/ lunes 24 de febrero de 2020

Hunters, drama con toques de Tarantino llega a Amazone Prime

La serie se estrena hoy para sorprender al público con una historia dramática y de fina comedia

MADRID. Es una de las series más esperadas de este año por el simple hecho de contar con Al Pacino como cabeza de cartel, pero Hunters, que se estrena hoy en Amazon Prime Video, va a sorprender a todo el mundo porque es una mezcla de muchas cosas, tiene comedia, drama, violencia al estilo Tarantino y hasta bailes.

Una nueva vuelta de tuerca en la evolución de cómo el cine ha tratado todo lo relacionado con el Holocausto.

El drama más profundo y una tristeza opresiva son las características más habituales de grandes títulos como Marathon Man (1976), The boys from Brazil (1978) o Music Box (1989).

Una seriedad a la que Quentin Tarantino añadió humor y ligereza en Inglourious basterds (2009), algo difícil de hacer para contar uno de los mayores dramas de la historia reciente, pero el realizador estadounidense lo hizo con maestría.

Ahora un debutante, David Weil, se atreve a mezclar risas y llantos para contar una historia mil veces contada pero aportando muchas novedades en su concepto.

Una de las principales características de la serie es su estética. Finales de los 70, colores estridentes y brillantes, peinados afro, chaquetas de cuero, patillas, pantalones de campana...

Escenario ideal para una comedia, para un musical, pero también para esas historias estilo Tarantino o Spike Lee (BlacKkKlansman) en las que la sangre es más roja, el cielo más azul y la luz del sol deslumbra más.

No hay más que ver la primera secuencia del primer capítulo para hacerse una idea de por dónde va la serie. Una piscina en un día soleado, una familia perfecta, una barbacoa, un césped inmaculado y un nazi que se oculta en un escenario más propio de las aventuras de Barbie que de un drama sobre el Holocausto.

Elementos de cómic y trazas de superhéroes se superponen en este primer largometraje de Weil, que está muy bien acompañado por Jordan Peele como productor y con un elenco encabezado por Al Pacino, pero que también cuenta con Lena Olin o Josh Radnor

LOGAN LERMAN, EL DESCUBRIMIENTO DE "HUNTERS"

Y con Logan Lerman ("The Perks of Being a Wallflower") como el verdadero protagonista de la serie. Un rostro habitual del cine independiente que se mete en la piel de Jonah Heidelbaum, el nieto de una superviviente de Auschwitz que vive ignorante del duro pasado de su abuela.

Lerman funciona como nexo de unión entre el Estados Unidos despreocupado de los setenta y el recuerdo del Holocausto que pervive en el grupo de personas que se dedican a la caza de nazis.

Los expresivos ojos de Lerman aportan emoción cuando la serie realiza flashbacks al terror de Auschwitz, con duras escenas que muestran los juegos macabros que los nazis se inventaban para matar a los judíos.

La vida en el campo de concentración ocupa una parte importante de la historia porque es la justificación para las búsquedas de los asesinos nazis que llevan a cabo Al Pacino, como millonario benefactor, y su heterogéneo grupo, en el que hay desde una monja a un actor.

Por si faltara algo, a los nazis y a sus cazadores se une una agente del FBI, Millie Morris (Jerrika Hinton, conocida por "Grey's Anatomy"), que aporta el lado gubernamental a la historia.

COMEDIA Y FICCIÓN, PERO CON UNA BASE MUY REAL

Diez episodios -el primero de 90 minutos y los restantes de 60- que cuentan las aventuras de estos cazadores de nazis con momentos dramáticos y otros que harán estallar al espectador en carcajadas, algo chocante en un primer momento pero que funciona mejor a partir del segundo capítulo.

Todo ello, y aunque pueda extrañar, tiene una base muy real, porque la historia está inspirada en la vida de Sara Weil, abuela del director, a la que califica como "el mayor superhéroe" que ha conocido.

En una carta facilitada a los periodistas por Amazon, Weil recuerda cómo su abuela sobrevivió a Auschwitz-Birkenau y a Bergen Belsen y cómo ella le contó poco a poco su vida, el horror y, sobre todo, la tremenda capacidad del ser humano para hacer el mal.

"Hunters" es la respuesta del realizador a las preguntas que se hizo sobre la herencia, el derecho a nacer y la responsabilidad. "Es una carta de amor a mi abuela (...) Es un intento de aportar luz a crímenes ocultos y secretos, de buscar la Justicia que ella nunca recibió, de mantener la memoria del Holocausto viva y de continuar su historia".

"Necesitaba contar esta historia sobre un equipo de héroes, todos marginalizados por el mundo, luchando por encontrar su lugar en él, luchando por salvarse...", afirma Weil, que cree que vivimos en un momento "que necesita más héroes que nunca".

MADRID. Es una de las series más esperadas de este año por el simple hecho de contar con Al Pacino como cabeza de cartel, pero Hunters, que se estrena hoy en Amazon Prime Video, va a sorprender a todo el mundo porque es una mezcla de muchas cosas, tiene comedia, drama, violencia al estilo Tarantino y hasta bailes.

Una nueva vuelta de tuerca en la evolución de cómo el cine ha tratado todo lo relacionado con el Holocausto.

El drama más profundo y una tristeza opresiva son las características más habituales de grandes títulos como Marathon Man (1976), The boys from Brazil (1978) o Music Box (1989).

