/ jueves 7 de abril de 2016

Alistan veda electoral

La Contraloría General de la Ciudad de México implementará acciones disuasivas y de prevención para que los servidores públicos se abstengan en tiempos de campaña y veda electoral de usar recursos públicos, anunció ayer su titular Eduardo Rovelo.

Al término de la inauguración del foro "El Sistema Anticorrupción en la Ciudad de México ante el Contexto Nacional", advirtió, en entrevista, que los funcionarios tendrán que abstenerse de cualquier acto que viole la ley electoral.

Este proceso electoral estará controlado por la instancia federal, precisó, y a su vez por la instancia fiscalizadora que se traduce en la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade).

Sin embargo, el Gobierno de la Ciudad, a través de la Contraloría, “tendrá que implementar las acciones disuasivas y de prevención, que todos los servidores públicos se abstengan en tiempo de campaña y en la veda electoral”.

“No pueden hacerse de los recursos públicos y de los insumos en ese proceso, se establecerá a través de un oficio circular, donde obligue y conmine a servidores públicos a abstenerse a utilizar recursos públicos para favorecer partido o persona”, advirtió.

Aun cuando no comienza la veda electoral, la Contraloría no es una instancia electoral ni política, y para esa parte está el Instituto Electoral del Distrito Federal, “actuamos por el actuar de los servidores públicos de la Ciudad de México”.

Cada funcionario público, subrayó, deberá asumir su responsabilidad en el dispendio o en la utilización de apoyos, por lo que hace a los programas sociales con vigencia permanente que no difunden imagen ni campaña, programas que por lineamiento son permanentes.

“Tenemos que tener un acompañamiento muy puntual, en particular con la Secretaría de Desarrollo Social, para efecto de que estos padrones de beneficiarios y estos programas sociales que no se pueden detener”, planteó.

/arm

La Contraloría General de la Ciudad de México implementará acciones disuasivas y de prevención para que los servidores públicos se abstengan en tiempos de campaña y veda electoral de usar recursos públicos, anunció ayer su titular Eduardo Rovelo.

Al término de la inauguración del foro "El Sistema Anticorrupción en la Ciudad de México ante el Contexto Nacional", advirtió, en entrevista, que los funcionarios tendrán que abstenerse de cualquier acto que viole la ley electoral.

Este proceso electoral estará controlado por la instancia federal, precisó, y a su vez por la instancia fiscalizadora que se traduce en la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade).

Sin embargo, el Gobierno de la Ciudad, a través de la Contraloría, “tendrá que implementar las acciones disuasivas y de prevención, que todos los servidores públicos se abstengan en tiempo de campaña y en la veda electoral”.

“No pueden hacerse de los recursos públicos y de los insumos en ese proceso, se establecerá a través de un oficio circular, donde obligue y conmine a servidores públicos a abstenerse a utilizar recursos públicos para favorecer partido o persona”, advirtió.

Aun cuando no comienza la veda electoral, la Contraloría no es una instancia electoral ni política, y para esa parte está el Instituto Electoral del Distrito Federal, “actuamos por el actuar de los servidores públicos de la Ciudad de México”.

Cada funcionario público, subrayó, deberá asumir su responsabilidad en el dispendio o en la utilización de apoyos, por lo que hace a los programas sociales con vigencia permanente que no difunden imagen ni campaña, programas que por lineamiento son permanentes.

“Tenemos que tener un acompañamiento muy puntual, en particular con la Secretaría de Desarrollo Social, para efecto de que estos padrones de beneficiarios y estos programas sociales que no se pueden detener”, planteó.

/arm