/ viernes 19 de junio de 2020

Rick Moranis: Ser padre, su prioridad

En el apogeo de su carrera, el actor renunció a su carrera en el cine para convertirse en un papá de tiempo completo, luego de que una tragedia se presentó en su vida

Decir no a Hollywood es una posibilidad que pocos se plantean en la vida, menos cuando eres prácticamente, a la vista de todos, uno de los comediantes del momento.

Rick Moranis tenía 44 años cuando decidió abandonar la que se vislumbraba como una de las carreras más prometedoras en el cine de comedia en Estados Unidos.

El actor canadiense, que inició en 1976 en la televisión de su país había logrado conquistar la gran pantalla con apenas dos películas que a la fecha son una referencia histórica de lo que muchos llaman la época dorada de la comedia hollywoodense: Los cazafantasmas (1984) y Querida encogí a los niños (1989).

Aunque también había dejado huella en La tiendita de los horrores (1986), Spaceballs (1987) y Los Picapiedra (1994) donde hizo el papel de Pablo Mármol, en 1997 decidió poco a poco alejarse de los grandes sets de filmación para acercarse más a sus pequeños hijos, luego de que en 1991 quedó viudo.

La fatalidad

Moranis ya era un actor consagrado en Canadá cuando llegó a Estados Unidos, su participación en Second City TV, programa en el que hacía una imitación de Woody Allen, entre otros personajes, le abrió un camino que lo llevó directo al cine.

Fue su amigo John Candy quien lo recomendó para hacer el papel de Louis Tully en Los cazafantasmas, que tuvo éxito a nivel mundial, así fue hilando otros personajes, pero siempre había una característica en sus proyectos: él prefería escribir o hacerle adecuaciones al guion, porque una cosa tenía clara, quería contar sus propios chistes, tal como había sido al inicio de su carrera.

El actor ya llevaba tres años casado con la diseñadora de vestuario Ann Belsky cuando vivió su mayor éxito cinematográfico dando vida al científico Wayne Szalinsky en Querida encogí a los niños.

Sólo cinco años duró el matrimonio, Ann falleció en 1991 víctima de cáncer de mama. A partir de entones Moranis se convirtió en padre soltero, asumió la responsabilidad de cuidar a sus hijos, un niño y una niña de quienes ha protegido siempre su identidad.

Foto Especial

Pero la decisión no fue sencilla, años después él mismo explicó a varios medios de Estados Unidos que ese dilema entre una carrera de éxito y el cuidado y atención a sus hijos, no fue difícil de resolver. Resumía su decisión en una frase simple y contundente: “Soy padre soltero y no podía con todo”. La prioridad estaba marcada.

Su compromiso con la familia y con su esposa lo había declarado incluso antes, el mismo año que murió Anne él tenía que participar en la filmación de Cowboys de Ciudad, cinta en la que interpretaría el papel de Phil, pero dada la gravedad del estado de salud de su esposa, quien enfrentaba la enfermedad terminal, optó por renunciar al proyecto, fue reemplazado por Daniel Stern en el último minuto.

Hasta luego

Su desapego de Hollywood no fue instantáneo, este hombre de apenas 1.65 de estatura que tenía la peculiaridad de convencer con su comedia a millones de personas en el mundo intentó darle curso a su vida profesional, después del fallecimiento de su esposa dejó fluir las oportunidades, estrenó en 1992 Querida, agrandé al niño y cuatro años más tarde Los Picapiedra.

La última película que filmó fue Querida, nos hemos encogido, la tercera parte de su éxito mundial que se realizó para proyectarse sólo en televisión.

Pero no sólo su responsabilidad como padre lo orilló a alejarse de la meca cinematográfica, dejó de pasar algunos papeles un poco decepcionado porque lo querían poner a filmar los guiones de otros, algo que lo frustraba un poco.

A partir de ese momento, simplemente empató su faceta como padre soltero e iba tomando las oportunidades que le satisfacían, empezó entonces a poner la voz a personajes animados como el de Ruth en Hermano oso.

