/ martes 3 de octubre de 2023

[Entrevista] Cat Power; imaginar puede cambiar las mentes desde Dakota del Norte, hasta Oaxaca

La cantante estadounidense habla de sus orígenes y de su nuevo disco de covers con el que rinde tributo a Bob Dylan

Aunque fue caótica la coordinación de tiempos, al fin pudimos coincidir con Chan Marshall, mejor conocida en el mundo como Cat Power en una aparente apacible mañana de esta semana. Ya venía preparado por mi lectura rápida sobre los vaivenes en la vida de esta singular estrella de la nueva época, quien platicaría sobre su nuevo disco dedicado a Bob Dylan grabado en el esférico Royal Albert Hall de Londres.

Y con un tino increíble, después de saludarnos y recibir sus disculpas por un retraso de media hora, mi primera pregunta no pudo ser peor: Hey Chan, por ahí leí que comenzaste tu carrera con Liz Phair a quien admiro por ser pionera del poder femenino en el rock, ¿qué aprendiste de ella?

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Cat Power respondió: “¡Absolutamente ni un carajo! Déjame te cuento…Liz fue sólo un momento en mi vida, por cierto muy difícil. Tuve que dejar la música y Nueva York porque un gran amigo que funcionaba como mi figura paterna, además de mentor y baterista de mi primera banda, se volvió adicto y la policía quería meterlo a la cárcel.

“Y dejé la música porque cuando había ya formado mi banda Cat Power, este amigo por el relajo en su vida, nos comprometió en un contrato por un par de conciertos en el CBGB´s (legendario escenario del punk y del new wave) sin mi permiso. Hicimos el concierto con muy poca gente y ganando tres dólares porque se quedaron ellos con todo el pago, lo cual me puso histérica y decidí dejar de cantar.

“Una mañana recibí la llamada de mi mánager pidiéndome abrirle a Liz en su concierto de 25 minutos el fin de semana por una paga de 200 dólares! Yo no tenía ni un centavo precisamente por haberme movido de ciudad, así que sin pensarlo acepté la chamba. Al fin era un concierto corto y sin ninguna presión porque nadie me conocía. Y en el soundcheck me tope con Steve Shelley, baterista de Sonic Youth que al escucharme me pidió grabar en su estudio! Yo estaba confundida ya que aunque el concierto fue un éxito, al bajar del escenario todos creían que era Liz Phair, quien por cierto, ni siquiera se digno de saludarme en ningún momento. Así que no comencé con Liz pero se puede decir que sí marco mi carrera”.

Del CBGB´s a la Opera de Sydney ha sido todo un largo recorrido, ¿te sientes diferente como artista a comparación del principio?

En realidad de mi primer show en mi natal Atlanta, hasta ahora, es curioso, pero no me siento diferente para nada, sólo más segura. Tengo más amor propio por lo que hago. Y no es estar más confiada porque desde chiquita siempre quise jugar basketball con los más altos y con los más grandes pero no siempre me dejaron y el rechazo fue difícil pero lo volvía a intentar. Siempre patiné con los mayores, jugué beisbol con los de la prepa así que siempre he tenido confianza en mí, pero poco amor propio por mí misma.

Y ahora grabas en el Royal Albert Hall...

Aunque es un gran lugar, me pregunto si es suficiente sólo tocar música o cuál es la música que quieres aprovechar y tocar en ese gran escenario. Con la gran actividad política en Estados Unidos, el activismo y el poder de los medios hacia los jóvenes, nadie se siente capaz de politizar y enseñarle algo de historia al púbilco, así que por eso escogí rehacer por completo un concierto en particular de Bob Dylan en el mismo escenario donde se presentó, pero ahora en una relectura política incluyendo algunas fuertes imágenes en pantallas de algunos momentos importantes en la politización norteamericana.

Y precisamente para reencontrarnos en ese momento político, es que toqué las canciones en el mismo orden que Dylan lo hizo en 1966, con una variante de instrumentos y acompañantes para darles también un toque de mi personalidad y de mi coraje hacia lo que siento, inspirada en su protesta original.

