. No pretendemos ser los nuevos Maluma, pero tampoco estaría mal que una banda con 18 años de carrera se atreva a probar otros ritmos para conquistar a nuevos públicos, aunque sin perder nuestra esencia”, apuntó Pablo.

La forma de pensar de cada uno también cambió, subrayó Bárbara. “Muchas de las temáticas que abordábamos eran juveniles, como fue el caso de la anorexia y el amor primero de pareja. Hoy queremos continuar enviando mensajes, pero que sean acordes a nuestra edad, pues a los 28 años nos preocupa la estabilidad emocional y lo laboral, por ejemplo”.

Durante la pausa en los escenarios, Pablo radicó en México e incursionó como solista, pero no funcionó su proyecto. Después, se convirtió en padre y se desempeñó en un despacho al frente de las redes sociales, como community mánager y difundiendo eventos.

Hace 11 años, Nicole Natalino fue la primera que salió del grupo y en su lugar entró Gabriela Villalba. También probó suerte como cantante en solitario. Después estudió algo de publicidad y durante un año se desempeñó en el diseño.

“Al salir de Kudai estudié la carrera de odontología pensando a futuro. Quizá no tiene qué ver con la música, pero sí con el arte, con el detalle manual. Me titulé el año pasado y a la semana siguiente ya estaba contratada en una clínica. Por fortuna, mi novio también es dentista y en lo que regreso, me ayuda con mis pacientes”, platicó Bárbara, quien a la par formó el dúo Amitié con Tomás Manzi.

Este último recordó que les fue bien, pero no lo suficiente para continuar adelante, pues les hizo falta el impulso monetario, así que él optó por estudiar producción musical.

Kudai promueve el sencillo Aquí estaré y el segundo tema en promoción lo grabarán el 8 de julio próximo durante el concierto que ofrecerán en el Teatro Metropólitan de la Ciudad de México. Será el próximo año cuando lancen un nuevo disco.

“Atravesamos por una edad en la que sabemos lo que queremos hacer, nos sentimos maduros. Debido a que nos estamos conduciendo de manera independiente, tenemos la libertad de elegir lo que queremos hacer sin consultarlo más que con nosotros mismos”, dijo Bárbara.

Sin despertar, Ya nada queda, Llévame, Déjame gritar, Escapar y Lejos de aquí son algunos de los temas que sonarán en el próximo concierto de Kudai que, además, tiene preparadas varias sorpresas para sus fans en México.

Hace siete años el cansancio fue lo que causó la separación del grupo chileno Kudai, así lo revelaron sus integrantes, quienes ahora están de regreso en México para ofrecer un concierto y retomar su carrera musical.

“La ruptura se dio simplemente por cansancio. La banda empezó a principios del 2000, justo cuando teníamos entre 10 y 11 años de edad. Toda nuestra adolescencia la vivimos inmersos en el proyecto, y aunque todo estaba bien, sentíamos que en lo personal debíamos explorar otras cosas”, comentó Pablo Holman.

Tras radicar cinco años en México, país que ayudó a la formación musical y sirvió como punta de lanza a nivel internacional, cada uno requería regresar a Chile para ver a sus familiares y amigos.

“Fue cansancio de la industria y teníamos ganas de irnos a casa. Las chicas se dedicaron a estudiar, mientras que Thomas y yo optamos por seguir en la música. Yo me concentré en México porque me encantó vivir aquí. Sabemos que los medios y los fans se sacaron de onda, pero nosotros queríamos estar lejos, ni siquiera sabíamos cómo explicarlo, únicamente necesitábamos estar tranquilos”, añadió el cantante.

Bárbara Sepúlveda explicó que nunca se les subió la fama, pues tanto su familia como sus representantes los educaron para que no perdieran el foco de su origen y objetivos.

“Si estamos de vuelta es porque queremos retomar el esfuerzo y tanto trabajo que imprimimos desde que éramos chiquitos. Aunque tengamos carreras distintas, la música siempre nos unirá y formará parte de nuestra vida”.

Aclararon que el regreso de Kudai no es temporal, su propósito es continuar de manera permanente, hasta que el público se los permita.

“Estamos poniendo toda nuestra energía, tiempo y el compromiso que esto requiere para que sea algo que dure lo que tenga que durar. Ojalá sea para siempre”, resaltó.

El panorama es distinto, admiten. Ahora abunda el hip hop y el reggaetón, pero confían en la fidelidad de sus seguidores, así como en su capacidad para conquistar a otras generaciones.

“La música cambió y para nosotros no es un problema sino un reto. Sabemos que a muchos de nuestros fans les gusta lo urbano, otros se fueron al rock y unos cuantos se quedaron en el pop. No pretendemos ser los nuevos Maluma, pero tampoco estaría mal que una banda con 18 años de carrera se atreva a probar otros ritmos para conquistar a nuevos públicos, aunque sin perder nuestra esencia”, apuntó Pablo.

La forma de pensar de cada uno también cambió, subrayó Bárbara. “Muchas de las temáticas que abordábamos eran juveniles, como fue el caso de la anorexia y el amor primero de pareja. Hoy queremos continuar enviando mensajes, pero que sean acordes a nuestra edad, pues a los 28 años nos preocupa la estabilidad emocional y lo laboral, por ejemplo”.

Durante la pausa en los escenarios, Pablo radicó en México e incursionó como solista, pero no funcionó su proyecto. Después, se convirtió en padre y se desempeñó en un despacho al frente de las redes sociales, como community mánager y difundiendo eventos.

Hace 11 años, Nicole Natalino fue la primera que salió del grupo y en su lugar entró Gabriela Villalba. También probó suerte como cantante en solitario. Después estudió algo de publicidad y durante un año se desempeñó en el diseño.

“Al salir de Kudai estudié la carrera de odontología pensando a futuro. Quizá no tiene qué ver con la música, pero sí con el arte, con el detalle manual. Me titulé el año pasado y a la semana siguiente ya estaba contratada en una clínica. Por fortuna, mi novio también es dentista y en lo que regreso, me ayuda con mis pacientes”, platicó Bárbara, quien a la par formó el dúo Amitié con Tomás Manzi.

Este último recordó que les fue bien, pero no lo suficiente para continuar adelante, pues les hizo falta el impulso monetario, así que él optó por estudiar producción musical.

Kudai promueve el sencillo Aquí estaré y el segundo tema en promoción lo grabarán el 8 de julio próximo durante el concierto que ofrecerán en el Teatro Metropólitan de la Ciudad de México. Será el próximo año cuando lancen un nuevo disco.

“Atravesamos por una edad en la que sabemos lo que queremos hacer, nos sentimos maduros. Debido a que nos estamos conduciendo de manera independiente, tenemos la libertad de elegir lo que queremos hacer sin consultarlo más que con nosotros mismos”, dijo Bárbara.

Sin despertar, Ya nada queda, Llévame, Déjame gritar, Escapar y Lejos de aquí son algunos de los temas que sonarán en el próximo concierto de Kudai que, además, tiene preparadas varias sorpresas para sus fans en México.