/ domingo 10 de junio de 2018

¿Quién era Anthony Bourdain, el irreverente chef que dio voz a todas las cocinas del mundo?

El también escritor y estrella de televisión se suicidó este sábado en su habitación de un hotel en Fracia

Las cocinas de Armenia, Omán, Uruguay y Nigeria son solo algunas de las centenares de gastronomías que el chef neoyorquino Anthony Bourdain acercó a millones de hogares alrededor del globo a lo largo de su dilatada carrera televisiva, que estuvo marcada por su carácter irreverente.

"¿Realmente queremos viajar en papamóviles herméticamente cerrados a través de las provincias rurales de Francia, México y el Lejano Oriente comiendo solo en Hard Rock Cafe y McDonald's?", se preguntaba Bourdain en uno de sus libros más famosos, "Confesiones de un chef".

"¿O queremos comer sin miedo, devorando el guiso local, la humilde carne misteriosa de la taquería, la cabeza de pescado ligeramente asada? Sé lo que quiero. Lo quiero todo. Quiero probar todo una vez", continuaba en esa obra el cocinero, que decidió terminar con su vida a la edad de 61 años.

Bourdain optó por ahorcarse, según la Fiscalía francesa, en su habitación en Kaysersberg, Francia, lugar en el que se encontraba trabajando en un episodio sobre la cocina de Estrasburgo para su programa "Parts Unknown", del canal estadounidense CNN.

El estadounidense, además, había visitado recientemente Asturias, donde rodó un capítulo con el cocinero español José Andrés, amigo suyo.

Este fue el punto final de la vida de uno de los chefs más queridos y aclamados del panorama estadounidense, un hombre que supo sacarle partido a su humor, carisma y conocimiento sobre el sector gastronómico para construir una figura ampliamente respetada.

Antes de alcanzar la fama a los 44 años, tras publicar el éxito de ventas "Confesiones de un chef", Bourdain reconoció en varias entrevistas que su situación financiera era deplorable: debía enormes cantidades de deuda, no disponía de seguro médico e, incluso, no podía pagar su alquiler.

El chef habló también sin tapujos de sus pasadas adicciones a diferentes drogas, una etapa que logró superar a mediados de los ochenta.

Después de graduarse del Instituto Culinario de EU en 1978, el entonces veinteañero Bourdain empezó a trabajar y, posteriormente, dirigió numerosos restaurantes en Nueva York; un ecosistema complicado y con gran presión que le hizo crecer como chef.

Su creciente fama a nivel local le llevó a escribir varios artículos en una de las revistas de profundidad más famosas de su ciudad y el mundo: The New Yorker.

Bajo el título "No coma antes de leer esto", Bourdain redactó en esa publicación unas líneas que sorprendieron a propios y extraños, y empezaron a dejar entrever el carácter descarado de un hombre que en 1999 superaba ya la cuarta década de edad.

Ese escrito fue el primer paso hacia su ya ampliamente conocida carrera televisiva y como escritor, que le llevó a recorrer centenares de rincones del globo y probar y dar a conocer a las cocinas locales.

Desde entonces, "A Cook's Tour" ("El tour de un cocinero") (2002-2003), "No Reservations" ("Sin Reservas") (2005-2012), "The Layover" ("La Escala") (2011-2013) y "Parts Unknown" ("Partes Desconocidas") (2013-2018) fueron los programas que Bourdain presentó.

Uno de los momentos televisivos más recordados del célebre chef se dio en una entrevista que hizo en 2016 al entonces presidente estadounidense Barack Obama (2009-2017) en Hanoi (Vietnam), en uno de los episodios del último programa que lideró.

En ese capítulo, Obama, que se encontraba en Asia de viaje oficial, y Bourdain se reunieron en un restaurante típico vietnamita para hablar sobre la cultura y la cocina de ese país durante una cena que costó 6 dólares por cabeza, según reveló después el propio chef.

Admirado por millones de espectadores y galardonado por los sectores gastronómicos y televisivos, Bourdain pasará a la historia como uno de los chefs más influyentes del principio del siglo XXI, a la altura del cocinero español Ferran Adrià y del estadounidense Thomas Keller, entre otros.


"Irreverente y curioso"

Nacido en Nueva York en 1956, fue galardonado con siete premios Emmy, las estatuillas más famosas de la televisión estadounidense, entre ellos cinco por "Parts Unknown".