En 1966 Bob y su banda sabían cómo comenzar y cómo viajar con las historias y las narraciones de las canciones originales de Dylan, que tomaban como una foto honorable de sus tiempos. Ahora por supuesto, ilustramos la Guerra de Ucrania y los negocios de las petroleras en EUA, además de la tensión racial y las elecciones que vienen. Todo mezclado para tomar un respiro e intentar, si podemos, tomar un respiro y colocarnos todos en una posición concreta.

¿Todos los tiempos políticos son iguales de turbulentos?

Siempre es la misma gente de poder aprovechándose de los que no tienen información y sólo aplauden sin considerar ninguna lección histórica. Siendo una joven blanca del sur de Estados Unidos, he visto muchas cosas desagradables y tienes que dominar tu temor sobre no saber toda la historia y los contextos políticos y tratar de hacer algo positivo. También tienes que rodearte de gente normal, doctores, empleados de oficina, amas de casa, de todos los tipos de personas que puedas para romper con los estereotipos y romper con el control que quieren tener sobre nosotros al decirnos que somos muy diferentes cuando somos exactamente iguales, sufrimos el mismo contexto y sufrimos la misma desinformación.

¿Crees que la música puede cambiar al mundo?

Creo como John Lennon, tal vez no es exacta la referencia pero dijo: ¨La música no puede cambiar el mundo pero una canción puede cambiar tu mente¨. Precisamente una canción te puede inspirar a cambiar.

Todo el mundo que conoce Imagine, de cualquier lugar del mundo, desde North Dakota hasta Oaxaca, puede sentir el poder de la canción y son tocados por ella, entonces se forma una comunidad gigantesca que puede ser una ola para un cambio trascendental, no sólo en ese momento sino de manera generacional….ese es el poder de la música.

¿Y tú has sentido el poder de Lou Reed, Joni Mitchell, David Bowie, los Rolling Stones, Billie Holliday artistas que has interpretado a tu manera con tus covers?

¡Exactamente! Ahora existen muchos artistas que sin importar la clase de música que hagan, ya seas Harry Styles o quien sea tienen el poder, Taylor Swift tiene el poder ahora, gracias a la organización de los conciertos como enormes eventos masivos donde se reúnen generaciones a formar parte de una comunidad que construye un poder inmenso nunca antes visto por la industria. Son como The Beatles en éxtasis. Llenan estadios con miles de personas que no se conocen y que forman parte de algo. No son guerras, sino que ahora son como partidos de futbol que reemplazan esa furia estúpida y lo convierten en un poder. Ahora no tienes que ser Malcolm X sino una estrella de pop y estar en el lugar correcto en el momento correcto para mover millones de personas…ese es el poder de ahora para cambiar el mundo. Toda esa gente cuando va a sus casas ya lleva algo de revolución y esa era la idea de Lennon.

¿Y crees que hay que cantar a Bob Dylan para formar esa conciencia silenciosa?

Pero también hay otros activistas como Víctor Jara, a quien le rompieron las manos a culatazos y eventualmente lo mataron en Chile. Sólo porque Bob Dylan sobrevivió no significa que sea el mejor compositor politizado. Siempre habrá voces que se paren y hablen desde su corazón como la de Woody Guthrie o Jay Z que ayudan a liberar la mente y formar una comunidad que mueva los límites mentales.

Por eso todos los artistas deberían tomarse un momento para comunicarse con sus inmensos públicos y hablarles de lo que pasa en frente de sus narices…. que sientan el poder de construir algo mejor.

¿Y qué piensas de los problemas actuales con los inmigrantes de México en la frontera norteamericana?

Quiero decirte que en la Estatua de la Libertad hay una frase que dice que si eres pobre, tienes hambre y estas cansado, en Estados Unidos te recibimos…pero ¡no a mexicanos!

