/ viernes 29 de enero de 2021

Kult | Todos los discos tienen la portada que se merecen: micro

El diseñador, que ha desarrollado cientos de portadas y artes para todo tipo de discos, habla de su proceso creativo y de la experiencia de darle una imagen a la música

Después de trabajar en publicidad para diferentes agencias, a principios del siglo XXI Mauricio Esparza Oteo, mejor conocido en el ambiente musical como “Micro”, abrió su propio despacho de diseño, Mirador, en conjunto con Quique Rangel, de Café Tacvba -también diseñador y amigo cercano.

Poco antes, Micro había hecho sus pininos como diseñador de portadas, cuando llevó a cabo la recopilación producción de Easy Melodías, un disco que hoy es considerado de culto entre los coleccionistas.

Ese disco les dio a él y a Mirador la oportunidad de comenzar a recibir sus primeros encargos, entre ellos, el arte para una serie de discos temáticos ideados por Lynn Fainchtein, llamados Monchis Music.

“Ahora que los veo digo: ‘Híjole, qué paquetote me aventé’, porque era una serie de discos bastante complicados, de la era en que se pagaba muy bien el arte de los disco… Como anécdota, te puedo decir que cuando me pagaron ese arte, salí y me compré una camioneta X-TRAIL con esa lana… Para que te des una idea de cómo se manejaban los presupuestos de diseño”, nos cuenta.

Ese proyecto le abrió a Micro otras puertas dentro de la industria discográfica: “Cuando estaba Camilo Lara en EMI Music, me empezó a encargar algunos artes y luego resultó que nosotros ya éramos como los diseñadores oficiales de la disquera, hasta que llegó el momento en que había tres personas de mi despacho, trabajando de fijo en sus oficinas todos los días”.

“Para que te des una idea, había meses en EMI que entregábamos más de cien portadas de discos al mes. Claro, muchas de ellas a lo mejor eran portadas de recopilaciones o de música grupera, pero también tuvimos chance de hacer para artistas buenísimos, para artistas como Alejandra Guzmán o Aleks Syntek… También hice algunos para Caifanes o Saúl Hernández, y son grandes experiencias convivir con esos artistas, ver sus puntos de vista; todo eso me dio muchísimas tablas”, asegura.

Micro destaca que, como todas las artes, el diseño gráfico es subjetivo, por lo que cuando se está trabajando en equipo, algunos elementos o ideas pueden parecer inservibles para unos, mientras que para otros son las más valiosas, aunque eso es precisamente lo más interesante de un trabajo en equipo.

Contrario a lo que muchos creerán, este no es un trabajo solitario, sino de equipo.

Sí, cuando te llega una orden de trabajo, pues es un equipo de trabajo el que pilotea la idea y luego se desarrolla, para que luego se produzca; hay un proceso de creatividad y de producción. En el caso del diseño para los discos es muy específico, sobre todo si vas a hacer el arte para un vinil, porque no cualquier diseñador gráfico sabe hacerlo… por eso luego ves tantas portadas que se ven feas.

Has dicho que la portada de un álbum es lo segundo más importante después de la música, aunque muchas veces nos ha llamado la atención un disco solo por ver su portada.

Claro… y aparte todos los discos tienen la portada que se merecen, no es casualidad que el Sgt. Peppers de The Beatles tenga esa portada, ni que Kid-A de Radiohead tenga la portada que tiene… una portada que no la podría tener un disco de Mijares.

¿De cuál de todas las portadas que has diseñado te sientes más orgulloso?

De la del Unplugged de Café Tacvba, aunque curiosamente esa portada causó poco impacto… Vaya, sí me han hecho buenos comentarios y que las ilustraciones están increíbles, que por cierto, esas las hice con Quique, que para mí es el mejor ilustrador que hay en México.

Micro dice que con la distribución de la música en streaming, que terminó de desplazar casi por completo a los discos físicos, la música dejó de ser negocio, y por lo tanto los diseñadores de este tipo de productos ya no pueden vivir solo de esto.

Muchos diseñadores han explotado otra área, que es la de los carteles de conciertos, ¿nunca te interesó esa parte?