Con este programa Bourdain viajó a lugares imprevisibles, lejos de los destinos turísticos, desde Gaza hasta la República Democrática del Congo, pasando por la región autónoma de Nagorno Karabaj, lo que le valió ser declarado persona non grata por Azerbaiyán.

En su primer año de emisión, recibió un Peabody Award, un premio que se otorga a la televisión y la radio estadounidenses. El jurado elogió la capacidad del programa para "abrir al mismo tiempo nuestro paladar y nuestros horizontes".

"Es irreverente, honesto, curioso, nunca condescendiente, nunca obsequioso", observó el jurado.

"Nosotros hacemos preguntas muy simples: ¿qué te hace feliz, qué comes, qué te gusta cocinar?", explicó Bourdain cuando recibió su premio.

"Es muy triste", tuiteó el presidente Donald Trump. "Amaba sus programas. Era un personaje". Bourdain, no obstante, no sentía ninguna simpatía por el mandatario y dijo que "en la puta vida" cenaría con él, como lo hizo con Obama.

"Nos enseñó sobre la comida, pero más importante, sobre su habilidad para acercarnos. Para tornarnos un poco menos miedosos de lo desconocido", dijo Obama tras su muerte.

Bourdain dejó huérfana de padre a su única hija, Ariane, de 11 años, que vive con la que fuera esposa del chef entre 2007 y 2016, Ottavia Busia.

Última foto de Anthony Bourdain en Instagram


Las cocinas de Armenia, Omán, Uruguay y Nigeria son solo algunas de las centenares de gastronomías que el chef neoyorquino Anthony Bourdain acercó a millones de hogares alrededor del globo a lo largo de su dilatada carrera televisiva, que estuvo marcada por su carácter irreverente.

"¿Realmente queremos viajar en papamóviles herméticamente cerrados a través de las provincias rurales de Francia, México y el Lejano Oriente comiendo solo en Hard Rock Cafe y McDonald's?", se preguntaba Bourdain en uno de sus libros más famosos, "Confesiones de un chef".

"¿O queremos comer sin miedo, devorando el guiso local, la humilde carne misteriosa de la taquería, la cabeza de pescado ligeramente asada? Sé lo que quiero. Lo quiero todo. Quiero probar todo una vez", continuaba en esa obra el cocinero, que decidió terminar con su vida a la edad de 61 años.

Bourdain optó por ahorcarse, según la Fiscalía francesa, en su habitación en Kaysersberg, Francia, lugar en el que se encontraba trabajando en un episodio sobre la cocina de Estrasburgo para su programa "Parts Unknown", del canal estadounidense CNN.

El estadounidense, además, había visitado recientemente Asturias, donde rodó un capítulo con el cocinero español José Andrés, amigo suyo.

Este fue el punto final de la vida de uno de los chefs más queridos y aclamados del panorama estadounidense, un hombre que supo sacarle partido a su humor, carisma y conocimiento sobre el sector gastronómico para construir una figura ampliamente respetada.

Antes de alcanzar la fama a los 44 años, tras publicar el éxito de ventas "Confesiones de un chef", Bourdain reconoció en varias entrevistas que su situación financiera era deplorable: debía enormes cantidades de deuda, no disponía de seguro médico e, incluso, no podía pagar su alquiler.

El chef habló también sin tapujos de sus pasadas adicciones a diferentes drogas, una etapa que logró superar a mediados de los ochenta.

Después de graduarse del Instituto Culinario de EU en 1978, el entonces veinteañero Bourdain empezó a trabajar y, posteriormente, dirigió numerosos restaurantes en Nueva York; un ecosistema complicado y con gran presión que le hizo crecer como chef.

Su creciente fama a nivel local le llevó a escribir varios artículos en una de las revistas de profundidad más famosas de su ciudad y el mundo: The New Yorker.

Bajo el título "No coma antes de leer esto", Bourdain redactó en esa publicación unas líneas que sorprendieron a propios y extraños, y empezaron a dejar entrever el carácter descarado de un hombre que en 1999 superaba ya la cuarta década de edad.

Ese escrito fue el primer paso hacia su ya ampliamente conocida carrera televisiva y como escritor, que le llevó a recorrer centenares de rincones del globo y probar y dar a conocer a las cocinas locales.

Desde entonces, "A Cook's Tour" ("El tour de un cocinero") (2002-2003), "No Reservations" ("Sin Reservas") (2005-2012), "The Layover" ("La Escala") (2011-2013) y "Parts Unknown" ("Partes Desconocidas") (2013-2018) fueron los programas que Bourdain presentó.

