imagotipo

A la fosa común cerca de 3 mil cadáveres sin identificar

  • Sergio Pérez Trejo
  • en Metrópoli

Al destacar ayer que el país tiene una agenda pendiente con la identificación de personas desaparecidas, de quienes a veces quedan en ese carácter “de desaparecidos, de no identificados”, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, reconoció que cerca de tres mil cadáveres han tenido ese destino, “en donde no conocemos mayores datos y por lo tanto no podemos proceder a la identificación”.

Durante la presentación del resultado del convenio de “Identificación de Cadáveres de Identidad Desconocida a través de Método de Huellas Dactilares”, que en septiembre pasado, la Procuraduría General de la República (PGR), la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia de los Estados Unidos Mexicanos (Conatrib) y el Instituto Nacional Electoral (INE) signaron para la consulta de la base de datos del órgano comicial, a fin de facilitar la identificación de cadáveres de personas desconocidas, el mandatario capitalino reflexionó que “podrían pasar otros 30 años y nosotros seguir enviando a la fosa común y solamente registrando otros tres mil, otros tres mil, otros tres mil eternamente. Hoy queremos un cambio y hoy estamos teniendo un cambio”.

Sostuvo que actualmente la Ciudad de México tiene un protocolo que permitiría establecer la identidad, en su caso, de nueve de cada 10 cadáveres. Advirtió que de implementarse estas acciones en toda la República Mexicana, significaría el reconocimiento de un alto porcentaje de cuerpos, que de otra manera terminarían en la fosa común.

Precisó que ese protocolo es resultado del cruce de datos entre el INE, PGR, y la Conatrib.

“Hoy la Ciudad de México tiene más de 40 de estos casos ya positivos, no estamos hablando de algo que vamos a hacer, estamos anunciando algo que está comprobado”, apuntó el mandatario capitalino durante la presentación del resultado del convenio de “Identificación de Cadáveres de Identidad Desconocida a través de Método de Huellas Dactilares” que establecieron las instituciones mencionadas.

Resaltó que ese acuerdo se realiza en estricto apego a la protección de datos personales y constituye un ejemplo para las otras entidades del país, donde este sistema ayudaría a las familias que llevan a cabo búsquedas de personas en diferentes zonas de México.

“La ciencia al servicio de la sociedad, demostrando una vez más cómo con un poco de voluntad política y de voluntad de las personas podemos mejorar una condición de vida y evitar que se vuelva inercial”, expresó.

El jefe de Gobierno llamó a modernizar los servicios periciales que representan un eslabón fundamental en la impartición de justicia y agradeció el apoyo del Comité Internacional de la Cruz Roja.

Asimismo, subrayó la dignificación del Servicio Médico Forense “que se encontraba no en buenas condiciones, ni siquiera en condiciones razonablemente buenas; sino que necesitaba una transformación y una transformación de fondo”.

“Esta transformación se fue realizando con voluntad de quienes ahí estuvieron, con aportación también, con destino de recursos y con el profesionalismo de nuestros compañeros del Tribunal Superior de Justicia. Hoy reconocemos porque tienen una gran posición y un posicionamiento muy importante este Incifo como un Instituto de Ciencias Forenses que, en el nuevo proceso, en el nuevo procedimiento penal, en el Sistema Acusatorio Adversarial, se vuelve pilar fundamental para llevar adelante la tarea de procuración y de impartición de justicia”.

Sobre el trabajo de identificación de cuerpos, Mancera explicó que el servicio pericial que tiene el Incifo, tomará las huellas de un cadáver que se reciba, el decadactilar, lo tendrá en su registro, enviará con las características que solicita el INE, es decir, previo análisis de la parte informática para cumplir con los formatos específicos que solicita el INE, enviará estas huellas dactilares. Las huellas dactilares con estas características, entran a la base de datos del INE, quien puede dar dos o tres match, puede decir estos son los sujetos, regresa al INCIFO y aquí se analiza otra vez por los expertos forenses y determinan dónde está un match ya claro, que ha dado positivo”.

Asimismo, en este acto en el que se informó de la identificación de más de 40 cadáveres a partir de huellas dactilares gracias a un convenio de colaboración que permite la consulta de más de 80 millones de registros dactiloscópicos con los que cuenta el INE, el presidente de la Conatrib,   magistrado Edgar Elías Azar, advirtió que se debe eludir, a toda costa, el envío de cuerpos a la fosa común, lo que es perfectamente evitable con voluntad y vergüenza política.

En el auditorio Miguel Gilbón Maitret del Instituto de Ciencias Forenses (Incifo), donde se realizó la presentación de resultados de un convenio para la identificación de cadáveres, el magistrado alertó que en este tema el trabajo de las entidades federativas no ha sido parejo, y consideró que en algunos estados deberían estar llenos de vergüenza por no cumplir con su responsabilidad ética y moral.

Elías Azar puntualizó que a diferencia de lo que ocurría hasta hace algunos años, cuando las expectativas de que un cadáver desconocido fuera identificado eran casi nulas, hoy esto ya no es así gracias a la coordinación siempre puntual y siempre interesada de gobiernos como el de la Ciudad de México, que tuvo la capacidad de reconocer a cuerpos cuyo destino era la fosa común, condenados a perderse para siempre.