/ viernes 21 de julio de 2023

Adiós a Tony Bennett, a quien Sinatra llamó el mejor cantante en el mundo del espectáculo

Entre los muchos reconocimientos que recibió se encuentran más de una decena de premios Grammy

Tony Bennett, uno de los vocalistas más consumados y queridos del jazz y la música popular, era el último gran "crooner" del siglo XX y "el mejor cantante de este negocio" para su amigo Frank Sinatra, que admiró el entusiasmo la calidad técnica y la calidez emocional de un artista exitoso hasta el final.

En agosto de 2021, unos días después de haber ofrecido dos conciertos junto a Lady Gaga en Nueva York (los del famoso video en el que la cantante salta de emoción porque el artista la reconoció), se anunció oficialmente el retiro de Tony Bennet de los escenarios.

Tras más de ocho décadas de carrera, dejó entonces un legado invaluable que este viernes se perpetuó con la muerte de quien fue llamado “el mejor crooner del mundo”.

Puedes leer también: De Lady Gaga a Paul McCartney, los mejores duetos de Tony Bennett

Formaba parte de uno de los discos de duetos con los que su carrera volvió a brillar y que le convirtieron en el cantante más veterano en obtener un número uno en las listas estadounidenses, a los 85 años.

Hijo de un tendero italiano, Anthony Dominick Benedetto nació el 3 de agosto de 1926 en el barrio de Astoria, en el Queens neoyorquino. Estudió en la High School of Industrial Arts en Manhattan, donde descubrió sus dos pasiones, la música y la pintura.

Una carrera musical que comenzó en la guerra

Durante el servicio militar combatió en la Segunda Guerra Mundial, donde comenzó a cantar con bandas del ejército y tras la guerra, estudió técnica vocal en el American Theatre Wing.

En 1946 ofreció su primer concierto en un club nocturno junto con el trombonista Tyree Glenn, pero su gran oportunidad llegaría en 1949, cuando el todavía "Joe Bari" fue descubierto por el cómico Bob Hope, que además de contratarlo, le dio el nombre artístico de Tony Bennett. Poco después fue fichado por Columbia Records para iniciar una carrera de éxito.

En 1952 se dio a conocer con el single "Because of you", al que siguieron varios discos, entre ellos "Could 7" (1955) o "Long ago and far away" (1958). A partir de este momento publicará cerca de un centenar de discos, entre ellos "I left my heart in San Francisco" (1962), que consiguió dos premios Grammy y le catapultó a la gloria.

Luego de varios años cantando, Bennetr alcanzó el éxito en en 1949. Foto: Reuters

En la década de los 70 destacaron sus producciones "The very thought of you" (1971), "Sunrise, Sunset" (1973), "Let's fall in love with the songs of Harold Arlen & CY Coleman" (1975).

Tras algunos años sin publicar discos, editó "The art of excellence" (1986), al que siguieron algunos de sus últimos trabajos, como "Perfectly Frank" (1992), "The playground" (1998), "A wonderful world" (2002) o "A swingin' Christmas" (2008).

Apasionado pintor

Bennett fue también un apasionado pintor, carrera que desarrolló en paralelo a la música. Firmaba con su nombre verdadero Anthony Benedetto. Expuso su obra por galerías de EU como en el Instituto Butler de Arte Americano, el Club Nacional de las Artes en Nueva York, el Museo Nacional Smithsonian de Historia Americana o la galería del Smithsonian National Portrait. Además, tiene expuestas dos obras pictóricas en Naciones Unidas.

En 1999 creó la Galería "Benedetto Arts LLC" y en 2001 promovió la Frank Sinatra School of the Arts, que abrió sus puertas como escuela secundaria y pública en Queens, Nueva York.

Tony Bennett logró ser el número uno en las listas de EU a sus 85 años. Foto: Reuters

Comprometido con cuestiones humanitarias, recaudó millones de dólares para la Fundación de Diabetes Juvenil y para la Sociedad Americana del Cáncer.

En 2005 fue distinguido con el Kennedy Center Honor, en una gala a la asistió el presidente George Bush padre, y por su altruismo recibió el Premio Humanitario 2007 de Naciones Unidas y el galardón Martin Luther King por sus esfuerzos para luchar contra la discriminación.