Uno de los momentos televisivos más recordados del célebre chef se dio en una entrevista que hizo en 2016 al entonces presidente estadounidense Barack Obama (2009-2017) en Hanoi (Vietnam), en uno de los episodios del último programa que lideró.

En ese capítulo, Obama, que se encontraba en Asia de viaje oficial, y Bourdain se reunieron en un restaurante típico vietnamita para hablar sobre la cultura y la cocina de ese país durante una cena que costó 6 dólares por cabeza, según reveló después el propio chef.

Admirado por millones de espectadores y galardonado por los sectores gastronómicos y televisivos, Bourdain pasará a la historia como uno de los chefs más influyentes del principio del siglo XXI, a la altura del cocinero español Ferran Adrià y del estadounidense Thomas Keller, entre otros.


"Irreverente y curioso"

Nacido en Nueva York en 1956, fue galardonado con siete premios Emmy, las estatuillas más famosas de la televisión estadounidense, entre ellos cinco por "Parts Unknown".

Con este programa Bourdain viajó a lugares imprevisibles, lejos de los destinos turísticos, desde Gaza hasta la República Democrática del Congo, pasando por la región autónoma de Nagorno Karabaj, lo que le valió ser declarado persona non grata por Azerbaiyán.

En su primer año de emisión, recibió un Peabody Award, un premio que se otorga a la televisión y la radio estadounidenses. El jurado elogió la capacidad del programa para "abrir al mismo tiempo nuestro paladar y nuestros horizontes".

"Es irreverente, honesto, curioso, nunca condescendiente, nunca obsequioso", observó el jurado.

"Nosotros hacemos preguntas muy simples: ¿qué te hace feliz, qué comes, qué te gusta cocinar?", explicó Bourdain cuando recibió su premio.

"Es muy triste", tuiteó el presidente Donald Trump. "Amaba sus programas. Era un personaje". Bourdain, no obstante, no sentía ninguna simpatía por el mandatario y dijo que "en la puta vida" cenaría con él, como lo hizo con Obama.

"Nos enseñó sobre la comida, pero más importante, sobre su habilidad para acercarnos. Para tornarnos un poco menos miedosos de lo desconocido", dijo Obama tras su muerte.

Bourdain dejó huérfana de padre a su única hija, Ariane, de 11 años, que vive con la que fuera esposa del chef entre 2007 y 2016, Ottavia Busia.

Última foto de Anthony Bourdain en Instagram


Sociedad

Profesores denuncian despidos masivos en universidades de la 4T

Al menos 115 maestros de 70 sedes fueron despedidos sin previo aviso y con sus quincenas condicionadas

Sociedad

México y Canadá recibieron vacunas de AstraZeneca sin previa inspección

La Agencia Europea de Medicamentos detalló que la certificación se basó en una inspección remota centrada en una parte de la instalación que en realidad no producía las vacunas

Sociedad

INPer atiende a pacientes sin alcohol ni medicinas

Trabajadores del Instituto Nacional de Perinatología denunciaron el desabasto

Política

Alistan plan de amnistía para presos torturados y mayores de 75 años

Que no hayan cometido delitos del fuero federal graves, que hayan sufrido tortura o que sean adultos mayores.

Cultura

¿Qué eran los museos antes de ser museos? Museo Nacional de las Intervenciones

Descubre la historia detrás de los distintos episodios del podcast La Guía del Fin de Semana

Política

Desafuero de diputados, fuera del extraordinario en San Lázaro

Morena en la Cámara de Diputados y Senado presentaron a la Comisión Permanente una iniciativa para convocar a un periodo extraordinario de sesiones

Sociedad

Muertes por Covid-19 en México fueron 35% más que conteo oficial: INEGI

Con 201 mil 163 fallecimientos en 2020, el coronavirus se convirtió en la segunda causa de muerte entre los mexicanos

Sociedad

México y Canadá recibieron vacunas anticovid de AstraZeneca sin previa inspección

La Agencia Europea de Medicamentos detalló que la certificación se basó en una inspección remota centrada en una parte de la instalación que en realidad no producía las vacunas

Sociedad

Se ha vacunado contra el Covid a 25 mil extranjeros en frontera sur: IMSS

El director del IMSS aseguró que la vacunación anticovid es universal y toda persona tiene derecho a hacerlo en territorio nacional