/ viernes 24 de septiembre de 2021

Frente Cumbiero: Tropicanibalismo, de Colombia para el mundo

Con solo dos discos, este combo colombiano ha contagiado el virus de la cumbia alternativa hasta en los rincones más insospechados del mapamundi tropical

Mario Galeano es un personaje clave de la música alternativa latinoamericana, quien lleva años realizando un trabajo destacable en proyectos como Ondatrópica, Los Pirañas y Frente Cumbiero, con los que ha llevado muy lejos los límites de la música latina y afrolatina, para jugar con ellos, experimentar y fusionarlos con el dub, el noise y hasta el punk.

En esa búsqueda interminable, este artista precoz de espíritu incansable, ha sabido asociarse en distintos tipos de misiones sonoras con todo tipo de artistas de la más alta relevancia, desde Mad Professor hasta Jorge Drexler, pasando por Ensamble Polifónico Vallenato, Carmelo Torres Y Los Toscos y Los Gaiteros De San Jacinto, siempre formando parte de proyectos certeros y convincentes.

Una década después de concebir el icónico álbum Frente Cumbiero Meets Mad Professor, con el que provocó un encuentro más que certero entre la cumbia y el dub, el año pasado la asociación que tiene en conjunto con Pedro Ojeda, Marco Fajardo y Sebastián Rozo regresó con un segundo asalto discográfico titulado Cera Perdida (2020) en el que apostaron por la fusión de sintetizadores Moog con instrumentos de viento que nuevamente levantó una ola de buenas críticas en buena parte del mundo.

Dentro de unos días, el Frente Cumbiero regresará a los escenarios luego del parón de más de un año provocado por la pandemia, y lo harán en el mismo lugar en donde dejaron las cosas: México, como nos cuenta el propio Mario Galeano, en entrevista con El Sol de México:

“Sí, es nuestra primera salida fuera de Colombia desde que empezó la pandemia, y es una ocasión muy importante la de tener que salir otra vez y que sea a México, porque curiosamente la última salida también fue a México, así que por ahí se cierra el círculo y esperamos pasar a otra cosa”.

Foto: Cortesía MAVA

Ya que tocas el tema de la pandemia, ¿ustedes pudieron aprovecharla de algún modo positivo?

Claro. Digamos que algo positivo fue que ya teníamos material, desde antes de que llegara la pandemia, listo para ser lanzado. Por suerte teníamos esa carta guardada que nos permitió mantenernos vigentes, mostrando nueva música… Digamos que lo positivo fue haber tenido material para mostrar durante ese periodo.

Durante todo este tiempo, el Frente Cumbiero apenas tuvo oportunidad de realizar tres conciertos con público en su natal Colombia y con las restricciones propias de la situación sanitaria, por lo que cuenta Galeano que tiene muchas ganas de mostrar este nuevo material frente a otras audiencias:

“Tenemos muchísimas ganas de mostrar nuestro nuevo disco, que básicamente trae este nuevo formato de cuarteto con dos vientos, electrónica y percusiones, principalmente de nuestro disco Cera perdida y de nuestro disco con los japoneses Minyo Crusaders (2020); tenemos todas las ganas de mostrarlo y de que la gente lo baile con nosotros”.

El disco Cera Perdida del que habla Mario, es un trabajo cien por ciento instrumental, que es precisamente otra de las características de este combo, que explota esa posibilidad, en lugar de forzar su propuesta con la inclusión de un vocalista, como él mismo explica:

“Frente Cumbiero es un grupo instrumental que a través de la melodía y el ritmo busca acercarse al golpe cumbiambero, pero tratando de traerlo a ámbitos de la contemporaneidad y sí, en vivo está muy enfocado a que la gente al baile, pero también de ambientar y de meterse en este concepto de tropicanibalismo que es acercarnos de una forma cruda y digamos que bastante exploratoria alrededor de las músicas tropicales”.

Y seguro que la gente agradece que la propuesta se mantenga instrumental, en lugar de que la hagan vocal en busca del éxito comercial.

