/ viernes 31 de julio de 2015

Acabó reconstrucción del mercado de La Merced

Ana María Lozada / El sol de México Ciudad de México.- Será a finales de agosto cuando la Nave Mayor de La Merced reabra sus puertas a la actividad comercial, luego del incendio de hace dos años y medio que afectó la parte sur del inmueble en una extensión de 2.2 hectáreas y con ello aquejó a unos mil 200 comerciantes, que todavía ahora se encuentran en parte del llamado banquetón. Aunque la apertura oficial de ese tradicional mercado se mantiene en total hermetismo, trascendió que a finales del próximo mes estará en funcionamiento. Incluso, durante un recorrido por dicho espacio, se pudo observar que ya no hay trabajadores en la obra, solo un velador que cuida las 24 horas del día. Lo que evidencia que los locatarios que ofertan sus productos en las inmediaciones de este centro de abasto, podrían regresar muy pronto a ocupar sus nuevos espacios. Solo se lee "La delegación Venustiano Carranza trabaja en la rehabilitación y mantenimiento al mercado de La Merced Nave Mayor y el Banquetón", arriba de una puerta que divide la obra con los vendedores que continúan su labor. Los comerciantes de esta parte de la Nave Mayor -del nodo de mercados que forman La Merced: Nave Menor, Mercado de Flores, Merced Comidas, Paso a Desnivel, Merced Anexo, Merced Ampudia, Sonora, Sonora Anexo y éste- también desconocen cuándo regresarán a ocupar sus nuevos locales, aunque muchos otros preferirían continuar su actividad en las inmediaciones del mercado. Sin embargo, la mayoría recuerda ese 27 de febrero de 2013 cuando por un corto circuito se quemó una buena parte de la nave, que todavía ahora permanece aislada con láminas y fibra de alambre. La actividad comercial en uno de los mercados más grandes e importantes de Latinoamérica continúa su actividad diaria. -¡Pásele marchanta, qué va a llevar!, ¡Aquí huaraches hasta dietéticos!, gritaban los comerciantes de comidas, quienes con la sonrisa a flor de labios invitan a las personas a ocupar algunos de los asientos que tienen. Nada los detiene, ni siquiera el siniestro que los dejó, eso sí perplejos durante varios días. Sin duda uno de los más grandes que ha registrado el mercado de La Merced. Tan solo la Nave Mayor cuenta con 4 mil 200 locales, que lo mismo ofertan verduras, frutas, chiles secos, dulces, comidas, piñatas, platos, vasos y cubiertos de plástico para las fiestas; así como flores de plástico y papel. Días después A unos días de ocurrido el siniestro, el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), Salomón Chertorivski Woldenberg, empezó a coordinar la reconstrucción de la Nave Mayor de La Merced. Incluso se destinó a los comerciantes afectados un crédito emergente por 10 millones de pesos. En este proyecto participarían también la Secretaría de Gobierno y la delegación Venustiano Carranza, a fin de realizar un rescate físico y arquitectónico, pero que también conservara la historia y el significado cultural de La Merced. Por ello, se convocó a las universidades y centros de estudio para la elaboración del plan maestro de reconstrucción de este centro de abasto, esto luego de determinar que el incendio fue muy grande y se tendría que demoler la Nave Central. Mientras, los locatarios contarían con créditos de 5 a 50 mil pesos, con una tasa anual del 10 por ciento sobre saldos insolutos en un periodo de hasta 48 meses, con la finalidad de reactivar la economía del complejo comercial. El destino de los recursos será apoyar la reactivación económica del complejo comercial La Merced, por lo que se otorgarán créditos de 5 mil a 50 mil pesos por locatario, con una tasa anual de 10 por ciento sobre saldos insolutos en un periodo de hasta 48 meses. Más tarde, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera Espinosa, anunciaría que la zona de La Merced sería intervenida de manera integral para rescatar la totalidad del polígono y proteger el patrimonio, historia y vocación comercial de la zona. Por lo tanto, los jefes delegacionales en Cuauhtémoc y Venustiano Carranza presentaron la situación urbana, social y económica de La Merced, así como los elementos básicos para iniciar la intervención que daría una nueva cara a este barrio. En ese momento, Salomón Chertorivski informó que para las obras de rehabilitación de la Nave Mayor y El Banquetón se tendría una inversión de alrededor de 150 millones de pesos. A lo que el entonces jefe delegacional en Venustiano Carranza, José Manuel Ballesteros, indicó que -con el apoyo de la Oficialía Mayor y de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda- hay un importante avance en la reconstrucción de la nave siniestrada, y dijo que los comerciantes afectados podrán recuperar sus locales tras culminar la rehabilitación de las estructuras dañadas.

