/ lunes 29 de agosto de 2016

Abre Clínica de Geriatría en la delegación Iztacalco

  • Fue inaugurada por Miguel Ángel Mancera

Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, puso ayer en servicio la Clínica de Geriatría, en la delegación Iztacalco, a fin de garantizar el derecho a la salud de los adultos mayores que asciende a un millón 200 mil en la Ciudad de México.

Durante la inauguración, se comprometió ante decenas de adultos mayores a cuidar el próximo presupuesto de la capital para que los temas sociales y la pensión que reciben no tengan ningún riesgo.

“Si hay recortes y hay que apretar el cinturón que sea en otras áreas, pero que los apoyos que se requieren y que son dependencia de vida, estén permanentemente”, sostuvo.

En el marco del Día del Adulto Mayor o del Abuelo, el mandatario capitalino destacó las acciones que a favor de ese sector de la población tendrá la nueva clínica, como el hecho de atender a más de 150 pacientes diariamente, en una unidad especializada en la detección y atención de las enfermedades Alzheimer y Parkinson.

“Es un espacio en donde tienes todos los servicios que puede necesitar un adulto mayor en diagnóstico, psicología, en psiquiatría, en atención terapéutica, que es tan importante y, por supuesto, también en algo que es un mal silencioso, creciente y que todavía no tiene una cura, por lo que estaba yo platicando con los doctores, que es el Alzheimer”, explicó Mancera Espinosa.

Cuenta además con 12 consultorios para ofrecer atención en odontogeriatría, densitometría, cadera y columna, ultrasonido, neurología, psicología, nutrición, oftalmología, audiología, somatometría y antropometría, refirió.

También inauguró una Agencia del Ministerio Público para Adultos Mayores, y reiteró que actualmente se tienen un millón 200 mil adultos mayores en la Ciudad, lo que equivale a tres veces la población de la delegación Iztacalco.

“Es un problema que hay que atender, porque está cambiando la curva generacional, antes había más personas jóvenes, ahora la ciudad va a tener más personas adultas mayores y nosotros tenemos que trabajar puntualmente para atenderlos”, abundó.

Acompañado de los secretarios de Salud, Armando Ahued Ortega, y de Obras y Servicios, Édgar Tungüi Rodríguez, adelantó que se inaugurará otra clínica geriátrica en la delegación Gustavo A. Madero.

Agradeció a la Universidad Nacional Autónoma de México por la donación del predio para la construcción de ese centro de salud de Iztacalco, donde también se brindará capacitación a los cuidadores de los pacientes de 60 años y más.

En su intervención, Armando Ahued Ortega, secretario de Salud, destacó la importancia de esta clínica para la atención de adultos mayores con problemas de salud complejos, que tendrá una visión integral, bajo criterios para su inclusión muy específico.

Entre esos requisitos, añadió que se atenderán a adultos mayores con enfermedades crónicas, antecedentes de hospitalizaciones recientes, presencia de varios síndromes geriátricos, enfermedades demenciales o padecimientos en etapa terminal, además de casos Alzheimer y Parkison.

Mencionó también que los cambios demográficos de los próximos años en la esperanza de vida, hacen necesario este tipo de clínicas, por el alto índice de enfermedades crónico- degenerativas, alto costos de medicamentos permanentes y la demanda de atención médica.

Sostuvo que en la capital, la esperanza de vida al nacer es de 75.8 años, la más alta en el país, pero la esperanza de vida saludable es del 64.3 años, para hombres, y 67.8 para mujeres.

De acuerdo, agregó, “al Conapo, la capital del país es la que tiene el ritmo de envejecimiento más rápido, pues la proporción de personas de 65 años y más fue de 8.6 en 2015 y las proyecciones realizadas estiman que para el 2030, serán de 14.7 porciento con toda las consecuencias previsibles para el sector salud”.

Finalmente, agregó, hay una fuerte carencia de geriatras, ya que hasta 2012 había 450 geriatras en todo el país, cuando los indicadores internacionales señalan que debe de haber uno por cada 50 mil habitantes, “es decir, México requiere en este momento formar más de dos mil especialistas más”.

