/ sábado 21 de diciembre de 2019

Izan Llunas, su destino es cantar

El actor deja atrás su debut en la bioserie de Luis Miguel y toma México como plataforma para lanzarse como cantante, oficio que heredó de su abuelo Dyango y su padre Marcos Llunas

Izan Llunas ya no es el niño que representó a Luis Miguel en la bioserie del cantante, aunque aún no es un adulto, sus quince años ya se notan en la altura y en su cada vez más grave voz, está convencido de que lo suyo es el canto y que el venir a vivir a México ha sido una gran decisión.

“Llevo unos tres o cuatro meses viviendo aquí y ya me estoy adaptando, ya he empezado con la escuela, tengo a mis amigos, he hecho bastantes y ha sido un muy buen año, pero el año que viene va a ser mucho mejor”, expresa Izan a El Sol de México rodeado de piñatas.

Las piñatas las conoce bien, “en España hay, no tanto como aquí, que son un ícono, aunque también las rompemos, pero más en los cumpleaños”, dice, y su papá, el cantante español Marco Llunas le canta “dale dale dale, no pierdas el tino...”, y explica que en muchos de sus viajes de gira a México trajo a Izan de pequeño y en una fiesta que le hicieron le cantaron así mientras partía la piñata, desde entonces recuerda la canción, aunque su hijo no tanto.

Izan no sabe lo que es una posada aún, pero le gusta México, “siempre digo que lo que más me gusta de aquí es la gente y la comida, que está muy buena”, pero también extraña mucho su país de origen. “De España extraño principalmente a mi familia, no digo que no estén aquí, porque está mi padre, pero no es como tenerlos aquí al lado”, cuenta.

Su familia lo ha influenciado de sobremanera, su abuelo Dyango fue el que comenzó una dinastía de cantantes, sus hijos Marcos y Jordi Llunas hicieron una carrera musical, después llegó el turno de Izan, quien desde temprana edad mostró una afición grande a la música y comenzó con su participación en el programa de concurso La voz kids España.

“Me he reflejado un poco en ellos (su abuelo y padre), pero aunque ellos no hubiesen sido cantantes yo lo hubiera sido igual”, dice determinante. Aunque confiesa que le gusta la actuación ha decidido que “me voy a quedar cantando, es algo que desde pequeño lo llevo en la sangre”.

Izan mostró su capacidad vocales al interpretar canciones de gran dificultad como La Malagueña en Luis Miguel. La serie, y ahora aún se encuentra en promoción de su sencillo Decídete, que nada tiene que ver con el tema homónimo de Luis Miguel.

Y aunque la adolescencia le ha traído algunos cambios de voz, ha sabido adaptarse a ellos. “Ahora me veo más grande, pero lo que he estado haciendo es seguir con las clases de canto, eso es algo que no se puede dejar, antes tenía la voz súper aguda, ahora con 15 años está cambiando”.

Llunas pasará la Navidad con su familia en Bali, Indonesia, una tradición de años atrás, razón por la cual su comida en esta temporada se ha convertido en ensaladas y platillos de arroz. Lo que más le gusta de esta época es pasar tiempo con su familia y asegura que cree en Santa Claus. “Hay que tener fe en todo”.

Para el próximo año Izan está listo para regresar con más música, espera poder componer canciones al lado de su padre y retomar sus clases de piano. “Según mi padre y mi abuelo la carrera de cantante es una de las más difíciles que hay, yo iré paso a pasito con mucha paciencia”, finaliza el cantante.

Izan Llunas ya no es el niño que representó a Luis Miguel en la bioserie del cantante, aunque aún no es un adulto, sus quince años ya se notan en la altura y en su cada vez más grave voz, está convencido de que lo suyo es el canto y que el venir a vivir a México ha sido una gran decisión.

“Llevo unos tres o cuatro meses viviendo aquí y ya me estoy adaptando, ya he empezado con la escuela, tengo a mis amigos, he hecho bastantes y ha sido un muy buen año, pero el año que viene va a ser mucho mejor”, expresa Izan a El Sol de México rodeado de piñatas.

