/ domingo 11 de junio de 2017

Sufrí discriminación en EU, asegura Eiza González

La actriz, Eiza González, compartió en su cuenta de Instagram una desagradable experiencia cuando hizo su primer casting en Estados Unidos.

Como parte de la entrevista que ofreció a “Interview Magazine”, Eiza cuenta que el director le dijo que sólo tendría trabajo por ser bonita. “Fue la primera audición que tuve en Estados Unidos, y es un formato diferente al de México. Aquí lees con un director de casting mientras graban. Y algunos de ellos simplemente leen en blanco.

Me dieron cuatro escenas, y pensé que estaba destinada a elegir una, porque así es en México. Me estaba aprendiendo como normalmente lo hacía (…) pero el director de casting detuvo todo y dijo: ‘probablemente vayas a trabajar sólo porque eres bonita’. Yo pensaba: ‘¿qué significa eso?’”, comentó la actriz.

Esta situación incomodó y molestó a Eiza; sin embargo, tomó el comentario como un impulso para esforzarse y demostrar con trabajo, su calidad como actriz.

“Estaba tan molesta que hice una nota mental: ‘Nunca quiero oír eso otra vez’. Yo pensaba: ‘Lo voy a demostrar trabajando cada día para no caer en los estereotipos’. Me motivó a trabajar diez veces más”, finalizó.

La actriz, Eiza González, compartió en su cuenta de Instagram una desagradable experiencia cuando hizo su primer casting en Estados Unidos.

Como parte de la entrevista que ofreció a “Interview Magazine”, Eiza cuenta que el director le dijo que sólo tendría trabajo por ser bonita. “Fue la primera audición que tuve en Estados Unidos, y es un formato diferente al de México. Aquí lees con un director de casting mientras graban. Y algunos de ellos simplemente leen en blanco.

Me dieron cuatro escenas, y pensé que estaba destinada a elegir una, porque así es en México. Me estaba aprendiendo como normalmente lo hacía (…) pero el director de casting detuvo todo y dijo: ‘probablemente vayas a trabajar sólo porque eres bonita’. Yo pensaba: ‘¿qué significa eso?’”, comentó la actriz.

Esta situación incomodó y molestó a Eiza; sin embargo, tomó el comentario como un impulso para esforzarse y demostrar con trabajo, su calidad como actriz.

“Estaba tan molesta que hice una nota mental: ‘Nunca quiero oír eso otra vez’. Yo pensaba: ‘Lo voy a demostrar trabajando cada día para no caer en los estereotipos’. Me motivó a trabajar diez veces más”, finalizó.