/ miércoles 26 de abril de 2017

Chris Pratt, cómodo despreciando a sus fans

Chris Pratt, se convirtió en uno de los actores  favoritos del momento en Hollywood, pues luego de protagonizar la saga Guardianes de la Galaxia su fama se elevó por los cielos, pero aseguró que él decide no tomarse fotos con sus fans.

El estadunidense reveló que su comportamiento se debe a que él disfruta de los momentos que tiene libres y que para poder disfrutar de una vida normal se tiene que sentir cómodo con sus decisiones, aunque éstas terminen decepcionando a uno que otro fan. DIÓS TRANQUILIDAD

Además, aseguró que extraña esos momentos en los que podía entablar una conversación y poder disfrutar de un acercamiento agradable entre dos desconocidos, sin embargo, cree que con la fama su vida dejó de ser tranquila.

“Si salgo y quiero hacer cosas normales, tengo que sentirme cómodo decepcionando a la gente. Así que no me tomo fotos con la gente. Porque eso no es sobre disfrutar el momento, es sobre robarse el momento para luego alardear al respecto”, explicó. “Así que digo, ‘¿Te conformarías con un apretón de manos?’ Pero igual se toman la foto”.

El actor comentó que la mayoría de las personas que los conocen tienen una idea de quién era él antes de que la fama llegara a su vida, sin embargo, piensa que aún existe algo increíble en poder sorprender a las personas.

Chris Pratt, se convirtió en uno de los actores  favoritos del momento en Hollywood, pues luego de protagonizar la saga Guardianes de la Galaxia su fama se elevó por los cielos, pero aseguró que él decide no tomarse fotos con sus fans.

El estadunidense reveló que su comportamiento se debe a que él disfruta de los momentos que tiene libres y que para poder disfrutar de una vida normal se tiene que sentir cómodo con sus decisiones, aunque éstas terminen decepcionando a uno que otro fan. DIÓS TRANQUILIDAD

Además, aseguró que extraña esos momentos en los que podía entablar una conversación y poder disfrutar de un acercamiento agradable entre dos desconocidos, sin embargo, cree que con la fama su vida dejó de ser tranquila.

“Si salgo y quiero hacer cosas normales, tengo que sentirme cómodo decepcionando a la gente. Así que no me tomo fotos con la gente. Porque eso no es sobre disfrutar el momento, es sobre robarse el momento para luego alardear al respecto”, explicó. “Así que digo, ‘¿Te conformarías con un apretón de manos?’ Pero igual se toman la foto”.

El actor comentó que la mayoría de las personas que los conocen tienen una idea de quién era él antes de que la fama llegara a su vida, sin embargo, piensa que aún existe algo increíble en poder sorprender a las personas.