/ domingo 6 de marzo de 2022

Sally Field se reencuentra en la televisión con su deporte favorito

Sally Field regresa a la televisión en una serie que plasma parte de la historia de los Lakers, un equipo al que ella es aficionada

Sally Field adora el basquetbol, pues además de ser uno de sus deportes favoritos, representa un puente de conexión con su familia. En una charla con El Sol de México, visiblemente emocionada la actriz de 75 años se declaró fan “de hueso colorado”, y aseguró que es un amor que nadie puede sacar de su cuerpo.

“Antes iba a los partidos con mis hijos, o simplemente nos reuníamos a verlos, especialmente en la época decembrina. Podías escuchar los gritos que salían de mi casa, como si estuvieran matando a alguien. Todos somos fans, es muy divertido, excepto cuando van perdiendo”, comenta entre risas.

Y es que en su familia el deporte va mucho más allá de una simple actividad recreativa, es algo que forma parte de su vida, y los ha acompañado incluso en los momentos más difíciles de su vida, como fue el caso de la cuarentena.

“Era muy difícil durante la pandemia, porque estábamos todos separados. Mis hijos y yo nos mandábamos mensajes para comunicarnos cuando veíamos un juego, estábamos cada quien en su casa. Y todo el tiempo era de ‘oh por Dios, ¿viste eso?, ¿se lastimó?, ¿lo van a amonestar?’. Estoy agradecida que el deporte estaba ahí para mantenernos unidos”.

Recientemente, la dos veces ganadora del Oscar encontró el proyecto perfecto para combinar esta pasión con su profesión como actriz. Se trata de la serie Lakers: Tiempo para ganar, donde da vida a Jessie Buss, la madre de quien fue dueño del equipo entre 1979 y 2013 (año en que falleció víctima de cáncer de próstata).

Este proyecto marca su regreso a la pantalla chica, luego de dos años de ausencia, y representó para ella una oportunidad de explorar una faceta de la maternidad ligeramente distinta a los papeles que había interpretado antes, como la madre de Forrest Gump, o M´Lynn Eatenton en la cinta Magnolias de acero, ambas dos mujeres amorosas y dulces.

En esta ocasión, le tocó ponerse en los zapatos de alguien con un carácter fuerte, y el vínculo con su hijo está basado en un enfrentamiento constante entre ellos. “Simplemente se molestan, se ponen apodos, son divertidos y bulliciosos”, explicó.

“Es la madre que quiere verlo sobrevivir y tener éxito, pero como muchos padres, le preocupa tanto que falle, que de alguna manera lo quiere detener, porque no quiere que quede herido y fracase. A veces no es la mejor madre, pero surge de su necesidad desesperada de ver bien a su hijo”.

La serie fue escrita por Max Borenstein y Jim Hecht, y está basada en el libro Showtime: Magic, Kareem, Riley, and the Los Angeles Lakers Dynasty of the 1980s de Jeff Pearlman. Cuenta con la dirección de Adam McKay, quien recientemente realizó la cinta nominada al Oscar No mires arriba.

La primera temporada sigue los sucesos ocurridos a partir de que Jerry Buss (John C. Reilly) adquirió el equipo en 1979, con Earvin Magic Johnson (interpretado por Quincy Isaiah) como parte de la alineación, y Pat Riley (encarnado por Adrien Brody) como entrenador.

En un tono de comedia negra se observa su ascenso a la era de mayor apogeo, durante la cual alcanzaron 60 victorias en seis temporadas, jugando en ocho finales durante la década de los 80, y se coronaron campeones en cinco ocasiones. Esta etapa de apogeo culminó cuando Johnson se retiró, tras anunciar que era portador de VIH, el 7 de noviembre de 1991.

John C. Reilly explicó que si bien, a diferencia de Sally Field, no era gran aficionado al basquetbol, conocer la vida familiar y la intimidad de su personaje, le permitió abordarlo desde un enfoque más personal, y con la idea en mente de que era un hombre de su época, que supo lo que quería desde una edad temprana.

“El proceso de interpretar a alguien, ya sea ficticio o real, involucra la empatía. Tienes los hechos o la trama en el guión, pero conforme conoces a la persona y entiendes sus motivos, hay elementos psicológicos, y te vuelves muy empático con tu personaje. Al menos eso hago, nunca he sido alguien que ve a sus personajes con desprecio”, afirma.

Por su parte, Quincy Isaiah comentó a este diario que al haber nacido en 1995, no experimentó de primera mano el apogeo de Johnson en el equipo, pero sí estaba al tanto de cómo se desenvolvió su faceta empresarial.

“Cuando nací, él ya estaba establecido como Magic Johnson. Tenía muchos negocios, lo conocí así, traer eso a este papel, fue entenderlo como una persona completa antes de todo eso, y como jugador de basquetbol. Simplemente fue indagar en quién fue de joven”.

Lakers: Tiempo de ganar se estrena este 6 de marzo por HBO Max, es apta para adultos.

Sally Field adora el basquetbol, pues además de ser uno de sus deportes favoritos, representa un puente de conexión con su familia. En una charla con El Sol de México, visiblemente emocionada la actriz de 75 años se declaró fan “de hueso colorado”, y aseguró que es un amor que nadie puede sacar de su cuerpo.

“Antes iba a los partidos con mis hijos, o simplemente nos reuníamos a verlos, especialmente en la época decembrina. Podías escuchar los gritos que salían de mi casa, como si estuvieran matando a alguien. Todos somos fans, es muy divertido, excepto cuando van perdiendo”, comenta entre risas.