Claro. De todas formas digamos que la música instrumental es un tipo de música que encaja un poco en el underground, en el ámbito de las músicas alternativas, porque tú prendes la radio y difícilmente vas a escuchar una canción instrumental. El 99 por ciento de la música que suena en la radio es vocal. Pero nosotros le hemos apuntado más a explorar ese legado que tienen nuestras músicas, que es absolutamente rico y diverso… Digamos que si te pones a escuchar las grabaciones clásicas de los sesentas y los setentas, el grueso de la información es instrumental, mientras que la parte vocal es apenas un adornito... y por ahí vamos nosotros.

Me queda claro que su propuesta es mejor recibida en un ámbito no tan comercial, pero han tenido oportunidad de medir su propuesta en otros ámbitos, digamos no tan alternativos?

Sí, ese siempre es un tema importante a la hora de acercarse a músicas tradicionales, porque uno tiende a asociar la tradición con la gente mayor y nosotros de alguna manera estamos tratando de apropiarnos de eso para llevarlo a nuevos públicos y a nuevos oídos, pero hablando de otros ámbitos, pues uno de los espacios donde hemos podido llevar también nuestra propuesta pues es la escena del club, en donde de repente hay DJ que entre una música y otra pues también incluye al Frente Cumbiero.

Y aquí llega un punto clave en el que Galeano hace notar las diferencias de cómo puede ser recibida su propuesta entre el ámbito mexicano y el colombiano:

“Aquí en Colombia, el tema de la cumbia es bastante diferente que en México y que en otras partes de Latinoamérica, puesto que acá se mantiene todavía la cosa de la cumbia todavía como acústico, algo de muy de las orquestas, por lo que es difícil para nosotros tocar en ciudades cumbiamberas como Barranquilla o Cartagena, en donde conciben la cumbia como algo de tambor (...) Y por ejemplo, el tema de la cumbia sonidera, para poner un ejemplo puntual, que está llena de sintetizadores, efectos y una gran cantidad de tratamientos, pues está mucho más desarrollada en México, donde están muy acostumbrados a ese concepto, mientras que acá el concepto de cumbia con electrónica o cumbia con sintetizador no es algo de lo que forme parte de lo que la gente escucha”.

Foto: Especial

¿Crees que aún hay una parte del público que se acerca a ustedes porque encuentra en su propuesta rasgos reconocibles de la llamada música alternativa?

Yo creo que es porque aún hay muchos prejuicios sobre nuestras músicas. Nosotros como Latinoamericanos sufrimos de un terrible complejo tercermundista por el que a la gente le cuesta mirar a la cara cómo son los estilos verdaderamente. Es cierto que hay un público para el que es más fácil escuchar al Frente Cumbiero porque encuentra ciertos rasgos electrónicos, que escuchar a una banda de pueblo, y como ese podría darte muchos ejemplos.Yo creo que esa forma de acercarse al tropicalisimo debería ser una especie de entrada a que la gente fuera esculcando y revisando qué hay más allá, que es algo que sí pasa mucho en el rock anglo, en donde la industria y el propio movimiento permiten que la gente curiosa empiece a indagar en las raíces hasta que termine encontrando el blues más antiguo de los años veintes o treintas.

A ustedes les ha ido muy bien en varias partes del mundo, ¿pero cuál ha sido el lugar más remoto donde ha sonado el Frente Cumbiero?

Al día de hoy creo que hemos sonado en Australia, Moscú, Tokio, Escandinavia del Norte… En África hemos ido a Kenia y a Tanzania...

¿Y cuál de todas esas travesías ha resultado la más inesperada?

Creo que por ejemplo, el caso con Japón ha sido bastante loco, porque nos dimos cuenta de que había una escena cumbiambera, una escena naciente en el país, que nos dejó a todos sorprendidos, ver por ejemplo a algunos DJs poniendo viniles de 45 de cumbias súper difíciles de conseguir o de guacharacas, fue algo inesperado, y definitivamente ese ámbito tropicalista de Japón resultó ser una maravilla, creo que es algo que va a dar mucho de qué hablar y que va a seguir creciendo, porque es algo que tiene una raíz muy real de gusto por la música tropical… Seguramente estaremos escuchando proyectos japoneses tropicales interesantes dentro de algunos años...