Lo que pasa es que los carteles de conciertos no son negocio, por lo menos para mí; es muy raro que alguien te pague bien un cartel… Sí he hecho algunos pero más selectos, la verdad.

ALGUNOS DISCOS DISEÑADOS POR MICRO:

Café Tacvba, Cuatro caminos


“Tengo que decir que para mí, la portada más importante de un disco que se puede hacer en México, es una de Café Tacvba. Era mi sueño hacerlo, pero cuando hablas de ellos, estás hablando de que los cuatro miembros del grupo son diseñadores o conocedores de la imagen, entonces te enfrentas a gente que ya tiene una idea de lo que quiere. Cuando hicimos este, Quique y yo platicamos mucho de todo lo que tenía que ver con el número cuatro, y cuando ya teníamos todo excepto la portada, llegó Quique con ese boleto de un estacionamiento y lo puso en la mesa, como queriendo decirme algo… Ahí fue cuando supimos que esa sería la portada… Para los interiores, cada uno de nosotros metió figuritas que tenía en su casa: un relojito, un balón de basquetbol, un gato, etcétera… A mí me parece que ese es el mejor diseño he hecho o la pieza de diseño más bonita; de verdad me fascina”.

Café Tacvba, Unplugged


“Otra de las portadas que más me han gustado… Todo fue a acuarela y como era unplugged, queríamos algo orgánico; esas ilustraciones las hicimos entre Quique y yo. Como dato curioso, nosotros desde un principio quisimos que se llamara Onplog, pero a MTV no le gustó, porque había que respetar la marca registrada “MTV unplugged”

Jesee & Joy, Esta es mi vida


“Este fue un arte muy importante para mí, porque me abrió muchas puertas para trabajar con artistas pop; a partir de este comencé a trabajar para Westwood, hice páginas de internet, y portadas para gente como Reily… Me gusta mucho cómo quedó este arte”.

Belinda, Carpe diem


“Belinda… caray. Este me gustó mucho, ¿pero cómo explicarte? Cuando haces el arte de un disco, lo más difícil es ser una especie de psicólogo, porque te enfrentas a personalidades fuertísimas, ya que los artistas pueden ser muy berrinchudos. Para este disco, ella tenía otra idea, y la verdad me costó mucho trabajo, no convencerla porque nunca la pude convencer, pero sí me costó trabajo que quedara esto”.

Los Bunkers


“Este es el cartel de un concierto que dieron en Chile, y el arte sale de un disco que yo les hice, llamado La velocidad de la luz. Ese álbum tiene la peculiaridad de que fue el primer disco que diseñé específicamente para vinil, por lo que le dimos una textura y un acabado como de vinil viejo, con las marcas que se le hacen cuando está muy desgastado, así que fue como un homenaje a toda la onda del vinil, que luego se puso muy de moda”.

Chetes, Stereotipos


Chetes es otro de los artistas con los que Micro disfruta trabajar y para el que ha hecho varias portadas, tanto de sencillos como de discos completos.

Timbiriche


“Esta es una portada que la verdad me gusta muchísimo. Lo que pasó ahí fue que los chavos de Timbiriche llevaban mucho tiempo haciendo el arte con otro diseñador y la portada no les gustaba… Hasta que un día llegó el presidente de su compañía de discos y me dijo: ‘¿Sabes qué? Tenemos que tener este para mañana’. Así que me junté con mi equipo e hicimos esto que me gustó mucho, la verdad”.



Escucha el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Después de trabajar en publicidad para diferentes agencias, a principios del siglo XXI Mauricio Esparza Oteo, mejor conocido en el ambiente musical como “Micro”, abrió su propio despacho de diseño, Mirador, en conjunto con Quique Rangel, de Café Tacvba -también diseñador y amigo cercano.

Poco antes, Micro había hecho sus pininos como diseñador de portadas, cuando llevó a cabo la recopilación producción de Easy Melodías, un disco que hoy es considerado de culto entre los coleccionistas.

Ese disco les dio a él y a Mirador la oportunidad de comenzar a recibir sus primeros encargos, entre ellos, el arte para una serie de discos temáticos ideados por Lynn Fainchtein, llamados Monchis Music.