¡Fuck you America! Es una real estupidez para los norteamericanos quienes no tienen el derecho de portarse así con ustedes. Honestamente puedo decir: ¡Fuck you America! Porque no escuchan las voces que tienen que ser escuchadas. Y esa opinión viene desde los afroamericanos, las minorías sexuales y la gente educada que no quiere portarse como inhumana con ustedes. Siempre hay que preguntarnos cómo podemos ayudar, yo, o Taylor Swift que cuando opinó sobre el voto en su Instagram, ese mismo día se registraron 500 mil personas, o como cuando Beastie Boys organizaron su evento a favor del Tibet e intentaron salvar vidas. Hay que activarse, seguro es un trabajo duro pero vale la pena porque todos somos la solución de un problema que pasa en Sudamerica o en Sudan. Siempre hay alguien que pueda ayudar.

Expresión hacia el racismo ¡Fuck you America!

Con más de 11 discos como solista incluyendo una triada dedicada a canciones de otros cantantes, Cat Power se ha convertido sigilosamente en una figura de lo que se puede llamar una generación nueva de cantautores que nada le tienen que pedir a Joan Baez o al mismo Dylan por su intensidad y pasión artística.

Pasión que la ha llevado a completar musica para el clásico cinematográfico de Carl Dreyer, La Passion de Jeanne d'Arc y trabajar con el maestro del avante garde Anthony Braxton.

Iniciando su carrera en el bloque vanguardista, Chan Marshall ha dedicado este último disco a 15 originales canciones de Bob Dylan que interpretó en un legendario concierto en la capital londinense, convirtiéndose en un proyecto atípico por la brecha generacional y por la combinación de sets acústicos y eléctricos.

En el video que presentas, ¿estás en la cárcel? Porque veo muros sin pintura y hasta las tuberías.

No puedo dejar de reírme y mostrar en video cómo es mi oficina y por eso esa apariencia tan rara…

¿Estás contenta con el resultado final de tu nuevo disco?

Siempre ando buscando el mejor balance de ejecución y el mejor sonido… recientemente me invitaron a cantar con Tinariwen (banda del Sahara producida por Daniel Lanois) y me costó mucho trabajo porque me pedían que recitara sólo palabras y tuve que invertir un par de horas a encontrar mi voz para ese objetivo porque es completamente diferente al cantar. En este disco de Dylan lo que más trabajo me costó fue no interpretar una copia de las inflexiones en la versión original, no sonar a Bob Dylan en una mala copia… ¿qué haces con tu brazo? Traes un palo santo o algo parecido?

Chan me interrumpe de la nada y me pregunta sobre qué hago con mi brazo cayendo en la plática de las limpias y en los rituales ancestrales mexicanos por lo que le trato de explicar que eso se llama ¨limpia¨.

Y contó, “exacto, eso es muy importante, la última vez que fui a México me dio miedo tratar los hongos. Hace unos años con una amiga quien es doctora y se especializa en drogadictos y gente muy dañada psicológicamente, intenté probarlos en un ambiente controlado, pero me dio miedo. Y en Oaxaca fui con una discípula de María Sabina pero me rajé al último minuto. Soy demasiado intensa y me preocupa quedarme atrapada, así que mejor le sigo en la música y en mi activismo político cuando puedo hacerlo”.


¿Bueno, la música es una droga no?

Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante


¡Claro! Activa varias partes de tu cerebro como cuando estas mamando de tu madre y la dopamina se libera de la madre a su hijo. También hacer música es algo mágico, desde pequeña me encanta intentar sentir ese poder y ahora lo puedo liberar.

Termina mi tiempo y Chan se despedía burlonamente con una canción…una intensidad que se refleja en su forma de cantar y en su larga trayectoria intentando romper los parámetros de todo lo normal y aburrido. Ojalá todos tuviéramos le coraje y el talento para intentarlo y lograrlo con millones de seguidores como los de Cat Power.



Aunque fue caótica la coordinación de tiempos, al fin pudimos coincidir con Chan Marshall, mejor conocida en el mundo como Cat Power en una aparente apacible mañana de esta semana. Ya venía preparado por mi lectura rápida sobre los vaivenes en la vida de esta singular estrella de la nueva época, quien platicaría sobre su nuevo disco dedicado a Bob Dylan grabado en el esférico Royal Albert Hall de Londres.