Claro, como hicieron hace mucho con la salsa, que también se la apropiaron.

Totalmente, y también por el lado del reggae y del dub, de todos estos sonidos digamos caribeños que ellos manejan bien; algunos de los más importantes coleccionistas de esos géneros están en Japón, y conocen mucho de los sound system y los sonideros, de todo lo que tiene que ver con sonido del Caribe, lo tienen muy claro.

Será el 30 de octubre cuando el Frente Cumbiero llegue a la Ciudad de México, para presentarse en el Foro Indie Rocks, como parte de una mini gira por este país, que continuará durante los primeros días de octubre por algunos foros de Guadalajara, Puebla y Veracruz.

Una oportunidad que Mario ve como irrepetible para cortar con lo que él llama “este espejismo” de la pandemia y de “tratar de retomar todo”, precisamente ahora en tierras mexicanas.

¡Espero que ya por fin se corte ese hechizo! Exclama el líder de Frente Cumbiero, antes de despedirse.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Mario Galeano es un personaje clave de la música alternativa latinoamericana, quien lleva años realizando un trabajo destacable en proyectos como Ondatrópica, Los Pirañas y Frente Cumbiero, con los que ha llevado muy lejos los límites de la música latina y afrolatina, para jugar con ellos, experimentar y fusionarlos con el dub, el noise y hasta el punk.

En esa búsqueda interminable, este artista precoz de espíritu incansable, ha sabido asociarse en distintos tipos de misiones sonoras con todo tipo de artistas de la más alta relevancia, desde Mad Professor hasta Jorge Drexler, pasando por Ensamble Polifónico Vallenato, Carmelo Torres Y Los Toscos y Los Gaiteros De San Jacinto, siempre formando parte de proyectos certeros y convincentes.

Una década después de concebir el icónico álbum Frente Cumbiero Meets Mad Professor, con el que provocó un encuentro más que certero entre la cumbia y el dub, el año pasado la asociación que tiene en conjunto con Pedro Ojeda, Marco Fajardo y Sebastián Rozo regresó con un segundo asalto discográfico titulado Cera Perdida (2020) en el que apostaron por la fusión de sintetizadores Moog con instrumentos de viento que nuevamente levantó una ola de buenas críticas en buena parte del mundo.

Dentro de unos días, el Frente Cumbiero regresará a los escenarios luego del parón de más de un año provocado por la pandemia, y lo harán en el mismo lugar en donde dejaron las cosas: México, como nos cuenta el propio Mario Galeano, en entrevista con El Sol de México:

“Sí, es nuestra primera salida fuera de Colombia desde que empezó la pandemia, y es una ocasión muy importante la de tener que salir otra vez y que sea a México, porque curiosamente la última salida también fue a México, así que por ahí se cierra el círculo y esperamos pasar a otra cosa”.

Foto: Cortesía MAVA

Ya que tocas el tema de la pandemia, ¿ustedes pudieron aprovecharla de algún modo positivo?

Claro. Digamos que algo positivo fue que ya teníamos material, desde antes de que llegara la pandemia, listo para ser lanzado. Por suerte teníamos esa carta guardada que nos permitió mantenernos vigentes, mostrando nueva música… Digamos que lo positivo fue haber tenido material para mostrar durante ese periodo.

Durante todo este tiempo, el Frente Cumbiero apenas tuvo oportunidad de realizar tres conciertos con público en su natal Colombia y con las restricciones propias de la situación sanitaria, por lo que cuenta Galeano que tiene muchas ganas de mostrar este nuevo material frente a otras audiencias:

“Tenemos muchísimas ganas de mostrar nuestro nuevo disco, que básicamente trae este nuevo formato de cuarteto con dos vientos, electrónica y percusiones, principalmente de nuestro disco Cera perdida y de nuestro disco con los japoneses Minyo Crusaders (2020); tenemos todas las ganas de mostrarlo y de que la gente lo baile con nosotros”.