Ana María Lozada / El sol de México Ciudad de México.- Será a finales de agosto cuando la Nave Mayor de La Merced reabra sus puertas a la actividad comercial, luego del incendio de hace dos años y medio que afectó la parte sur del inmueble en una extensión de 2.2 hectáreas y con ello aquejó a unos mil 200 comerciantes, que todavía ahora se encuentran en parte del llamado banquetón. Aunque la apertura oficial de ese tradicional mercado se mantiene en total hermetismo, trascendió que a finales del próximo mes estará en funcionamiento. Incluso, durante un recorrido por dicho espacio, se pudo observar que ya no hay trabajadores en la obra, solo un velador que cuida las 24 horas del día. Lo que evidencia que los locatarios que ofertan sus productos en las inmediaciones de este centro de abasto, podrían regresar muy pronto a ocupar sus nuevos espacios. Solo se lee "La delegación Venustiano Carranza trabaja en la rehabilitación y mantenimiento al mercado de La Merced Nave Mayor y el Banquetón", arriba de una puerta que divide la obra con los vendedores que continúan su labor. Los comerciantes de esta parte de la Nave Mayor -del nodo de mercados que forman La Merced: Nave Menor, Mercado de Flores, Merced Comidas, Paso a Desnivel, Merced Anexo, Merced Ampudia, Sonora, Sonora Anexo y éste- también desconocen cuándo regresarán a ocupar sus nuevos locales, aunque muchos otros preferirían continuar su actividad en las inmediaciones del mercado. Sin embargo, la mayoría recuerda ese 27 de febrero de 2013 cuando por un corto circuito se quemó una buena parte de la nave, que todavía ahora permanece aislada con láminas y fibra de alambre. La actividad comercial en uno de los mercados más grandes e importantes de Latinoamérica continúa su actividad diaria. -¡Pásele marchanta, qué va a llevar!, ¡Aquí huaraches hasta dietéticos!, gritaban los comerciantes de comidas, quienes con la sonrisa a flor de labios invitan a las personas a ocupar algunos de los asientos que tienen. Nada los detiene, ni siquiera el siniestro que los dejó, eso sí perplejos durante varios días. Sin duda uno de los más grandes que ha registrado el mercado de La Merced. Tan solo la Nave Mayor cuenta con 4 mil 200 locales, que lo mismo ofertan verduras, frutas, chiles secos, dulces, comidas, piñatas, platos, vasos y cubiertos de plástico para las fiestas; así como flores de plástico y papel. Días después A unos días de ocurrido el siniestro, el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), Salomón Chertorivski Woldenberg, empezó a coordinar la reconstrucción de la Nave Mayor de La Merced. Incluso se destinó a los comerciantes afectados un crédito emergente por 10 millones de pesos. En este proyecto participarían también la Secretaría de Gobierno y la delegación Venustiano Carranza, a fin de realizar un rescate físico y arquitectónico, pero que también conservara la historia y el significado cultural de La Merced. Por ello, se convocó a las universidades y centros de estudio para la elaboración del plan maestro de reconstrucción de este centro de abasto, esto luego de determinar que el incendio fue muy grande y se tendría que demoler la Nave Central. Mientras, los locatarios contarían con créditos de 5 a 50 mil pesos, con una tasa anual del 10 por ciento sobre saldos insolutos en un periodo de hasta 48 meses, con la finalidad de reactivar la economía del complejo comercial. El destino de los recursos será apoyar la reactivación económica del complejo comercial La Merced, por lo que se otorgarán créditos de 5 mil a 50 mil pesos por locatario, con una tasa anual de 10 por ciento sobre saldos insolutos en un periodo de hasta 48 meses. Más tarde, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera Espinosa, anunciaría que la zona de La Merced sería intervenida de manera integral para rescatar la totalidad del polígono y proteger el patrimonio, historia y vocación comercial de la zona. Por lo tanto, los jefes delegacionales en Cuauhtémoc y Venustiano Carranza presentaron la situación urbana, social y económica de La Merced, así como los elementos básicos para iniciar la intervención que daría una nueva cara a este barrio. En ese momento, Salomón Chertorivski informó que para las obras de rehabilitación de la Nave Mayor y El Banquetón se tendría una inversión de alrededor de 150 millones de pesos. A lo que el entonces jefe delegacional en Venustiano Carranza, José Manuel Ballesteros, indicó que -con el apoyo de la Oficialía Mayor y de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda- hay un importante avance en la reconstrucción de la nave siniestrada, y dijo que los comerciantes afectados podrán recuperar sus locales tras culminar la rehabilitación de las estructuras dañadas.