/ viernes 28 de abril de 2017

Paquita la del Barrio también le manda un mensajito a Trump…

POR ANA MILENA VARÓN

La cantante mexicana Paquita la del Barrio regresará a EU. en mayo para decirle a su público, mayoritariamente inmigrante, que “nadie es dueño del mundo” y que no se dejen intimidar por los, en su opinión, verdaderos “hombres malos”, en referencia al Gobierno del presidente Donald Trump.

“Nadie es dueño del mundo, una persona no tiene derecho de maltratar a otra, donde sea y por lo que sea”, dijo a Efe Paquita la del Barrio, en una entrevista telefónica desde su hogar en la Ciudad de México.

La artista, que estará en un concierto el próximo 20 de mayo en Los Ángeles, es consciente que sus seguidores están viviendo momentos de zozobra ante la tensión política que atraviesa el país y, aunque no le gusta hablar de política, aseguró que los hispanos merecen su apoyo en las actuales circunstancias.

“Uno tiene que tener cojones para pasar la frontera como lo hacen muchos, todos sabemos que es muy peligroso, y eso merece respeto, mucho respeto”, afirmó la veterana artista, de 70 años.

Con la sinceridad que la caracteriza, la denominada reina de la música popular asegura que ante las amenazas que este año ha tenido que vivir la comunidad migrante por parte de Trump, hay que aplicar la referencia del apóstol Tomás: ver para creer.

Mientras tanto, aconsejó que si los inmigrantes tienen trabajo “tienen que seguir ahí, haciéndolo con cariño y que les guste lo que hacen”. La cantante hizo así referencia al discurso encendido de Trump sobre la inmigración indocumentada y a la amenaza que vertió, según medios estadunidenses, con enviar tropas a México para combatir a los “bad hombres” en ese país durante una llamada telefónica con el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.

Con 46 años de vida artística, Francisca Viveros Barradas, nombre de pila de Paquita, tiene autoridad para enviar el mensaje de resistencia contra Trump y contra lo que ella llama la “gente mala”. “Hay seres humanos muy malos, pero eso ya pasó y hay que seguir hacia adelante, echándole ganas”, reflexionó.

POR ANA MILENA VARÓN

La cantante mexicana Paquita la del Barrio regresará a EU. en mayo para decirle a su público, mayoritariamente inmigrante, que “nadie es dueño del mundo” y que no se dejen intimidar por los, en su opinión, verdaderos “hombres malos”, en referencia al Gobierno del presidente Donald Trump.

“Nadie es dueño del mundo, una persona no tiene derecho de maltratar a otra, donde sea y por lo que sea”, dijo a Efe Paquita la del Barrio, en una entrevista telefónica desde su hogar en la Ciudad de México.

La artista, que estará en un concierto el próximo 20 de mayo en Los Ángeles, es consciente que sus seguidores están viviendo momentos de zozobra ante la tensión política que atraviesa el país y, aunque no le gusta hablar de política, aseguró que los hispanos merecen su apoyo en las actuales circunstancias.

“Uno tiene que tener cojones para pasar la frontera como lo hacen muchos, todos sabemos que es muy peligroso, y eso merece respeto, mucho respeto”, afirmó la veterana artista, de 70 años.

Con la sinceridad que la caracteriza, la denominada reina de la música popular asegura que ante las amenazas que este año ha tenido que vivir la comunidad migrante por parte de Trump, hay que aplicar la referencia del apóstol Tomás: ver para creer.

Mientras tanto, aconsejó que si los inmigrantes tienen trabajo “tienen que seguir ahí, haciéndolo con cariño y que les guste lo que hacen”. La cantante hizo así referencia al discurso encendido de Trump sobre la inmigración indocumentada y a la amenaza que vertió, según medios estadunidenses, con enviar tropas a México para combatir a los “bad hombres” en ese país durante una llamada telefónica con el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.

Con 46 años de vida artística, Francisca Viveros Barradas, nombre de pila de Paquita, tiene autoridad para enviar el mensaje de resistencia contra Trump y contra lo que ella llama la “gente mala”. “Hay seres humanos muy malos, pero eso ya pasó y hay que seguir hacia adelante, echándole ganas”, reflexionó.