/ martes 29 de noviembre de 2016

“Cadena perpetua” a 180 parejas en el reclusorio de Chiconautla

Con la celebración de una boda colectiva de 180 internos del Centro de Prevención y Readaptación Social “Dr. Sergio Díaz Ramírez”, ubicado en Santa María Chiconautla, clausuraron la campaña estatal de Regularización del Estado Civil de las personas 2016.

A pesar de la distancia y de no poder compartir todos los días, Gustavo y Wendy fueron una de las 180 parejas que contrajeron matrimonio en esta ceremonia, desde hace 11 años mantienen una relación pero por diversas circunstancias no habían podido formalizarla, por lo que aprovecharon esta campaña para consolidar su familia.

“Estoy muy contento, mi pareja y mis hijos son mi fortaleza, mi pilar, ellos son los ojos de mi espalda y estas paredes no han sido un impedimento para nuestro amor, nuestro matrimonio viene a fortalecer nuestra unión”, aseguró Gustavo.

Durante la ceremonia colectiva, realizada en el patio del reclusorio, los contrayentes reafirmaron su compromiso por formar una familia y con un beso sellaron su lealtad por seguir apoyándose, como parte de esta campaña, que lleva a cabo el Gobierno estatal, a través la Dirección del Registro Civil, también entregaron 51 actas de nacimiento y cinco de reconocimientos de paternidad.

Al celebrar la ceremonia civil, Alicia Rojas Navarrete, subdirectora del Registro Civil Zona Oriente, dijo que esta campaña tiene el objetivo de consolidar los lazos familiares, por lo que los trámites fueron gratuitos.

Destacó que en esta ocasión superaron el número de matrimonios realizado en este penal, ya que el año pasado fueron 171 internos los que se apegaron a este programa, además, exhortó a las parejas a ser responsables con su rehabilitación, para que al momento de reintegrarse a la sociedad, se conduzcan de manera honesta en beneficio de ellos y sus hijos.

Con la celebración de una boda colectiva de 180 internos del Centro de Prevención y Readaptación Social “Dr. Sergio Díaz Ramírez”, ubicado en Santa María Chiconautla, clausuraron la campaña estatal de Regularización del Estado Civil de las personas 2016.

A pesar de la distancia y de no poder compartir todos los días, Gustavo y Wendy fueron una de las 180 parejas que contrajeron matrimonio en esta ceremonia, desde hace 11 años mantienen una relación pero por diversas circunstancias no habían podido formalizarla, por lo que aprovecharon esta campaña para consolidar su familia.

“Estoy muy contento, mi pareja y mis hijos son mi fortaleza, mi pilar, ellos son los ojos de mi espalda y estas paredes no han sido un impedimento para nuestro amor, nuestro matrimonio viene a fortalecer nuestra unión”, aseguró Gustavo.

Durante la ceremonia colectiva, realizada en el patio del reclusorio, los contrayentes reafirmaron su compromiso por formar una familia y con un beso sellaron su lealtad por seguir apoyándose, como parte de esta campaña, que lleva a cabo el Gobierno estatal, a través la Dirección del Registro Civil, también entregaron 51 actas de nacimiento y cinco de reconocimientos de paternidad.

Al celebrar la ceremonia civil, Alicia Rojas Navarrete, subdirectora del Registro Civil Zona Oriente, dijo que esta campaña tiene el objetivo de consolidar los lazos familiares, por lo que los trámites fueron gratuitos.

Destacó que en esta ocasión superaron el número de matrimonios realizado en este penal, ya que el año pasado fueron 171 internos los que se apegaron a este programa, además, exhortó a las parejas a ser responsables con su rehabilitación, para que al momento de reintegrarse a la sociedad, se conduzcan de manera honesta en beneficio de ellos y sus hijos.