Y con un tino increíble, después de saludarnos y recibir sus disculpas por un retraso de media hora, mi primera pregunta no pudo ser peor: Hey Chan, por ahí leí que comenzaste tu carrera con Liz Phair a quien admiro por ser pionera del poder femenino en el rock, ¿qué aprendiste de ella?

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Cat Power respondió: “¡Absolutamente ni un carajo! Déjame te cuento…Liz fue sólo un momento en mi vida, por cierto muy difícil. Tuve que dejar la música y Nueva York porque un gran amigo que funcionaba como mi figura paterna, además de mentor y baterista de mi primera banda, se volvió adicto y la policía quería meterlo a la cárcel.

“Y dejé la música porque cuando había ya formado mi banda Cat Power, este amigo por el relajo en su vida, nos comprometió en un contrato por un par de conciertos en el CBGB´s (legendario escenario del punk y del new wave) sin mi permiso. Hicimos el concierto con muy poca gente y ganando tres dólares porque se quedaron ellos con todo el pago, lo cual me puso histérica y decidí dejar de cantar.

“Una mañana recibí la llamada de mi mánager pidiéndome abrirle a Liz en su concierto de 25 minutos el fin de semana por una paga de 200 dólares! Yo no tenía ni un centavo precisamente por haberme movido de ciudad, así que sin pensarlo acepté la chamba. Al fin era un concierto corto y sin ninguna presión porque nadie me conocía. Y en el soundcheck me tope con Steve Shelley, baterista de Sonic Youth que al escucharme me pidió grabar en su estudio! Yo estaba confundida ya que aunque el concierto fue un éxito, al bajar del escenario todos creían que era Liz Phair, quien por cierto, ni siquiera se digno de saludarme en ningún momento. Así que no comencé con Liz pero se puede decir que sí marco mi carrera”.

Del CBGB´s a la Opera de Sydney ha sido todo un largo recorrido, ¿te sientes diferente como artista a comparación del principio?

En realidad de mi primer show en mi natal Atlanta, hasta ahora, es curioso, pero no me siento diferente para nada, sólo más segura. Tengo más amor propio por lo que hago. Y no es estar más confiada porque desde chiquita siempre quise jugar basketball con los más altos y con los más grandes pero no siempre me dejaron y el rechazo fue difícil pero lo volvía a intentar. Siempre patiné con los mayores, jugué beisbol con los de la prepa así que siempre he tenido confianza en mí, pero poco amor propio por mí misma.

Y ahora grabas en el Royal Albert Hall...

Aunque es un gran lugar, me pregunto si es suficiente sólo tocar música o cuál es la música que quieres aprovechar y tocar en ese gran escenario. Con la gran actividad política en Estados Unidos, el activismo y el poder de los medios hacia los jóvenes, nadie se siente capaz de politizar y enseñarle algo de historia al púbilco, así que por eso escogí rehacer por completo un concierto en particular de Bob Dylan en el mismo escenario donde se presentó, pero ahora en una relectura política incluyendo algunas fuertes imágenes en pantallas de algunos momentos importantes en la politización norteamericana.

Y precisamente para reencontrarnos en ese momento político, es que toqué las canciones en el mismo orden que Dylan lo hizo en 1966, con una variante de instrumentos y acompañantes para darles también un toque de mi personalidad y de mi coraje hacia lo que siento, inspirada en su protesta original.

En 1966 Bob y su banda sabían cómo comenzar y cómo viajar con las historias y las narraciones de las canciones originales de Dylan, que tomaban como una foto honorable de sus tiempos. Ahora por supuesto, ilustramos la Guerra de Ucrania y los negocios de las petroleras en EUA, además de la tensión racial y las elecciones que vienen. Todo mezclado para tomar un respiro e intentar, si podemos, tomar un respiro y colocarnos todos en una posición concreta.

¿Todos los tiempos políticos son iguales de turbulentos?