“Me di cuenta que era muy difícil compaginar la crianza de mis hijos con los viajes que implicaba hacer películas, decidí tomarme un descanso, esa pequeña pausa se convirtió en un largo receso y luego me di cuenta que no extrañaba nada de lo que antes hacía”, aseguró en 2005 a USA Today.

Foto Especial

El regreso

Ya pasaron 23 años de su retiro no anunciado. De manera casi tímida, con algunas apariciones esporádicas, el comediante ha marcado su camino de regreso al escenario que en algún momento dominó.

Este año marcaría el regreso de Moranis al cine con el reboot de Querida encogí a los niños, que filmará cuando las circunstancias lo permitan, para Disney. Después de todo uno de sus objetivos principales en la vida ya está cumplido.

“Yo quería que mis hijos sintieran que tenían un hogar, que al llegar a casa encontraran música, olores agradables que salieran de la cocina. Siempre he querido que nuestra casa fuera un lugar agradable donde quedarse”.

Con sus hijos convertidos en adultos, Rick Moranis se va a dar el lujo de volver al cine.

Decir no a Hollywood es una posibilidad que pocos se plantean en la vida, menos cuando eres prácticamente, a la vista de todos, uno de los comediantes del momento.

Rick Moranis tenía 44 años cuando decidió abandonar la que se vislumbraba como una de las carreras más prometedoras en el cine de comedia en Estados Unidos.

El actor canadiense, que inició en 1976 en la televisión de su país había logrado conquistar la gran pantalla con apenas dos películas que a la fecha son una referencia histórica de lo que muchos llaman la época dorada de la comedia hollywoodense: Los cazafantasmas (1984) y Querida encogí a los niños (1989).

Aunque también había dejado huella en La tiendita de los horrores (1986), Spaceballs (1987) y Los Picapiedra (1994) donde hizo el papel de Pablo Mármol, en 1997 decidió poco a poco alejarse de los grandes sets de filmación para acercarse más a sus pequeños hijos, luego de que en 1991 quedó viudo.

La fatalidad

Moranis ya era un actor consagrado en Canadá cuando llegó a Estados Unidos, su participación en Second City TV, programa en el que hacía una imitación de Woody Allen, entre otros personajes, le abrió un camino que lo llevó directo al cine.

Fue su amigo John Candy quien lo recomendó para hacer el papel de Louis Tully en Los cazafantasmas, que tuvo éxito a nivel mundial, así fue hilando otros personajes, pero siempre había una característica en sus proyectos: él prefería escribir o hacerle adecuaciones al guion, porque una cosa tenía clara, quería contar sus propios chistes, tal como había sido al inicio de su carrera.

El actor ya llevaba tres años casado con la diseñadora de vestuario Ann Belsky cuando vivió su mayor éxito cinematográfico dando vida al científico Wayne Szalinsky en Querida encogí a los niños.

Sólo cinco años duró el matrimonio, Ann falleció en 1991 víctima de cáncer de mama. A partir de entones Moranis se convirtió en padre soltero, asumió la responsabilidad de cuidar a sus hijos, un niño y una niña de quienes ha protegido siempre su identidad.

Foto Especial

Pero la decisión no fue sencilla, años después él mismo explicó a varios medios de Estados Unidos que ese dilema entre una carrera de éxito y el cuidado y atención a sus hijos, no fue difícil de resolver. Resumía su decisión en una frase simple y contundente: “Soy padre soltero y no podía con todo”. La prioridad estaba marcada.

Su compromiso con la familia y con su esposa lo había declarado incluso antes, el mismo año que murió Anne él tenía que participar en la filmación de Cowboys de Ciudad, cinta en la que interpretaría el papel de Phil, pero dada la gravedad del estado de salud de su esposa, quien enfrentaba la enfermedad terminal, optó por renunciar al proyecto, fue reemplazado por Daniel Stern en el último minuto.

