/ jueves 27 de febrero de 2020

Estrenan documental "Ya me voy" en casa de Las Patronas

El documental tuvo su estreno en la comunidad de Las Patronas, donde se contó la historia de Felipe Hernández, un migrante mexicano cuyo mayor deseo es volver a su país después de 16 años. 

AMATLÁN DE LOS REYES. La camioneta se detiene en medio de una zona llena de árboles y tierra. Estamos en la localidad de Guadalupe, La Patrona, dentro del municipio de Amatlán de los Reyes en Veracruz, a 15 kilómetros del centro de Córdoba. Ahí está una vía de tren que a primera vista es igual a cualquier otra. Pero sobre ella pasa el tren conocido como La Bestia, donde cada día transporta a cientos de migrantes que desean cruzar a Estados Unidos y ofrecerles un mejor estilo de vida a sus familias.

Apenas a unos pasos de ahí está una pequeña casa, cuya barda exterior está pintada de rosa. “Las Patronas”, se lee ahí. Esta es la sede del grupo de mujeres voluntarias que se encarga de preparar alimentos que podrían ser el único bocado que los migrantes prueben durante horas o días en su camino a cruzar la frontera de Estados Unidos.

En el techo cuelgan algunos papeles de colores picados que dicen “25 años Las Patronas”, pues hace unos días celebraron su primer cuarto de siglo. Mientras recuerdan las anécdotas de ese día se preparan para una noche especial, pues su localidad fue elegida para hacer el estreno de Ya me voy, documental que cuenta la historia de Felipe Hernández, quien después de 16 años de haber emigrado a Estados Unidos sólo desea volver a México para reencontrarse con su familia.

“Hay muchas soledad en la migración, la gente que va a trabajar también sufre”, dice Norma Romero, fundadora y coordinadora de Las Patronas, quien recibe y conoce la historia de Felipe. “Muchas veces creemos que migrar es ir a recoger el dinero a los Estados Unidos y ser feliz, pero la soledad no es una buena compañía para mis compañeros migrantes que están allá, porque siempre añoran a la familia”.

En Ya me voy, Felipe Hernández cuenta la soledad que vive en Estados Unidos desde hace 16 años que emigró, dejando atrás a su familia y a su hijo recién nacido. El filme plantea los esfuerzos diarios que este mexicano realiza para darle un mejor futuro a su familia y los obstáculos que le impiden volver a su país, pues su mayor anhelo es reencontrarse con sus seres queridos.

“Este documental es para que todos los inmigrantes que vivimos del otro lado sepan que nada es fácil, que a veces es preferible quedarse en el país que estamos y exigirle a nuestro gobierno que nos dé más trabajo, que haya más empleos para que uno pueda mantener a su familia, que sepa que no es necesario salir del país para vivir bien”, señala el protagonista.

“Uno sale a otro país buscando la mejoría de nuestras familias, sin pensar que allá nos van a mal ver, a maltratar, va a sufrir uno esas vejaciones y humillaciones por ser inmigrante. Es para que la gente tome conciencia que no es más llegar a Estados Unidos y barrer el dinero con una escoba, hay que luchar, trabajar hasta en tres lugares. Eso es lo que me tocó lo que quiero comunicarles, porque yo lo viví y lo sufrí y quiero que la gente se interese en el tema”, agregó.

El documental fue dirigido por Lindsey Cordero y Armando Croda, quienes conocieron a Felipe en las calles de Nueva York. “Ambos vivíamos en un barrio de Brooklyn y siempre lo veíamos con su sombrero, cantando con un carrito lleno de botellas. Él nos veía con las cámaras y un día se acercó a pedirnos si podíamos grabarle un video para que mi familia vea cómo es mi vida aquí en EUA”, explica Lindsey Cordero.

Cuando los directores le propusieron filmar un documental, Felipe dijo que no: “Siempre nos decía ‘es que ya me voy en un mes’, pero pasaba el tiempo y lo seguíamos viendo. Hasta que le dijimos, ¿Por qué no te puedes regresar?’, y básicamente esa fue la pregunta que inició toda la creación de esta historia”, añade la cineasta.

Ya me voy tuvo su estreno en el Salón Social de la comunidad Las Patronas, donde el público pudo conocer la historia de Felipe Hernández. El documental se exhibirá en salas comerciales y dentro del circuito cultural a partir de hoy.

AMATLÁN DE LOS REYES. La camioneta se detiene en medio de una zona llena de árboles y tierra. Estamos en la localidad de Guadalupe, La Patrona, dentro del municipio de Amatlán de los Reyes en Veracruz, a 15 kilómetros del centro de Córdoba. Ahí está una vía de tren que a primera vista es igual a cualquier otra. Pero sobre ella pasa el tren conocido como La Bestia, donde cada día transporta a cientos de migrantes que desean cruzar a Estados Unidos y ofrecerles un mejor estilo de vida a sus familias.

Apenas a unos pasos de ahí está una pequeña casa, cuya barda exterior está pintada de rosa. “Las Patronas”, se lee ahí. Esta es la sede del grupo de mujeres voluntarias que se encarga de preparar alimentos que podrían ser el único bocado que los migrantes prueben durante horas o días en su camino a cruzar la frontera de Estados Unidos.