Siempre es la misma gente de poder aprovechándose de los que no tienen información y sólo aplauden sin considerar ninguna lección histórica. Siendo una joven blanca del sur de Estados Unidos, he visto muchas cosas desagradables y tienes que dominar tu temor sobre no saber toda la historia y los contextos políticos y tratar de hacer algo positivo. También tienes que rodearte de gente normal, doctores, empleados de oficina, amas de casa, de todos los tipos de personas que puedas para romper con los estereotipos y romper con el control que quieren tener sobre nosotros al decirnos que somos muy diferentes cuando somos exactamente iguales, sufrimos el mismo contexto y sufrimos la misma desinformación.

¿Crees que la música puede cambiar al mundo?

Creo como John Lennon, tal vez no es exacta la referencia pero dijo: ¨La música no puede cambiar el mundo pero una canción puede cambiar tu mente¨. Precisamente una canción te puede inspirar a cambiar.

Todo el mundo que conoce Imagine, de cualquier lugar del mundo, desde North Dakota hasta Oaxaca, puede sentir el poder de la canción y son tocados por ella, entonces se forma una comunidad gigantesca que puede ser una ola para un cambio trascendental, no sólo en ese momento sino de manera generacional….ese es el poder de la música.

¿Y tú has sentido el poder de Lou Reed, Joni Mitchell, David Bowie, los Rolling Stones, Billie Holliday artistas que has interpretado a tu manera con tus covers?

¡Exactamente! Ahora existen muchos artistas que sin importar la clase de música que hagan, ya seas Harry Styles o quien sea tienen el poder, Taylor Swift tiene el poder ahora, gracias a la organización de los conciertos como enormes eventos masivos donde se reúnen generaciones a formar parte de una comunidad que construye un poder inmenso nunca antes visto por la industria. Son como The Beatles en éxtasis. Llenan estadios con miles de personas que no se conocen y que forman parte de algo. No son guerras, sino que ahora son como partidos de futbol que reemplazan esa furia estúpida y lo convierten en un poder. Ahora no tienes que ser Malcolm X sino una estrella de pop y estar en el lugar correcto en el momento correcto para mover millones de personas…ese es el poder de ahora para cambiar el mundo. Toda esa gente cuando va a sus casas ya lleva algo de revolución y esa era la idea de Lennon.

¿Y crees que hay que cantar a Bob Dylan para formar esa conciencia silenciosa?

Pero también hay otros activistas como Víctor Jara, a quien le rompieron las manos a culatazos y eventualmente lo mataron en Chile. Sólo porque Bob Dylan sobrevivió no significa que sea el mejor compositor politizado. Siempre habrá voces que se paren y hablen desde su corazón como la de Woody Guthrie o Jay Z que ayudan a liberar la mente y formar una comunidad que mueva los límites mentales.

Por eso todos los artistas deberían tomarse un momento para comunicarse con sus inmensos públicos y hablarles de lo que pasa en frente de sus narices…. que sientan el poder de construir algo mejor.

¿Y qué piensas de los problemas actuales con los inmigrantes de México en la frontera norteamericana?

Quiero decirte que en la Estatua de la Libertad hay una frase que dice que si eres pobre, tienes hambre y estas cansado, en Estados Unidos te recibimos…pero ¡no a mexicanos!

¡Fuck you America! Es una real estupidez para los norteamericanos quienes no tienen el derecho de portarse así con ustedes. Honestamente puedo decir: ¡Fuck you America! Porque no escuchan las voces que tienen que ser escuchadas. Y esa opinión viene desde los afroamericanos, las minorías sexuales y la gente educada que no quiere portarse como inhumana con ustedes. Siempre hay que preguntarnos cómo podemos ayudar, yo, o Taylor Swift que cuando opinó sobre el voto en su Instagram, ese mismo día se registraron 500 mil personas, o como cuando Beastie Boys organizaron su evento a favor del Tibet e intentaron salvar vidas. Hay que activarse, seguro es un trabajo duro pero vale la pena porque todos somos la solución de un problema que pasa en Sudamerica o en Sudan. Siempre hay alguien que pueda ayudar.

Expresión hacia el racismo ¡Fuck you America!