El disco Cera Perdida del que habla Mario, es un trabajo cien por ciento instrumental, que es precisamente otra de las características de este combo, que explota esa posibilidad, en lugar de forzar su propuesta con la inclusión de un vocalista, como él mismo explica:

“Frente Cumbiero es un grupo instrumental que a través de la melodía y el ritmo busca acercarse al golpe cumbiambero, pero tratando de traerlo a ámbitos de la contemporaneidad y sí, en vivo está muy enfocado a que la gente al baile, pero también de ambientar y de meterse en este concepto de tropicanibalismo que es acercarnos de una forma cruda y digamos que bastante exploratoria alrededor de las músicas tropicales”.

Y seguro que la gente agradece que la propuesta se mantenga instrumental, en lugar de que la hagan vocal en busca del éxito comercial.

Claro. De todas formas digamos que la música instrumental es un tipo de música que encaja un poco en el underground, en el ámbito de las músicas alternativas, porque tú prendes la radio y difícilmente vas a escuchar una canción instrumental. El 99 por ciento de la música que suena en la radio es vocal. Pero nosotros le hemos apuntado más a explorar ese legado que tienen nuestras músicas, que es absolutamente rico y diverso… Digamos que si te pones a escuchar las grabaciones clásicas de los sesentas y los setentas, el grueso de la información es instrumental, mientras que la parte vocal es apenas un adornito... y por ahí vamos nosotros.

Me queda claro que su propuesta es mejor recibida en un ámbito no tan comercial, pero han tenido oportunidad de medir su propuesta en otros ámbitos, digamos no tan alternativos?

Sí, ese siempre es un tema importante a la hora de acercarse a músicas tradicionales, porque uno tiende a asociar la tradición con la gente mayor y nosotros de alguna manera estamos tratando de apropiarnos de eso para llevarlo a nuevos públicos y a nuevos oídos, pero hablando de otros ámbitos, pues uno de los espacios donde hemos podido llevar también nuestra propuesta pues es la escena del club, en donde de repente hay DJ que entre una música y otra pues también incluye al Frente Cumbiero.

Y aquí llega un punto clave en el que Galeano hace notar las diferencias de cómo puede ser recibida su propuesta entre el ámbito mexicano y el colombiano:

“Aquí en Colombia, el tema de la cumbia es bastante diferente que en México y que en otras partes de Latinoamérica, puesto que acá se mantiene todavía la cosa de la cumbia todavía como acústico, algo de muy de las orquestas, por lo que es difícil para nosotros tocar en ciudades cumbiamberas como Barranquilla o Cartagena, en donde conciben la cumbia como algo de tambor (...) Y por ejemplo, el tema de la cumbia sonidera, para poner un ejemplo puntual, que está llena de sintetizadores, efectos y una gran cantidad de tratamientos, pues está mucho más desarrollada en México, donde están muy acostumbrados a ese concepto, mientras que acá el concepto de cumbia con electrónica o cumbia con sintetizador no es algo de lo que forme parte de lo que la gente escucha”.

Foto: Especial

¿Crees que aún hay una parte del público que se acerca a ustedes porque encuentra en su propuesta rasgos reconocibles de la llamada música alternativa?

Yo creo que es porque aún hay muchos prejuicios sobre nuestras músicas. Nosotros como Latinoamericanos sufrimos de un terrible complejo tercermundista por el que a la gente le cuesta mirar a la cara cómo son los estilos verdaderamente. Es cierto que hay un público para el que es más fácil escuchar al Frente Cumbiero porque encuentra ciertos rasgos electrónicos, que escuchar a una banda de pueblo, y como ese podría darte muchos ejemplos.Yo creo que esa forma de acercarse al tropicalisimo debería ser una especie de entrada a que la gente fuera esculcando y revisando qué hay más allá, que es algo que sí pasa mucho en el rock anglo, en donde la industria y el propio movimiento permiten que la gente curiosa empiece a indagar en las raíces hasta que termine encontrando el blues más antiguo de los años veintes o treintas.