Una seriedad a la que Quentin Tarantino añadió humor y ligereza en Inglourious basterds (2009), algo difícil de hacer para contar uno de los mayores dramas de la historia reciente, pero el realizador estadounidense lo hizo con maestría.

Ahora un debutante, David Weil, se atreve a mezclar risas y llantos para contar una historia mil veces contada pero aportando muchas novedades en su concepto.

Una de las principales características de la serie es su estética. Finales de los 70, colores estridentes y brillantes, peinados afro, chaquetas de cuero, patillas, pantalones de campana...

Escenario ideal para una comedia, para un musical, pero también para esas historias estilo Tarantino o Spike Lee (BlacKkKlansman) en las que la sangre es más roja, el cielo más azul y la luz del sol deslumbra más.

No hay más que ver la primera secuencia del primer capítulo para hacerse una idea de por dónde va la serie. Una piscina en un día soleado, una familia perfecta, una barbacoa, un césped inmaculado y un nazi que se oculta en un escenario más propio de las aventuras de Barbie que de un drama sobre el Holocausto.

Elementos de cómic y trazas de superhéroes se superponen en este primer largometraje de Weil, que está muy bien acompañado por Jordan Peele como productor y con un elenco encabezado por Al Pacino, pero que también cuenta con Lena Olin o Josh Radnor

LOGAN LERMAN, EL DESCUBRIMIENTO DE "HUNTERS"

Y con Logan Lerman ("The Perks of Being a Wallflower") como el verdadero protagonista de la serie. Un rostro habitual del cine independiente que se mete en la piel de Jonah Heidelbaum, el nieto de una superviviente de Auschwitz que vive ignorante del duro pasado de su abuela.

Lerman funciona como nexo de unión entre el Estados Unidos despreocupado de los setenta y el recuerdo del Holocausto que pervive en el grupo de personas que se dedican a la caza de nazis.

Los expresivos ojos de Lerman aportan emoción cuando la serie realiza flashbacks al terror de Auschwitz, con duras escenas que muestran los juegos macabros que los nazis se inventaban para matar a los judíos.

La vida en el campo de concentración ocupa una parte importante de la historia porque es la justificación para las búsquedas de los asesinos nazis que llevan a cabo Al Pacino, como millonario benefactor, y su heterogéneo grupo, en el que hay desde una monja a un actor.

Por si faltara algo, a los nazis y a sus cazadores se une una agente del FBI, Millie Morris (Jerrika Hinton, conocida por "Grey's Anatomy"), que aporta el lado gubernamental a la historia.

COMEDIA Y FICCIÓN, PERO CON UNA BASE MUY REAL

Diez episodios -el primero de 90 minutos y los restantes de 60- que cuentan las aventuras de estos cazadores de nazis con momentos dramáticos y otros que harán estallar al espectador en carcajadas, algo chocante en un primer momento pero que funciona mejor a partir del segundo capítulo.

Todo ello, y aunque pueda extrañar, tiene una base muy real, porque la historia está inspirada en la vida de Sara Weil, abuela del director, a la que califica como "el mayor superhéroe" que ha conocido.

En una carta facilitada a los periodistas por Amazon, Weil recuerda cómo su abuela sobrevivió a Auschwitz-Birkenau y a Bergen Belsen y cómo ella le contó poco a poco su vida, el horror y, sobre todo, la tremenda capacidad del ser humano para hacer el mal.

"Hunters" es la respuesta del realizador a las preguntas que se hizo sobre la herencia, el derecho a nacer y la responsabilidad. "Es una carta de amor a mi abuela (...) Es un intento de aportar luz a crímenes ocultos y secretos, de buscar la Justicia que ella nunca recibió, de mantener la memoria del Holocausto viva y de continuar su historia".

"Necesitaba contar esta historia sobre un equipo de héroes, todos marginalizados por el mundo, luchando por encontrar su lugar en él, luchando por salvarse...", afirma Weil, que cree que vivimos en un momento "que necesita más héroes que nunca".

Sociedad

La deserción escolar tiene un alto costo

Especialistas coinciden en que es incalculable porque trunca el futuro social y laboral de los estudiantes

CDMX

Van contra turismo sexual en la CDMX

La nueva secretaria de Turismo trabaja contra los feminicidios dentro de hoteles y la trata

Sociedad

Feministas crean el grupo Todas México

Se deslindan de partidos y buscan impulsar políticas para las mujeres a nivel federal, estatal y municipal

Sociedad

Estado mexicano entierra el crimen de Ortiz Franco

El 22 de junio de 2004 fue asesinado el editor del semanario Zeta, las pruebas acusan el Cártel de Tijuana con la complicidad de funcionarios de la fiscalía estatal; la CNDH y la FGR han cerrado los expedientes, y la justicia dependería de autoridades que el propio periodista denunció

Mundo

Bajo Observación | El mundo deja atrás la tercera ola Covid

Al tiempo que las campañas de vacunación continúan en el mundo, se hace patente reducciones de casos en casi todas las regiones.

Finanzas

#Data Parque veícular no recupera tracción

Antes de la pandemia, cada mes se sumaban al parque vehícular particular de México 108 mil unidades

Política

La Sedena fabricará sus propios cohetes

Para combatir el déficit, la Sedena invertirá en maquinaria para poder fabricarlos en México

Sociedad

La deserción escolar tiene un alto costo

Especialistas coinciden en que es incalculable porque trunca el futuro social y laboral de los estudiantes

CDMX

Van contra turismo sexual en la CDMX

La nueva secretaria de Turismo trabaja contra los feminicidios dentro de hoteles y la trata