Con más de 11 discos como solista incluyendo una triada dedicada a canciones de otros cantantes, Cat Power se ha convertido sigilosamente en una figura de lo que se puede llamar una generación nueva de cantautores que nada le tienen que pedir a Joan Baez o al mismo Dylan por su intensidad y pasión artística.

Pasión que la ha llevado a completar musica para el clásico cinematográfico de Carl Dreyer, La Passion de Jeanne d'Arc y trabajar con el maestro del avante garde Anthony Braxton.

Iniciando su carrera en el bloque vanguardista, Chan Marshall ha dedicado este último disco a 15 originales canciones de Bob Dylan que interpretó en un legendario concierto en la capital londinense, convirtiéndose en un proyecto atípico por la brecha generacional y por la combinación de sets acústicos y eléctricos.

En el video que presentas, ¿estás en la cárcel? Porque veo muros sin pintura y hasta las tuberías.

No puedo dejar de reírme y mostrar en video cómo es mi oficina y por eso esa apariencia tan rara…

¿Estás contenta con el resultado final de tu nuevo disco?

Siempre ando buscando el mejor balance de ejecución y el mejor sonido… recientemente me invitaron a cantar con Tinariwen (banda del Sahara producida por Daniel Lanois) y me costó mucho trabajo porque me pedían que recitara sólo palabras y tuve que invertir un par de horas a encontrar mi voz para ese objetivo porque es completamente diferente al cantar. En este disco de Dylan lo que más trabajo me costó fue no interpretar una copia de las inflexiones en la versión original, no sonar a Bob Dylan en una mala copia… ¿qué haces con tu brazo? Traes un palo santo o algo parecido?

Chan me interrumpe de la nada y me pregunta sobre qué hago con mi brazo cayendo en la plática de las limpias y en los rituales ancestrales mexicanos por lo que le trato de explicar que eso se llama ¨limpia¨.

Y contó, “exacto, eso es muy importante, la última vez que fui a México me dio miedo tratar los hongos. Hace unos años con una amiga quien es doctora y se especializa en drogadictos y gente muy dañada psicológicamente, intenté probarlos en un ambiente controlado, pero me dio miedo. Y en Oaxaca fui con una discípula de María Sabina pero me rajé al último minuto. Soy demasiado intensa y me preocupa quedarme atrapada, así que mejor le sigo en la música y en mi activismo político cuando puedo hacerlo”.


¿Bueno, la música es una droga no?

Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante


¡Claro! Activa varias partes de tu cerebro como cuando estas mamando de tu madre y la dopamina se libera de la madre a su hijo. También hacer música es algo mágico, desde pequeña me encanta intentar sentir ese poder y ahora lo puedo liberar.

Termina mi tiempo y Chan se despedía burlonamente con una canción…una intensidad que se refleja en su forma de cantar y en su larga trayectoria intentando romper los parámetros de todo lo normal y aburrido. Ojalá todos tuviéramos le coraje y el talento para intentarlo y lograrlo con millones de seguidores como los de Cat Power.



Elecciones 2024

Con el cartel inmobiliario al centro, candidatos por CDMX discuten sobre corrupción

Los temas a debatir son: agua, transparencia y combate a la corrupción.

CDMX

CDMX sufre inundaciones en las calles y el Metro por las lluvias

Varios puntos de la CDMX se vieron severamente afectados por la lluvia de este domingo

Elecciones 2024

Capturan a presunto asesino de candidato del PAN a la alcaldía de Ciudad Mante, Tamaulipas

Será puesto a disposición de la autoridad jurisdiccional correspondiente que determinará su situación jurídica

CDMX

Balacera afuera del Hospital Balbuena deja al menos un muerto

Presuntamente una mujer resultó lesionada durante el ataque; los responsables se dieron a la fuga

Sociedad

Más de 50 heridos por volcadura de autobús en Nuevo León

Al parecer, el chofer del autobús perdió el control al dormitar y la unidad terminó volcada

Política

INAI pide a Semarnat dar a conocer el impacto ambiental de Hoteles Tren Maya

El INAI informó que la Semarnat no entregó completa la información del impacto ambiental de la cadena de Hoteles Tren Maya a la persona solicitante