John Mayer, Mariah Carey, Barak Obama, Smokey Robinson, Billy Joel, David Letterman, Nancy Sinatra, Keith Richards y Ozzy Osbourne y hasta Kermit The Frog dejaron sus condolencias en la cuenta de Twitter de Tony Bennet, quien en 2016 fue diagnosticado con Alzheimer, pero continuó con algunas apariciones públicas hasta que en 2021 anunció su retirada.

“La musicalidad que tenía implícita en su voz hacía que las canciones que interpretara se convirtieran en una especie de recomposición. Además de la interpretación que hacía a los autores, cuando él las cantaba adquirieran nuevos matices, como si realmente las estuvieran componiendo de nuevo”, dice Rodrigo de la Cadena en entrevista con El Sol de México.

El cantante destaca que Bennet tuvo influencia directa de artistas como Mel Tormé, Ella Fitzgerald, Billy Holiday, el propio Frank Sinatra y Nat King Cole, que fueron antecesores y contemporáneos.

Siempre vigente

“Yo lo vi con Lady Gaga, fue muy importante esa presentación, porque el público era de él, no de ella. Ella sabía el rol que desempeñaba ahí, sacó la casta, fue muy buena. Es parte del legado que deja Tony Bennett, todo el mundo la conocía como cantante de música electrónica o pop, pero él la animó y la motivó a hacer jazz, como lo hizo con Amy Winehouse o Aretha Franklin. Siempre se rodeó de cantantes jóvenes, nuevas generaciones y también de cantantes internacionales, que muchos cantantes gringos no pelan, como fue el caso de Vicente Fernández o Juanes”, agrega Rodrigo de la Cadena.

Para el cantante de big band Paco de María, Tony Bennet es un gran modelo a seguir. “Fue una persona y un artista que nunca estuvo involucrado en escándalos, siempre estuvo muy vigente, supo adaptarse a las distintas modas. Fue una de las referencias más importantes, no sólo en México sino a nivel mundial del género del jazz y big band. Aquí tuvo la oportunidad de venir varias veces, desde niño crecí escuchando su música, y en nuestro país o en el mercado latino, si piensas en jazz o big band, en la elegancia, debes pensar en él”.

De María explica que Tony Bennet “tenía un rango y una técnica vocal rara, en cuanto a lo que era una característica para los cantantes de big band. Generalmente todos eran cantantes que los caracterizaba el estilo. Tony venía de una escuela donde inclusive tuvo cierto tipo de curiosidad para adentrarse en la ópera y el bel canto, su técnica era superior a la de los crooners y cantantes de la época”.

Un canto dulce, armónico, de perfecta dicción, según Carlos Cuevas. “Tony Bennett deja un legado importantísimo para los amantes del buen canto. Obviamente los temas que grabó, desde I Left My Heart In San Francisco, que fue su mayor éxito mundial. Yo acercaría a los jóvenes a oír su música, sobre todo el disco de duetos que grabó, hasta su dueto con Vicente Fernández, y los últimos dos discos que grabó con Lady Gaga. Es uno de los grandes, me atrevo a decir que es el último crooner de aquella época del canto, que ya nos dejó. Ahora queda Michael Buble como un crooner bueno, sin llegarle a Tony Bennett para mi gusto”.

El músico y productor Marcello Lara, lamenta el fallecimiento del artista, también recordado por su elegancia. “Perdimos a alguien que le dio una voz bien diferente y bonita a la música, y siempre trató de hacer las cosas de una manera positiva, amable. Independientemente de que era una voz excepcional, maravillosa y privilegiada, de esas cálidas que te arropan y te hacen sentir bien, perdemos a un tipo genuinamente bueno, que quería llevar la felicidad a través de la música. Personalmente me pega y me duele, lo escucharé, y afortunadamente tenemos un legado musical que estará en nuestros corazones”.

|| Con información de EFE ||

Tony Bennett, uno de los vocalistas más consumados y queridos del jazz y la música popular, era el último gran "crooner" del siglo XX y "el mejor cantante de este negocio" para su amigo Frank Sinatra, que admiró el entusiasmo la calidad técnica y la calidez emocional de un artista exitoso hasta el final.

En agosto de 2021, unos días después de haber ofrecido dos conciertos junto a Lady Gaga en Nueva York (los del famoso video en el que la cantante salta de emoción porque el artista la reconoció), se anunció oficialmente el retiro de Tony Bennet de los escenarios.