“Ahora que los veo digo: ‘Híjole, qué paquetote me aventé’, porque era una serie de discos bastante complicados, de la era en que se pagaba muy bien el arte de los disco… Como anécdota, te puedo decir que cuando me pagaron ese arte, salí y me compré una camioneta X-TRAIL con esa lana… Para que te des una idea de cómo se manejaban los presupuestos de diseño”, nos cuenta.

Ese proyecto le abrió a Micro otras puertas dentro de la industria discográfica: “Cuando estaba Camilo Lara en EMI Music, me empezó a encargar algunos artes y luego resultó que nosotros ya éramos como los diseñadores oficiales de la disquera, hasta que llegó el momento en que había tres personas de mi despacho, trabajando de fijo en sus oficinas todos los días”.

“Para que te des una idea, había meses en EMI que entregábamos más de cien portadas de discos al mes. Claro, muchas de ellas a lo mejor eran portadas de recopilaciones o de música grupera, pero también tuvimos chance de hacer para artistas buenísimos, para artistas como Alejandra Guzmán o Aleks Syntek… También hice algunos para Caifanes o Saúl Hernández, y son grandes experiencias convivir con esos artistas, ver sus puntos de vista; todo eso me dio muchísimas tablas”, asegura.

Micro destaca que, como todas las artes, el diseño gráfico es subjetivo, por lo que cuando se está trabajando en equipo, algunos elementos o ideas pueden parecer inservibles para unos, mientras que para otros son las más valiosas, aunque eso es precisamente lo más interesante de un trabajo en equipo.

Contrario a lo que muchos creerán, este no es un trabajo solitario, sino de equipo.

Sí, cuando te llega una orden de trabajo, pues es un equipo de trabajo el que pilotea la idea y luego se desarrolla, para que luego se produzca; hay un proceso de creatividad y de producción. En el caso del diseño para los discos es muy específico, sobre todo si vas a hacer el arte para un vinil, porque no cualquier diseñador gráfico sabe hacerlo… por eso luego ves tantas portadas que se ven feas.

Has dicho que la portada de un álbum es lo segundo más importante después de la música, aunque muchas veces nos ha llamado la atención un disco solo por ver su portada.

Claro… y aparte todos los discos tienen la portada que se merecen, no es casualidad que el Sgt. Peppers de The Beatles tenga esa portada, ni que Kid-A de Radiohead tenga la portada que tiene… una portada que no la podría tener un disco de Mijares.

¿De cuál de todas las portadas que has diseñado te sientes más orgulloso?

De la del Unplugged de Café Tacvba, aunque curiosamente esa portada causó poco impacto… Vaya, sí me han hecho buenos comentarios y que las ilustraciones están increíbles, que por cierto, esas las hice con Quique, que para mí es el mejor ilustrador que hay en México.

Micro dice que con la distribución de la música en streaming, que terminó de desplazar casi por completo a los discos físicos, la música dejó de ser negocio, y por lo tanto los diseñadores de este tipo de productos ya no pueden vivir solo de esto.

Muchos diseñadores han explotado otra área, que es la de los carteles de conciertos, ¿nunca te interesó esa parte?

Lo que pasa es que los carteles de conciertos no son negocio, por lo menos para mí; es muy raro que alguien te pague bien un cartel… Sí he hecho algunos pero más selectos, la verdad.

ALGUNOS DISCOS DISEÑADOS POR MICRO:

Café Tacvba, Cuatro caminos


“Tengo que decir que para mí, la portada más importante de un disco que se puede hacer en México, es una de Café Tacvba. Era mi sueño hacerlo, pero cuando hablas de ellos, estás hablando de que los cuatro miembros del grupo son diseñadores o conocedores de la imagen, entonces te enfrentas a gente que ya tiene una idea de lo que quiere. Cuando hicimos este, Quique y yo platicamos mucho de todo lo que tenía que ver con el número cuatro, y cuando ya teníamos todo excepto la portada, llegó Quique con ese boleto de un estacionamiento y lo puso en la mesa, como queriendo decirme algo… Ahí fue cuando supimos que esa sería la portada… Para los interiores, cada uno de nosotros metió figuritas que tenía en su casa: un relojito, un balón de basquetbol, un gato, etcétera… A mí me parece que ese es el mejor diseño he hecho o la pieza de diseño más bonita; de verdad me fascina”.