Hasta luego

Su desapego de Hollywood no fue instantáneo, este hombre de apenas 1.65 de estatura que tenía la peculiaridad de convencer con su comedia a millones de personas en el mundo intentó darle curso a su vida profesional, después del fallecimiento de su esposa dejó fluir las oportunidades, estrenó en 1992 Querida, agrandé al niño y cuatro años más tarde Los Picapiedra.

La última película que filmó fue Querida, nos hemos encogido, la tercera parte de su éxito mundial que se realizó para proyectarse sólo en televisión.

Pero no sólo su responsabilidad como padre lo orilló a alejarse de la meca cinematográfica, dejó de pasar algunos papeles un poco decepcionado porque lo querían poner a filmar los guiones de otros, algo que lo frustraba un poco.

A partir de ese momento, simplemente empató su faceta como padre soltero e iba tomando las oportunidades que le satisfacían, empezó entonces a poner la voz a personajes animados como el de Ruth en Hermano oso.

“Me di cuenta que era muy difícil compaginar la crianza de mis hijos con los viajes que implicaba hacer películas, decidí tomarme un descanso, esa pequeña pausa se convirtió en un largo receso y luego me di cuenta que no extrañaba nada de lo que antes hacía”, aseguró en 2005 a USA Today.

Foto Especial

El regreso

Ya pasaron 23 años de su retiro no anunciado. De manera casi tímida, con algunas apariciones esporádicas, el comediante ha marcado su camino de regreso al escenario que en algún momento dominó.

Este año marcaría el regreso de Moranis al cine con el reboot de Querida encogí a los niños, que filmará cuando las circunstancias lo permitan, para Disney. Después de todo uno de sus objetivos principales en la vida ya está cumplido.

“Yo quería que mis hijos sintieran que tenían un hogar, que al llegar a casa encontraran música, olores agradables que salieran de la cocina. Siempre he querido que nuestra casa fuera un lugar agradable donde quedarse”.

Con sus hijos convertidos en adultos, Rick Moranis se va a dar el lujo de volver al cine.

Salud

Conacyt prevé que vacuna mexicana Patria estará lista a fin de año

Serán reclutados entre 90 y 100 voluntarios, adultos sanos en CDMX para iniciar los ensayos clínicos y tener resultados a finales de mayo

Política

Diputados darán fast-track a regulación del outsourcing

El predictamen en materia de subcontratación, al cual tuvo acceso El Sol de México, estipula que sea anulado el outsourcing, con algunas excepciones

Sociedad

En estos cinco estados iniciará la vacunación contra Covid a maestros

López-Gatell, anunció que la vacunación contra el Covid-19 a maestros y trabajadores de la educación será en los estados que se encuentran en semáforo verde

Sociedad

Crece opacidad en sistema educativo: Mexicanos Primero

De 2018 a 2020 hubo un aumento del 45 por ciento en los recursos de revisión respecto a temas educativos

CDMX

Violencia familiar se perseguirá en hogares donde exista maltrato animal: PAOT

“Está comprobado que el maltrato animal trasciende en muchas de las ocasiones a otro tipo de violencia que afecta a la población más vulnerable" explicó la titular de la PAOT

Tecnología

Apple anuncia su evento del año, aquí fecha y hora

Se espera que en el evento, el gigante tecnológico presente nuevas tabletas iPad

Política

INE perfila mantener las sanciones a Félix Salgado y Raúl Morón

Dichos proyectos serán discutidos hoy en la sesión del Consejo General programada para las 18 horas

República

PC considera de "alto riesgo" el incendio forestal en SLP y NL

La dependencia estatal informó que desafían terrenos complicados y altas temperaturas en los incendios forestales

Mundo

Biden exige a Putin reducir la tensión con Ucrania y le propone una cumbre

Durante una llamada telefónica, el mandatario estadounidense la que expresó a su homólogo ruso, su preocupación por la movilización militar rusa en la frontera Ucrania