Tras más de ocho décadas de carrera, dejó entonces un legado invaluable que este viernes se perpetuó con la muerte de quien fue llamado “el mejor crooner del mundo”.

Puedes leer también: De Lady Gaga a Paul McCartney, los mejores duetos de Tony Bennett

Formaba parte de uno de los discos de duetos con los que su carrera volvió a brillar y que le convirtieron en el cantante más veterano en obtener un número uno en las listas estadounidenses, a los 85 años.

Hijo de un tendero italiano, Anthony Dominick Benedetto nació el 3 de agosto de 1926 en el barrio de Astoria, en el Queens neoyorquino. Estudió en la High School of Industrial Arts en Manhattan, donde descubrió sus dos pasiones, la música y la pintura.

Una carrera musical que comenzó en la guerra

Durante el servicio militar combatió en la Segunda Guerra Mundial, donde comenzó a cantar con bandas del ejército y tras la guerra, estudió técnica vocal en el American Theatre Wing.

En 1946 ofreció su primer concierto en un club nocturno junto con el trombonista Tyree Glenn, pero su gran oportunidad llegaría en 1949, cuando el todavía "Joe Bari" fue descubierto por el cómico Bob Hope, que además de contratarlo, le dio el nombre artístico de Tony Bennett. Poco después fue fichado por Columbia Records para iniciar una carrera de éxito.

En 1952 se dio a conocer con el single "Because of you", al que siguieron varios discos, entre ellos "Could 7" (1955) o "Long ago and far away" (1958). A partir de este momento publicará cerca de un centenar de discos, entre ellos "I left my heart in San Francisco" (1962), que consiguió dos premios Grammy y le catapultó a la gloria.

Luego de varios años cantando, Bennetr alcanzó el éxito en en 1949. Foto: Reuters

En la década de los 70 destacaron sus producciones "The very thought of you" (1971), "Sunrise, Sunset" (1973), "Let's fall in love with the songs of Harold Arlen & CY Coleman" (1975).

Tras algunos años sin publicar discos, editó "The art of excellence" (1986), al que siguieron algunos de sus últimos trabajos, como "Perfectly Frank" (1992), "The playground" (1998), "A wonderful world" (2002) o "A swingin' Christmas" (2008).

Apasionado pintor

Bennett fue también un apasionado pintor, carrera que desarrolló en paralelo a la música. Firmaba con su nombre verdadero Anthony Benedetto. Expuso su obra por galerías de EU como en el Instituto Butler de Arte Americano, el Club Nacional de las Artes en Nueva York, el Museo Nacional Smithsonian de Historia Americana o la galería del Smithsonian National Portrait. Además, tiene expuestas dos obras pictóricas en Naciones Unidas.

En 1999 creó la Galería "Benedetto Arts LLC" y en 2001 promovió la Frank Sinatra School of the Arts, que abrió sus puertas como escuela secundaria y pública en Queens, Nueva York.

Tony Bennett logró ser el número uno en las listas de EU a sus 85 años. Foto: Reuters

Comprometido con cuestiones humanitarias, recaudó millones de dólares para la Fundación de Diabetes Juvenil y para la Sociedad Americana del Cáncer.

En 2005 fue distinguido con el Kennedy Center Honor, en una gala a la asistió el presidente George Bush padre, y por su altruismo recibió el Premio Humanitario 2007 de Naciones Unidas y el galardón Martin Luther King por sus esfuerzos para luchar contra la discriminación.

John Mayer, Mariah Carey, Barak Obama, Smokey Robinson, Billy Joel, David Letterman, Nancy Sinatra, Keith Richards y Ozzy Osbourne y hasta Kermit The Frog dejaron sus condolencias en la cuenta de Twitter de Tony Bennet, quien en 2016 fue diagnosticado con Alzheimer, pero continuó con algunas apariciones públicas hasta que en 2021 anunció su retirada.

“La musicalidad que tenía implícita en su voz hacía que las canciones que interpretara se convirtieran en una especie de recomposición. Además de la interpretación que hacía a los autores, cuando él las cantaba adquirieran nuevos matices, como si realmente las estuvieran componiendo de nuevo”, dice Rodrigo de la Cadena en entrevista con El Sol de México.