Café Tacvba, Unplugged


“Otra de las portadas que más me han gustado… Todo fue a acuarela y como era unplugged, queríamos algo orgánico; esas ilustraciones las hicimos entre Quique y yo. Como dato curioso, nosotros desde un principio quisimos que se llamara Onplog, pero a MTV no le gustó, porque había que respetar la marca registrada “MTV unplugged”

Jesee & Joy, Esta es mi vida


“Este fue un arte muy importante para mí, porque me abrió muchas puertas para trabajar con artistas pop; a partir de este comencé a trabajar para Westwood, hice páginas de internet, y portadas para gente como Reily… Me gusta mucho cómo quedó este arte”.

Belinda, Carpe diem


“Belinda… caray. Este me gustó mucho, ¿pero cómo explicarte? Cuando haces el arte de un disco, lo más difícil es ser una especie de psicólogo, porque te enfrentas a personalidades fuertísimas, ya que los artistas pueden ser muy berrinchudos. Para este disco, ella tenía otra idea, y la verdad me costó mucho trabajo, no convencerla porque nunca la pude convencer, pero sí me costó trabajo que quedara esto”.

Los Bunkers


“Este es el cartel de un concierto que dieron en Chile, y el arte sale de un disco que yo les hice, llamado La velocidad de la luz. Ese álbum tiene la peculiaridad de que fue el primer disco que diseñé específicamente para vinil, por lo que le dimos una textura y un acabado como de vinil viejo, con las marcas que se le hacen cuando está muy desgastado, así que fue como un homenaje a toda la onda del vinil, que luego se puso muy de moda”.

Chetes, Stereotipos


Chetes es otro de los artistas con los que Micro disfruta trabajar y para el que ha hecho varias portadas, tanto de sencillos como de discos completos.

Timbiriche


“Esta es una portada que la verdad me gusta muchísimo. Lo que pasó ahí fue que los chavos de Timbiriche llevaban mucho tiempo haciendo el arte con otro diseñador y la portada no les gustaba… Hasta que un día llegó el presidente de su compañía de discos y me dijo: ‘¿Sabes qué? Tenemos que tener este para mañana’. Así que me junté con mi equipo e hicimos esto que me gustó mucho, la verdad”.



Escucha el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Sociedad

La deserción escolar tiene un alto costo

Especialistas coinciden en que es incalculable porque trunca el futuro social y laboral de los estudiantes

CDMX

Van contra turismo sexual en la CDMX

La nueva secretaria de Turismo trabaja contra los feminicidios dentro de hoteles y la trata

Sociedad

Feministas crean el grupo Todas México

Se deslindan de partidos y buscan impulsar políticas para las mujeres a nivel federal, estatal y municipal

Sociedad

Estado mexicano entierra el crimen de Ortiz Franco

El 22 de junio de 2004 fue asesinado el editor del semanario Zeta, las pruebas acusan el Cártel de Tijuana con la complicidad de funcionarios de la fiscalía estatal; la CNDH y la FGR han cerrado los expedientes, y la justicia dependería de autoridades que el propio periodista denunció

Mundo

Bajo Observación | El mundo deja atrás la tercera ola Covid

Al tiempo que las campañas de vacunación continúan en el mundo, se hace patente reducciones de casos en casi todas las regiones.

Finanzas

#Data Parque veícular no recupera tracción

Antes de la pandemia, cada mes se sumaban al parque vehícular particular de México 108 mil unidades

Política

La Sedena fabricará sus propios cohetes

Para combatir el déficit, la Sedena invertirá en maquinaria para poder fabricarlos en México

Sociedad

La deserción escolar tiene un alto costo

Especialistas coinciden en que es incalculable porque trunca el futuro social y laboral de los estudiantes

CDMX

Van contra turismo sexual en la CDMX

La nueva secretaria de Turismo trabaja contra los feminicidios dentro de hoteles y la trata