Las piñatas las conoce bien, “en España hay, no tanto como aquí, que son un ícono, aunque también las rompemos, pero más en los cumpleaños”, dice, y su papá, el cantante español Marco Llunas le canta “dale dale dale, no pierdas el tino...”, y explica que en muchos de sus viajes de gira a México trajo a Izan de pequeño y en una fiesta que le hicieron le cantaron así mientras partía la piñata, desde entonces recuerda la canción, aunque su hijo no tanto.

Izan no sabe lo que es una posada aún, pero le gusta México, “siempre digo que lo que más me gusta de aquí es la gente y la comida, que está muy buena”, pero también extraña mucho su país de origen. “De España extraño principalmente a mi familia, no digo que no estén aquí, porque está mi padre, pero no es como tenerlos aquí al lado”, cuenta.

Su familia lo ha influenciado de sobremanera, su abuelo Dyango fue el que comenzó una dinastía de cantantes, sus hijos Marcos y Jordi Llunas hicieron una carrera musical, después llegó el turno de Izan, quien desde temprana edad mostró una afición grande a la música y comenzó con su participación en el programa de concurso La voz kids España.

“Me he reflejado un poco en ellos (su abuelo y padre), pero aunque ellos no hubiesen sido cantantes yo lo hubiera sido igual”, dice determinante. Aunque confiesa que le gusta la actuación ha decidido que “me voy a quedar cantando, es algo que desde pequeño lo llevo en la sangre”.

Izan mostró su capacidad vocales al interpretar canciones de gran dificultad como La Malagueña en Luis Miguel. La serie, y ahora aún se encuentra en promoción de su sencillo Decídete, que nada tiene que ver con el tema homónimo de Luis Miguel.

Y aunque la adolescencia le ha traído algunos cambios de voz, ha sabido adaptarse a ellos. “Ahora me veo más grande, pero lo que he estado haciendo es seguir con las clases de canto, eso es algo que no se puede dejar, antes tenía la voz súper aguda, ahora con 15 años está cambiando”.

Llunas pasará la Navidad con su familia en Bali, Indonesia, una tradición de años atrás, razón por la cual su comida en esta temporada se ha convertido en ensaladas y platillos de arroz. Lo que más le gusta de esta época es pasar tiempo con su familia y asegura que cree en Santa Claus. “Hay que tener fe en todo”.

Para el próximo año Izan está listo para regresar con más música, espera poder componer canciones al lado de su padre y retomar sus clases de piano. “Según mi padre y mi abuelo la carrera de cantante es una de las más difíciles que hay, yo iré paso a pasito con mucha paciencia”, finaliza el cantante.

Sociedad

AMIIF advierten riesgo de desabasto de medicamentos

La organización acusó además que al solicitar modificaciones al etiquetado de los productos se pone “en riesgo” los sellos de seguridad o la calidad del producto

Sociedad

A la orilla del Bravo, migrantes aguardan asilo de Biden

En Matamoros se habilitó un campamento de migrantes que confían en la nueva política migratoria de Joe Biden

Finanzas

Biden quiere crear red eléctrica con México

El nuevo presidente de EU pretende extender la red hasta Colombia, según su plan de sustentabilidad

Doble Vía

#Data | Tropieza el ánimo de los tuiteros al iniciar el 2021

El peso de los tweets positivos en México cayó 2.7% al inicio de enero de este año respecto al mes previo

Mundo

Bajo observación | El gran reto de Joe Biden

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prometió una movilización como “en tiempos de guerra” para hacer frente al Covid-19

Sociedad

AMIIF advierten riesgo de desabasto de medicamentos

La organización acusó además que al solicitar modificaciones al etiquetado de los productos se pone “en riesgo” los sellos de seguridad o la calidad del producto

Finanzas

Biden quiere crear red eléctrica con México

El nuevo presidente de EU pretende extender la red hasta Colombia, según su plan de sustentabilidad

Finanzas

Sugieren banqueros cambiar utilidades por bonos de productividad

En la negociación sobre el outsourcing, Luisa María Alcalde insiste en que el PTU no es negociable

Sociedad

Por pandemia, no completaron vacuna hexavalente 4 de cada 10 bebés

Los menores no están protegidos de seis enfermedades como la difteria, la hepatitis B, el tétanos, tos ferina, la poliomielitis e influenza tipo B