El cantante destaca que Bennet tuvo influencia directa de artistas como Mel Tormé, Ella Fitzgerald, Billy Holiday, el propio Frank Sinatra y Nat King Cole, que fueron antecesores y contemporáneos.

Siempre vigente

“Yo lo vi con Lady Gaga, fue muy importante esa presentación, porque el público era de él, no de ella. Ella sabía el rol que desempeñaba ahí, sacó la casta, fue muy buena. Es parte del legado que deja Tony Bennett, todo el mundo la conocía como cantante de música electrónica o pop, pero él la animó y la motivó a hacer jazz, como lo hizo con Amy Winehouse o Aretha Franklin. Siempre se rodeó de cantantes jóvenes, nuevas generaciones y también de cantantes internacionales, que muchos cantantes gringos no pelan, como fue el caso de Vicente Fernández o Juanes”, agrega Rodrigo de la Cadena.

Para el cantante de big band Paco de María, Tony Bennet es un gran modelo a seguir. “Fue una persona y un artista que nunca estuvo involucrado en escándalos, siempre estuvo muy vigente, supo adaptarse a las distintas modas. Fue una de las referencias más importantes, no sólo en México sino a nivel mundial del género del jazz y big band. Aquí tuvo la oportunidad de venir varias veces, desde niño crecí escuchando su música, y en nuestro país o en el mercado latino, si piensas en jazz o big band, en la elegancia, debes pensar en él”.

De María explica que Tony Bennet “tenía un rango y una técnica vocal rara, en cuanto a lo que era una característica para los cantantes de big band. Generalmente todos eran cantantes que los caracterizaba el estilo. Tony venía de una escuela donde inclusive tuvo cierto tipo de curiosidad para adentrarse en la ópera y el bel canto, su técnica era superior a la de los crooners y cantantes de la época”.

Un canto dulce, armónico, de perfecta dicción, según Carlos Cuevas. “Tony Bennett deja un legado importantísimo para los amantes del buen canto. Obviamente los temas que grabó, desde I Left My Heart In San Francisco, que fue su mayor éxito mundial. Yo acercaría a los jóvenes a oír su música, sobre todo el disco de duetos que grabó, hasta su dueto con Vicente Fernández, y los últimos dos discos que grabó con Lady Gaga. Es uno de los grandes, me atrevo a decir que es el último crooner de aquella época del canto, que ya nos dejó. Ahora queda Michael Buble como un crooner bueno, sin llegarle a Tony Bennett para mi gusto”.

El músico y productor Marcello Lara, lamenta el fallecimiento del artista, también recordado por su elegancia. “Perdimos a alguien que le dio una voz bien diferente y bonita a la música, y siempre trató de hacer las cosas de una manera positiva, amable. Independientemente de que era una voz excepcional, maravillosa y privilegiada, de esas cálidas que te arropan y te hacen sentir bien, perdemos a un tipo genuinamente bueno, que quería llevar la felicidad a través de la música. Personalmente me pega y me duele, lo escucharé, y afortunadamente tenemos un legado musical que estará en nuestros corazones”.

|| Con información de EFE ||

Finanzas

Burócratas absorben más recursos que la inversión

El gasto en salarios, prestaciones y remuneraciones fue mayor a lo que se destinó en obras insignia en el primer trimestre, indica Hacienda

CDMX

Fiscalía de CDMX invertirá más de 100 millones de pesos para dignificar instalaciones

Autoridades capitalinas reconocen que faltan instalaciones adecuadas para atender a las víctimas

CDMX

Concentra 2024 el 30% de las contingencias declaradas en los últimos 5 años

De las 30 contingencias registradas en los últimos cinco años, nueve ocurrieron este año; autoridades plantean revisar medidas

Finanzas

Sedena da a Pymes 500 millones de pesos en contratos

El Ejército adquirió equipo médico y de sanidad hasta bienes informáticos para seis hoteles en zonas clave

Elecciones 2024

Candidatas de Tlalpan e Iztapalapa apuntan a prevenir desapariciones

Las aspirantes a gobernar Tlalpan e Iztapalapa coinciden en apoyar a las madres buscadoras

Mundo

El presidente de Irán y el ministro de Relaciones Exteriores murieron en el accidente del helicóptero

15 horas después de la desaparición del helicóptero, los equipos de rescate encontraron restos en el flanco de una montaña contra la que se estrelló