En el techo cuelgan algunos papeles de colores picados que dicen “25 años Las Patronas”, pues hace unos días celebraron su primer cuarto de siglo. Mientras recuerdan las anécdotas de ese día se preparan para una noche especial, pues su localidad fue elegida para hacer el estreno de Ya me voy, documental que cuenta la historia de Felipe Hernández, quien después de 16 años de haber emigrado a Estados Unidos sólo desea volver a México para reencontrarse con su familia.

“Hay muchas soledad en la migración, la gente que va a trabajar también sufre”, dice Norma Romero, fundadora y coordinadora de Las Patronas, quien recibe y conoce la historia de Felipe. “Muchas veces creemos que migrar es ir a recoger el dinero a los Estados Unidos y ser feliz, pero la soledad no es una buena compañía para mis compañeros migrantes que están allá, porque siempre añoran a la familia”.

En Ya me voy, Felipe Hernández cuenta la soledad que vive en Estados Unidos desde hace 16 años que emigró, dejando atrás a su familia y a su hijo recién nacido. El filme plantea los esfuerzos diarios que este mexicano realiza para darle un mejor futuro a su familia y los obstáculos que le impiden volver a su país, pues su mayor anhelo es reencontrarse con sus seres queridos.

“Este documental es para que todos los inmigrantes que vivimos del otro lado sepan que nada es fácil, que a veces es preferible quedarse en el país que estamos y exigirle a nuestro gobierno que nos dé más trabajo, que haya más empleos para que uno pueda mantener a su familia, que sepa que no es necesario salir del país para vivir bien”, señala el protagonista.

“Uno sale a otro país buscando la mejoría de nuestras familias, sin pensar que allá nos van a mal ver, a maltratar, va a sufrir uno esas vejaciones y humillaciones por ser inmigrante. Es para que la gente tome conciencia que no es más llegar a Estados Unidos y barrer el dinero con una escoba, hay que luchar, trabajar hasta en tres lugares. Eso es lo que me tocó lo que quiero comunicarles, porque yo lo viví y lo sufrí y quiero que la gente se interese en el tema”, agregó.

El documental fue dirigido por Lindsey Cordero y Armando Croda, quienes conocieron a Felipe en las calles de Nueva York. “Ambos vivíamos en un barrio de Brooklyn y siempre lo veíamos con su sombrero, cantando con un carrito lleno de botellas. Él nos veía con las cámaras y un día se acercó a pedirnos si podíamos grabarle un video para que mi familia vea cómo es mi vida aquí en EUA”, explica Lindsey Cordero.

Cuando los directores le propusieron filmar un documental, Felipe dijo que no: “Siempre nos decía ‘es que ya me voy en un mes’, pero pasaba el tiempo y lo seguíamos viendo. Hasta que le dijimos, ¿Por qué no te puedes regresar?’, y básicamente esa fue la pregunta que inició toda la creación de esta historia”, añade la cineasta.

Ya me voy tuvo su estreno en el Salón Social de la comunidad Las Patronas, donde el público pudo conocer la historia de Felipe Hernández. El documental se exhibirá en salas comerciales y dentro del circuito cultural a partir de hoy.

México

México supera las 52 mil muertes por coronavirus

En las últimas 24 horas se reportaron 6 mil 495 contagios para un acumulado de 475 mil 902 casos positivos de Covid-19

Sociedad

“Estamos en la pelea por el agua”, reiteran agricultores de Chihuahua

Aseguran que de continuar el trasvase de las presas Madero y Boquilla se va a generar un problema social

CDMX

CJNG suma a bandas para crecer en CDMX

Un ejemplo es la Fuerza Anti Unión, que es una de sus células, dice Eduardo Guerrero, de Seguridad Lantia

Sociedad

Bachilleres buscan alternativas en espera del semáforo verde

Preocupados por la salud y seguridad de los alumnos, las instituciones educación media planean estrategias encaminadas al cuidado de la salud emocional tanto de estudiantes como del personal académico y administrativo

Doble Vía

Va la UNAM por revolucionar la industria automotriz

En la Unidad de Control de Emisiones del Instituto de Ingeniería trabajan para desarrollar este proyecto

Política

Respetará INE impugnaciones en Coahuila e Hidalgo

El legislador señaló que en Morena consideran que las autoridades sanitarias deben de pronunciarse al respecto y decir si hay o no condiciones paracelebrar elecciones

Justicia

Investiga FGR a Jesús Orta por presunto lavado de dinero

Otros 19 exfuncionarios de la extinta Policía Federal también están en la mira; juez definirá caso

Sociedad

Distribuyen casi 200 mil anticonceptivos para prevenir embarazos no deseados

El Consejo Nacional de Población reveló que 9.4% de jóvenes embarazadas de 15 años o más fueron víctimas de abuso sexual

Cultura

Impacta recorte a INAH; conservación de museos, en riesgo

El gobierno recortó en 75% los gastos de operación de varios organismos, entre ellos el INAH. Este tijeretazo afectaría la operación de 194 zonas arqueológicas, 162 museos y 515 monumentos históricos del país