A ustedes les ha ido muy bien en varias partes del mundo, ¿pero cuál ha sido el lugar más remoto donde ha sonado el Frente Cumbiero?

Al día de hoy creo que hemos sonado en Australia, Moscú, Tokio, Escandinavia del Norte… En África hemos ido a Kenia y a Tanzania...

¿Y cuál de todas esas travesías ha resultado la más inesperada?

Creo que por ejemplo, el caso con Japón ha sido bastante loco, porque nos dimos cuenta de que había una escena cumbiambera, una escena naciente en el país, que nos dejó a todos sorprendidos, ver por ejemplo a algunos DJs poniendo viniles de 45 de cumbias súper difíciles de conseguir o de guacharacas, fue algo inesperado, y definitivamente ese ámbito tropicalista de Japón resultó ser una maravilla, creo que es algo que va a dar mucho de qué hablar y que va a seguir creciendo, porque es algo que tiene una raíz muy real de gusto por la música tropical… Seguramente estaremos escuchando proyectos japoneses tropicales interesantes dentro de algunos años...

Claro, como hicieron hace mucho con la salsa, que también se la apropiaron.

Totalmente, y también por el lado del reggae y del dub, de todos estos sonidos digamos caribeños que ellos manejan bien; algunos de los más importantes coleccionistas de esos géneros están en Japón, y conocen mucho de los sound system y los sonideros, de todo lo que tiene que ver con sonido del Caribe, lo tienen muy claro.

Será el 30 de octubre cuando el Frente Cumbiero llegue a la Ciudad de México, para presentarse en el Foro Indie Rocks, como parte de una mini gira por este país, que continuará durante los primeros días de octubre por algunos foros de Guadalajara, Puebla y Veracruz.

Una oportunidad que Mario ve como irrepetible para cortar con lo que él llama “este espejismo” de la pandemia y de “tratar de retomar todo”, precisamente ahora en tierras mexicanas.

¡Espero que ya por fin se corte ese hechizo! Exclama el líder de Frente Cumbiero, antes de despedirse.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Finanzas

Alicia Bárcena anuncia el fin de su gestión en Cepal

El anuncio tuvo lugar durante la reunión en la sede de Naciones Unidas del trigésimo sexto periodo de sesiones del Comité Plenario de la Cepal

Sociedad

Siguen operativos de la Marina en Zapopan y Guadalajara; van ocho detenidos

Entre las personas detenidas destaca el presunto autor material de la privación de la libertad de dos marinos

Sociedad

Estudiantes impiden entrada de Romero Tellaeche al CIDE; pretendía listar a manifestantes

El director general del CIDE aseguró en un comunicado que la lista buscaba evitar que ingresen al campus personas ajenas a la institución

Sociedad

Siguen operativos de la Marina en Zapopan y Guadalajara; van ocho detenidos

Entre las personas detenidas destaca el presunto autor material de la privación de la libertad de dos marinos

Cultura

Desgaste del neoliberalismo traerá turbulencias sociales: ex vicepresidente de Bolivia

Álvaro García Linera, ex vicepresidente de Bolivia, aseguró que los gobiernos del mundo deben atender los temas prioritarios para evitar una situación crítica

CDMX

CDH pide 4% más de presupuesto para hacer frente a 2022

La Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México pidió 18 millones adicionales a su presupuesto

Sociedad

Estudiantes de la UANL bloquean calles en protesta al nuevo sistema de evaluación

Los alumnos de la Facultad de Medicina rechazan el nuevo esquema de calificación

Arte

NFT de Pedro Friedeberg se vende en 110 mil 880 pesos

Los NFT son respaldados en tecnología blockchain, lo que los vuelve imposibles de falsificar y copiar, por lo que se han captado el interés de los coleccionistas

Salud

UNAM y Francia se unen para investigar pandemias

El convenio de colaboración fue firmado por el rector Enrique Graue Wiechers y por el embajador de Francia en México, Jean-Pierre Asvazadourian