/ miércoles 30 de noviembre de 2016

A cuentas, delegado de Xochimilco por desalojo de ambulantes

Avelino Méndez, jefe delegacional de Xochimilco, deberá informar pormenorizadamente, en un plazo no mayor de ocho días, a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) sobre el desalojo violento efectuado el miércoles 9 de noviembre contra ambulantes de la zona de Santiago Tulyehualco.

En un Punto de Acuerdo, presentado por Raúl Flores, vicecoordinador parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD), y que fue  aprobado por mayoría durante la sesión de ayer, informaron que el retiro de los comerciantes semifijos fue violento y corrió a cargo de granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de la Ciudad de México.

La propuesta indica que dicho jefe delegacional deberá acudir en el plazo señalado ante la ALDF a rendir un informe pormenorizado del operativo policiaco ordenado por personal a su cargo contra vendedores de la zona de Santiago Tulyehualco.

Dichos comerciantes pertenecen a las organizaciones denominadas “Unión de Comerciantes Francisco XXIII San Sebastián”, “Grupo Tehutli Tulyehualco- San Sebastián”, “Unión de Comerciantes y Semifijos Acatonalli”, “Asociación Canal Nacional” y “Baratas Populares”, que tienen como común denominador no ser afines al Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

“El delegado tiene que hacerse cargo del violento desalojo que ejerció con el apoyo del cuerpo de granaderos contra los ciudadanos que tienen en el comercio su única fuente de ingresos. La posibilidad de diálogo no puede estar peleada con el ejercicio de buen Gobierno, pero Avelino Méndez ha dejado mucho que desear entre lo que fue su expectativa de Gobierno, sus promesas de campaña y lo que ha hecho en el tiempo que lleva al frente de la demarcación, en el que su principal sello ha sido su desconocimiento de los procedimientos administrativos para el buen funcionamiento de la delegación y la cerrazón y falta de soluciones a los problemas que aquejan a los habitantes de Xochimilco”, afirmó Flores García.

Criticó una vez más la actitud de los diputados de Morena al pedir explicaciones al jefe delegacional en Xochimilco, pues esta ocasión intentaron desvirtuar nuevamente el tema señalando que entre las personas que apoyan a los comerciantes se encuentre el líder del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Xochimilco.

Sin embargo, el legislador les respondió que la gestión partidista es una de las razones de ser de los institutos políticos y que coartar dicho derecho constituye un hecho grave, mucho más viniendo de un legislador y de un partido que asegura trabajar para los más necesitados.

Expresó que es criticable que para Morena no sea trascendente y urgente atender a los casi tres mil comerciantes desalojados, quienes a la fecha cumplen casi un mes sin poder trabajar ni ganar un solo peso para el sustento de sus familias.

El también presidente del PRD local aprovechó para calificar de incongruentes a Avelino Méndez, y al resto de los jefes delegaciones de Morena y sus asambleístas, pues recordó que por un lado dicho partido ha solicitado en reiteradas ocasiones desde la tribuna de Donceles la desaparición del Cuerpo de Granaderos.

No obstante esos reclamos, al mismo tiempo los jefes delegacionales de Morena -en este caso el de Xochimilco- lo usan como instrumento para reprimir las protestas y no dar respuesta a las peticiones elaboradas por los ciudadanos, aunado a que dicho partido se autoproclama diariamente como el partido defensor de los más necesitados.

Dijo que es propio de un partido de doble moral asumirse como defensor de las causas justas y a la vez permitir a sus delegados despojar violentamente de sus fuentes de trabajo y sustento a las familias humildes de los pueblos originarios de la zona, entre cuyos integrantes se encuentran personas de la tercera edad, con discapacidad, madres solteras e incluso niños.

“La realidad es que los comerciantes fueron reprimidos y Avelino Méndez no ha dado respuesta concreta a los problemas que involucran a miles de personas, y el exhorto es para que acuda a la Asamblea y los diputados puedan hacer una valoración puntual de las facultades y de la actuación del delegado. Nosotros estamos a favor de la recuperación del espacio público, pero siempre y cuando de manera paralela se les ofrezcan alternativas a los miles de personas cuyo sustento y forma de vida lo han encontrado en el comercio en la vía pública. Yo tuve como encomienda el reordenamiento del centro de Coyoacán y del Centro Histórico, pero una cosa es clara: no puedes retirarlos sin darles alternativas para su actividad de sustento diario”, finalizó.