  • Fue inaugurada por Miguel Ángel Mancera

Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, puso ayer en servicio la Clínica de Geriatría, en la delegación Iztacalco, a fin de garantizar el derecho a la salud de los adultos mayores que asciende a un millón 200 mil en la Ciudad de México.

Durante la inauguración, se comprometió ante decenas de adultos mayores a cuidar el próximo presupuesto de la capital para que los temas sociales y la pensión que reciben no tengan ningún riesgo.

“Si hay recortes y hay que apretar el cinturón que sea en otras áreas, pero que los apoyos que se requieren y que son dependencia de vida, estén permanentemente”, sostuvo.

En el marco del Día del Adulto Mayor o del Abuelo, el mandatario capitalino destacó las acciones que a favor de ese sector de la población tendrá la nueva clínica, como el hecho de atender a más de 150 pacientes diariamente, en una unidad especializada en la detección y atención de las enfermedades Alzheimer y Parkinson.

“Es un espacio en donde tienes todos los servicios que puede necesitar un adulto mayor en diagnóstico, psicología, en psiquiatría, en atención terapéutica, que es tan importante y, por supuesto, también en algo que es un mal silencioso, creciente y que todavía no tiene una cura, por lo que estaba yo platicando con los doctores, que es el Alzheimer”, explicó Mancera Espinosa.

Cuenta además con 12 consultorios para ofrecer atención en odontogeriatría, densitometría, cadera y columna, ultrasonido, neurología, psicología, nutrición, oftalmología, audiología, somatometría y antropometría, refirió.

También inauguró una Agencia del Ministerio Público para Adultos Mayores, y reiteró que actualmente se tienen un millón 200 mil adultos mayores en la Ciudad, lo que equivale a tres veces la población de la delegación Iztacalco.

“Es un problema que hay que atender, porque está cambiando la curva generacional, antes había más personas jóvenes, ahora la ciudad va a tener más personas adultas mayores y nosotros tenemos que trabajar puntualmente para atenderlos”, abundó.

Acompañado de los secretarios de Salud, Armando Ahued Ortega, y de Obras y Servicios, Édgar Tungüi Rodríguez, adelantó que se inaugurará otra clínica geriátrica en la delegación Gustavo A. Madero.

Agradeció a la Universidad Nacional Autónoma de México por la donación del predio para la construcción de ese centro de salud de Iztacalco, donde también se brindará capacitación a los cuidadores de los pacientes de 60 años y más.

En su intervención, Armando Ahued Ortega, secretario de Salud, destacó la importancia de esta clínica para la atención de adultos mayores con problemas de salud complejos, que tendrá una visión integral, bajo criterios para su inclusión muy específico.

Entre esos requisitos, añadió que se atenderán a adultos mayores con enfermedades crónicas, antecedentes de hospitalizaciones recientes, presencia de varios síndromes geriátricos, enfermedades demenciales o padecimientos en etapa terminal, además de casos Alzheimer y Parkison.

Mencionó también que los cambios demográficos de los próximos años en la esperanza de vida, hacen necesario este tipo de clínicas, por el alto índice de enfermedades crónico- degenerativas, alto costos de medicamentos permanentes y la demanda de atención médica.

Sostuvo que en la capital, la esperanza de vida al nacer es de 75.8 años, la más alta en el país, pero la esperanza de vida saludable es del 64.3 años, para hombres, y 67.8 para mujeres.

De acuerdo, agregó, “al Conapo, la capital del país es la que tiene el ritmo de envejecimiento más rápido, pues la proporción de personas de 65 años y más fue de 8.6 en 2015 y las proyecciones realizadas estiman que para el 2030, serán de 14.7 porciento con toda las consecuencias previsibles para el sector salud”.

Finalmente, agregó, hay una fuerte carencia de geriatras, ya que hasta 2012 había 450 geriatras en todo el país, cuando los indicadores internacionales señalan que debe de haber uno por cada 50 mil habitantes, “es decir, México requiere en este momento formar más de dos mil especialistas más”.