/ martes 12 de enero de 2016

“Desaparecen” datos de accidentes en Circuito Exterior Mexiquense

VALLE DE MÉXICO, Méx.- Existen registros de al menos 21 accidentes graves ocurridos en el Circuito Exterior Mexiquense desde su funcionamiento, mismos que han dejado un saldo de al menos 19 personas muertas y 50 más con lesiones graves, aunque la empresa OHL niega cualquier registro de accidentes, igual que la Procuraduría de Justicia del Estado de México. Aunado a ello, la construcción y funcionamiento de esa pista, considerada entre las más caras del país, ha generado múltiples inconformidades de fuertes sectores de la población afectada sin solución.

Desde el inicio de su funcionamiento oficial, en 2011, el Circuito Exterior Mexiquense ha registrado múltiples accidentes viales, de los cuales solo existen registros periodísticos de 21 de ellos, con un saldo de 19 personas muertas y 50 más lesionadas de gravedad, principalmente en el año 2015, en el que se dieron dos megacarambolas ante la falta de avisos de neblina y tráfico detenido en la autopista de cuota.

El accidente registrado más recientemente ocurrió este fin de semana en el kilómetro 20, donde volcó un tráiler de la empresa Transportes Guzmán, placas 858AS3, en el que falleció su conductor de identidad desconocida.

De los accidentes ocurridos en esta autopista de cuota a cargo de la empresa OHL, ésta niega registro de los mismos, así como la suerte de los lesionados en ella. De igual forma, la Procuraduría de Justicia del Estado de México no proporciona el número de accidentes, víctimas y daños ocurridos en la vía urbana privada.

Desde el inicio de su función, la autopista de cuota, que tuvo un costo de obra de 24 mil millones de pesos y fue financiada por Banobras en el marco de financiamiento a Asociaciones Público-Privadas (APPs), tuvo múltiples quejas por la afectación que causó a los habitantes de las poblaciones que cruza, como Chimalhuacán, en donde el antorchismo mexiquense, encabezado por el entonces alcalde Tolentino Román, bloqueó la arteria vial hasta conseguir que se abriera un paso a los habitantes del municipio, ya que la autopista habría partido en dos el territorio municipal impidiendo el libre acceso de los habitantes al otro lado de esta.

Solo en este caso hubo una respuesta a las demandas de poblaciones divididas en dos para poder cruzar la vía sin tener que pagar altísimos costos; incluso ejidatarios de Tultepec continúan con sus reclamos de pago de indemnizaciones por predios afectados sin obtener resultado.

Páginas web, como Wikipedia registran quejas, como el hecho de que no existió ningún tipo de planeación urbanista o ambiental en la construcción de la autovía, en todo su trazado no se incluyó ninguna zona de amortiguamiento destinada a resarcir los daños ecológicos que la obra traería consigo, lo cual incrementa la presión sobre los ya muy amenazados ecosistemas del Valle de México y que no se tomó en cuenta a los millones de habitantes de la zona que con la vía de cuota vieron su movilidad comprometida y el acceso a sus viviendas y centros de trabajo, educativos o de recreo bloqueada; haciendo mención de que se ha hablado que la obra se realizó en violación de la leyes, en su construcción no se contó con un decreto de expropiación de las tierras ejidales sobre las que fue construida, pasando por alto el artículo 27 de la Constitución y se ha aclarado que la vía no es de utilidad pública, como se argumenta, pues al ser una vía de cuota no beneficia a enormes grupos de población. Sin embargo, ninguna autoridad da solución a las demandas ciudadanas contra la vía de cuota particular.

/arm

VALLE DE MÉXICO, Méx.- Existen registros de al menos 21 accidentes graves ocurridos en el Circuito Exterior Mexiquense desde su funcionamiento, mismos que han dejado un saldo de al menos 19 personas muertas y 50 más con lesiones graves, aunque la empresa OHL niega cualquier registro de accidentes, igual que la Procuraduría de Justicia del Estado de México. Aunado a ello, la construcción y funcionamiento de esa pista, considerada entre las más caras del país, ha generado múltiples inconformidades de fuertes sectores de la población afectada sin solución.

Desde el inicio de su funcionamiento oficial, en 2011, el Circuito Exterior Mexiquense ha registrado múltiples accidentes viales, de los cuales solo existen registros periodísticos de 21 de ellos, con un saldo de 19 personas muertas y 50 más lesionadas de gravedad, principalmente en el año 2015, en el que se dieron dos megacarambolas ante la falta de avisos de neblina y tráfico detenido en la autopista de cuota.

El accidente registrado más recientemente ocurrió este fin de semana en el kilómetro 20, donde volcó un tráiler de la empresa Transportes Guzmán, placas 858AS3, en el que falleció su conductor de identidad desconocida.

De los accidentes ocurridos en esta autopista de cuota a cargo de la empresa OHL, ésta niega registro de los mismos, así como la suerte de los lesionados en ella. De igual forma, la Procuraduría de Justicia del Estado de México no proporciona el número de accidentes, víctimas y daños ocurridos en la vía urbana privada.

Desde el inicio de su función, la autopista de cuota, que tuvo un costo de obra de 24 mil millones de pesos y fue financiada por Banobras en el marco de financiamiento a Asociaciones Público-Privadas (APPs), tuvo múltiples quejas por la afectación que causó a los habitantes de las poblaciones que cruza, como Chimalhuacán, en donde el antorchismo mexiquense, encabezado por el entonces alcalde Tolentino Román, bloqueó la arteria vial hasta conseguir que se abriera un paso a los habitantes del municipio, ya que la autopista habría partido en dos el territorio municipal impidiendo el libre acceso de los habitantes al otro lado de esta.

Solo en este caso hubo una respuesta a las demandas de poblaciones divididas en dos para poder cruzar la vía sin tener que pagar altísimos costos; incluso ejidatarios de Tultepec continúan con sus reclamos de pago de indemnizaciones por predios afectados sin obtener resultado.

Páginas web, como Wikipedia registran quejas, como el hecho de que no existió ningún tipo de planeación urbanista o ambiental en la construcción de la autovía, en todo su trazado no se incluyó ninguna zona de amortiguamiento destinada a resarcir los daños ecológicos que la obra traería consigo, lo cual incrementa la presión sobre los ya muy amenazados ecosistemas del Valle de México y que no se tomó en cuenta a los millones de habitantes de la zona que con la vía de cuota vieron su movilidad comprometida y el acceso a sus viviendas y centros de trabajo, educativos o de recreo bloqueada; haciendo mención de que se ha hablado que la obra se realizó en violación de la leyes, en su construcción no se contó con un decreto de expropiación de las tierras ejidales sobre las que fue construida, pasando por alto el artículo 27 de la Constitución y se ha aclarado que la vía no es de utilidad pública, como se argumenta, pues al ser una vía de cuota no beneficia a enormes grupos de población. Sin embargo, ninguna autoridad da solución a las demandas ciudadanas contra la vía de cuota particular.

/arm