Y es que en su familia el deporte va mucho más allá de una simple actividad recreativa, es algo que forma parte de su vida, y los ha acompañado incluso en los momentos más difíciles de su vida, como fue el caso de la cuarentena.

“Era muy difícil durante la pandemia, porque estábamos todos separados. Mis hijos y yo nos mandábamos mensajes para comunicarnos cuando veíamos un juego, estábamos cada quien en su casa. Y todo el tiempo era de ‘oh por Dios, ¿viste eso?, ¿se lastimó?, ¿lo van a amonestar?’. Estoy agradecida que el deporte estaba ahí para mantenernos unidos”.

Recientemente, la dos veces ganadora del Oscar encontró el proyecto perfecto para combinar esta pasión con su profesión como actriz. Se trata de la serie Lakers: Tiempo para ganar, donde da vida a Jessie Buss, la madre de quien fue dueño del equipo entre 1979 y 2013 (año en que falleció víctima de cáncer de próstata).

Este proyecto marca su regreso a la pantalla chica, luego de dos años de ausencia, y representó para ella una oportunidad de explorar una faceta de la maternidad ligeramente distinta a los papeles que había interpretado antes, como la madre de Forrest Gump, o M´Lynn Eatenton en la cinta Magnolias de acero, ambas dos mujeres amorosas y dulces.

En esta ocasión, le tocó ponerse en los zapatos de alguien con un carácter fuerte, y el vínculo con su hijo está basado en un enfrentamiento constante entre ellos. “Simplemente se molestan, se ponen apodos, son divertidos y bulliciosos”, explicó.

“Es la madre que quiere verlo sobrevivir y tener éxito, pero como muchos padres, le preocupa tanto que falle, que de alguna manera lo quiere detener, porque no quiere que quede herido y fracase. A veces no es la mejor madre, pero surge de su necesidad desesperada de ver bien a su hijo”.

La serie fue escrita por Max Borenstein y Jim Hecht, y está basada en el libro Showtime: Magic, Kareem, Riley, and the Los Angeles Lakers Dynasty of the 1980s de Jeff Pearlman. Cuenta con la dirección de Adam McKay, quien recientemente realizó la cinta nominada al Oscar No mires arriba.

La primera temporada sigue los sucesos ocurridos a partir de que Jerry Buss (John C. Reilly) adquirió el equipo en 1979, con Earvin Magic Johnson (interpretado por Quincy Isaiah) como parte de la alineación, y Pat Riley (encarnado por Adrien Brody) como entrenador.

En un tono de comedia negra se observa su ascenso a la era de mayor apogeo, durante la cual alcanzaron 60 victorias en seis temporadas, jugando en ocho finales durante la década de los 80, y se coronaron campeones en cinco ocasiones. Esta etapa de apogeo culminó cuando Johnson se retiró, tras anunciar que era portador de VIH, el 7 de noviembre de 1991.

John C. Reilly explicó que si bien, a diferencia de Sally Field, no era gran aficionado al basquetbol, conocer la vida familiar y la intimidad de su personaje, le permitió abordarlo desde un enfoque más personal, y con la idea en mente de que era un hombre de su época, que supo lo que quería desde una edad temprana.

“El proceso de interpretar a alguien, ya sea ficticio o real, involucra la empatía. Tienes los hechos o la trama en el guión, pero conforme conoces a la persona y entiendes sus motivos, hay elementos psicológicos, y te vuelves muy empático con tu personaje. Al menos eso hago, nunca he sido alguien que ve a sus personajes con desprecio”, afirma.

Por su parte, Quincy Isaiah comentó a este diario que al haber nacido en 1995, no experimentó de primera mano el apogeo de Johnson en el equipo, pero sí estaba al tanto de cómo se desenvolvió su faceta empresarial.

“Cuando nací, él ya estaba establecido como Magic Johnson. Tenía muchos negocios, lo conocí así, traer eso a este papel, fue entenderlo como una persona completa antes de todo eso, y como jugador de basquetbol. Simplemente fue indagar en quién fue de joven”.

Lakers: Tiempo de ganar se estrena este 6 de marzo por HBO Max, es apta para adultos.

CDMX

Colapsa estructura en la construcción del Tren Interurbano

Jesús Esteva, secretario de Obras del gobierno capitalino, señaló que afortunadamente no se registraron lesionados ni daños en las casas vecina

Política

Diputados perfilan votar hoy la creación del Fondo de Pensiones para el Bienestar

De acuerdo con el dictamen, el Fondo de Pensiones para el Bienestar daría a los institutos de seguridad social los recursos necesarios para asegurar pensiones de 100 por ciento

CDMX

Trabajadores de Pemex cierran Periférico por disputa en la titularidad del sindicato

La Secretaría del Trabajo se niega a entregar la toma de nota que acredita a Rubén Choreño como secretario general del sindicato de petroleros

Política

Sheinbaum mantiene un silencio cómplice en la agenda antifeminista de AMLO: Rosario Robles

La exjefa de gobierno capitalina y ex titular de Sedesol y Sedatu señala que el presidente es muy conservador sobre los derechos de las mujeres

Mundo

Honduras también cerrará Embajada en Ecuador

Tras retirar su embajada en Ecuador, Honduras se suma a países Nicaragua y Venezuela que se solidarizaron con México

Metrópoli

Prevén en la CDMX más olas de calor

Experto de la UNAM advierte sobre nuevos récords de altas temperaturas