/ jueves 12 de octubre de 2017

Logra filmar después de siete años

Este es el segundo proyecto que la directora argentina filma en México después de Ladies Night

Cuando a Gabriela Tagliavini le llegó la idea de realizar una serie donde contara la historia de un terapeuta que se dedica a que las parejas rompan, de inmediato se sintió atraída. Pero consideraba que podía ser algo más. Por eso le propuso a Ricardo Álvarez Canales, quien tuvo la idea original de este proyecto, que la llevara al cine.

Pero para que la idea llegara a las pantallas de México tuvieron que pasar siete años, tiempo en el que la historia tuvo varias modificaciones. “Los guiones para que queden bien hay que dejarlos reposar, esto con la idea de tener una visión más objetiva”, explica la Gabriela Tagliavini, cineasta que este viernes estrena Cómo cortar a tu patán.

Entre los cambios que tuvo la historia está la de su protagonista, pues originalmente sería un hombre quien haría el papel. Pero la creadora consideró que “la idea de tener una mujer que no se compromete era mejor”. Por eso decidió enfocarse en retratar a Amanda, interpretada por Mariana Treviño, una mujer que la misma cineasta define como compleja.

“Para mí es importante mostrar a las mujeres cómo son, con sus inseguridades”, afirma Gabriela Tagliavini, quien considera a esta cinta como un balance entre los problemas femeninos y masculinos. “Las mujeres están en un momento con mayor acercamiento a su lado masculino y los hombres son más sensibles, pienso que ese es el futuro de la humanidad”, explica.

Este es el segundo proyecto que la directora argentina filma en México después de Ladies Night, país al que ella considera como “encantador”. Por esta razón en esta cinta buscó retratar algunos espacios icónicos de la Ciudad de México como Xochimilco, donde filmó una escena de acción.

“Me encanta la Ciudad de México y desde el guión trato de buscar los lugares que me gustan para después agregarlos a la película. Para elegir un lugar me baso mucho en los colores, además de ver cómo puede funcionar dramáticamente en la historia para incorporarlos”, comenta la creadora.

“Xochimilco se me hace un lugar cursi, pero divertido: la gente se emborracha mientras va en las trajineras. Por eso se me ocurrió hacer una escena de acción donde alguien salta de una trajinera a otra”. Para la directora esta escena fue muy singular debido a la dificultad que implicó el filmarla. “Fue un pedo, porque quería que Christopher Von Uckerman cayera al agua, pero no sabía que el agua estaba podrida. Obviamente a él le salieron ronchas”, dice entre risas.

Gabriela Tagliavini seguirá con la realización de la serie Pobre rico.

Cuando a Gabriela Tagliavini le llegó la idea de realizar una serie donde contara la historia de un terapeuta que se dedica a que las parejas rompan, de inmediato se sintió atraída. Pero consideraba que podía ser algo más. Por eso le propuso a Ricardo Álvarez Canales, quien tuvo la idea original de este proyecto, que la llevara al cine.

Pero para que la idea llegara a las pantallas de México tuvieron que pasar siete años, tiempo en el que la historia tuvo varias modificaciones. “Los guiones para que queden bien hay que dejarlos reposar, esto con la idea de tener una visión más objetiva”, explica la Gabriela Tagliavini, cineasta que este viernes estrena Cómo cortar a tu patán.

Entre los cambios que tuvo la historia está la de su protagonista, pues originalmente sería un hombre quien haría el papel. Pero la creadora consideró que “la idea de tener una mujer que no se compromete era mejor”. Por eso decidió enfocarse en retratar a Amanda, interpretada por Mariana Treviño, una mujer que la misma cineasta define como compleja.

“Para mí es importante mostrar a las mujeres cómo son, con sus inseguridades”, afirma Gabriela Tagliavini, quien considera a esta cinta como un balance entre los problemas femeninos y masculinos. “Las mujeres están en un momento con mayor acercamiento a su lado masculino y los hombres son más sensibles, pienso que ese es el futuro de la humanidad”, explica.

Este es el segundo proyecto que la directora argentina filma en México después de Ladies Night, país al que ella considera como “encantador”. Por esta razón en esta cinta buscó retratar algunos espacios icónicos de la Ciudad de México como Xochimilco, donde filmó una escena de acción.

“Me encanta la Ciudad de México y desde el guión trato de buscar los lugares que me gustan para después agregarlos a la película. Para elegir un lugar me baso mucho en los colores, además de ver cómo puede funcionar dramáticamente en la historia para incorporarlos”, comenta la creadora.

“Xochimilco se me hace un lugar cursi, pero divertido: la gente se emborracha mientras va en las trajineras. Por eso se me ocurrió hacer una escena de acción donde alguien salta de una trajinera a otra”. Para la directora esta escena fue muy singular debido a la dificultad que implicó el filmarla. “Fue un pedo, porque quería que Christopher Von Uckerman cayera al agua, pero no sabía que el agua estaba podrida. Obviamente a él le salieron ronchas”, dice entre risas.

Gabriela Tagliavini seguirá con la realización de la serie Pobre rico.