Avelino Méndez, jefe delegacional de Xochimilco, deberá informar pormenorizadamente, en un plazo no mayor de ocho días, a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) sobre el desalojo violento efectuado el miércoles 9 de noviembre contra ambulantes de la zona de Santiago Tulyehualco.

En un Punto de Acuerdo, presentado por Raúl Flores, vicecoordinador parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD), y que fue  aprobado por mayoría durante la sesión de ayer, informaron que el retiro de los comerciantes semifijos fue violento y corrió a cargo de granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de la Ciudad de México.

La propuesta indica que dicho jefe delegacional deberá acudir en el plazo señalado ante la ALDF a rendir un informe pormenorizado del operativo policiaco ordenado por personal a su cargo contra vendedores de la zona de Santiago Tulyehualco.

Dichos comerciantes pertenecen a las organizaciones denominadas “Unión de Comerciantes Francisco XXIII San Sebastián”, “Grupo Tehutli Tulyehualco- San Sebastián”, “Unión de Comerciantes y Semifijos Acatonalli”, “Asociación Canal Nacional” y “Baratas Populares”, que tienen como común denominador no ser afines al Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

“El delegado tiene que hacerse cargo del violento desalojo que ejerció con el apoyo del cuerpo de granaderos contra los ciudadanos que tienen en el comercio su única fuente de ingresos. La posibilidad de diálogo no puede estar peleada con el ejercicio de buen Gobierno, pero Avelino Méndez ha dejado mucho que desear entre lo que fue su expectativa de Gobierno, sus promesas de campaña y lo que ha hecho en el tiempo que lleva al frente de la demarcación, en el que su principal sello ha sido su desconocimiento de los procedimientos administrativos para el buen funcionamiento de la delegación y la cerrazón y falta de soluciones a los problemas que aquejan a los habitantes de Xochimilco”, afirmó Flores García.

Criticó una vez más la actitud de los diputados de Morena al pedir explicaciones al jefe delegacional en Xochimilco, pues esta ocasión intentaron desvirtuar nuevamente el tema señalando que entre las personas que apoyan a los comerciantes se encuentre el líder del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Xochimilco.

Sin embargo, el legislador les respondió que la gestión partidista es una de las razones de ser de los institutos políticos y que coartar dicho derecho constituye un hecho grave, mucho más viniendo de un legislador y de un partido que asegura trabajar para los más necesitados.

Expresó que es criticable que para Morena no sea trascendente y urgente atender a los casi tres mil comerciantes desalojados, quienes a la fecha cumplen casi un mes sin poder trabajar ni ganar un solo peso para el sustento de sus familias.

El también presidente del PRD local aprovechó para calificar de incongruentes a Avelino Méndez, y al resto de los jefes delegaciones de Morena y sus asambleístas, pues recordó que por un lado dicho partido ha solicitado en reiteradas ocasiones desde la tribuna de Donceles la desaparición del Cuerpo de Granaderos.

No obstante esos reclamos, al mismo tiempo los jefes delegacionales de Morena -en este caso el de Xochimilco- lo usan como instrumento para reprimir las protestas y no dar respuesta a las peticiones elaboradas por los ciudadanos, aunado a que dicho partido se autoproclama diariamente como el partido defensor de los más necesitados.

Dijo que es propio de un partido de doble moral asumirse como defensor de las causas justas y a la vez permitir a sus delegados despojar violentamente de sus fuentes de trabajo y sustento a las familias humildes de los pueblos originarios de la zona, entre cuyos integrantes se encuentran personas de la tercera edad, con discapacidad, madres solteras e incluso niños.

“La realidad es que los comerciantes fueron reprimidos y Avelino Méndez no ha dado respuesta concreta a los problemas que involucran a miles de personas, y el exhorto es para que acuda a la Asamblea y los diputados puedan hacer una valoración puntual de las facultades y de la actuación del delegado. Nosotros estamos a favor de la recuperación del espacio público, pero siempre y cuando de manera paralela se les ofrezcan alternativas a los miles de personas cuyo sustento y forma de vida lo han encontrado en el comercio en la vía pública. Yo tuve como encomienda el reordenamiento del centro de Coyoacán y del Centro Histórico, pero una cosa es clara: no puedes retirarlos sin darles alternativas para su actividad de sustento diario”, finalizó.