/ lunes 14 de septiembre de 2015

Anuncia jefe de gobierno plan de austeridad para CDMX

OEM en línea

Ciudad de México.- El Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, anunció un “Plan de Austeridad de la CDMX”, que consiste en una revisión de las estructuras y de las políticas de adquisición para hacerlas más eficientes a través de una reingeniería de la operación de la administración capitalina que generará un ahorro de entre mil 200 y mil 300 millones de pesos.

“No se va a crecer, pero tampoco se va a despedir a nadie”, señaló. “Vamos a hacer ingeniería financiera y vamos a aplicar las Condiciones Generales de Trabajo que tenemos con el Sindicato”, agregó el mandatario capitalino.

Se analizará la posibilidad de compactación de plazas no ocupadas y el congelamiento de las vacantes, dijo.

Las prioridades en el paquete para el ejercicio financiero 2016 son “el no incremento de impuestos, mantener el gasto de inversión que propicie el desarrollo económico de la Ciudad de México y cuidar que los niveles de servicio y la calidad de los programas sociales no se vean afectados”, explicó.

Además, se cuenta con un Plan Piloto para el control digitalizado de la asistencia, de acuerdo con las Condiciones Generales de Trabajo. Este sistema ya fue probado en la Dirección General del Personal y se extenderá a todo el gobierno central y, en su caso, a las delegaciones políticas.

A fin de establecer un control detallado en el pago de nómina este se hará vía tarjeta, lo que evitará que haya una dispersión de recursos a través de cheques o efectivo y permitirá que los pagos que realice el gobierno de la ciudad coincidan exactamente con el sistema que tiene el Control de Personal.

Se privilegiarán las adquisiciones mediante consolidación; se reducirá el gasto en papelería y no se presupuestará combustible para vehículos dedicados a áreas administrativas, salvo en aquellas consideradas sustantivas como seguridad, salud y procuración de justicia.

Para reducir el gasto en insumos se fomentará el uso obligatorio de medios electrónicos a través de un sistema de control de gestión, con lo que se busca disminuir la impresión de oficios, memorándums, particularmente los que llevan la leyenda, “con copia para”.

También se eliminará la impresión de alrededor de 13 millones de recibos de nómina a partir de enero de 2016, migrando hacia un formato electrónico que permitirá al trabajador la opción de impresión individual.

Habrá una reducción de presupuesto para gastos de congresos, convenciones, exposiciones, publicidad, seminarios y eventos. La referencia será el presupuesto anterior y ninguna actividad de este tipo podrá superar seis por ciento en este rubro.

Quedan prohibidos los nuevos arrendamientos, salvo aquellos que representen una mejora en el precio.

Se optimizará el consumo de energía eléctrica y agua; se restringirán las llamadas a celulares y se reducirá 10 por ciento el servicio de fotocopiado.

Se cancelará el gasto para adquisición de equipo de oficina, salvo que este represente una reducción de costos o sea necesario para cumplir convenios con la federación. Y no se adquirirá ningún vehículo que no sea para las áreas sustantivas.

Tendrán prioridad las obras públicas relacionadas con la demanda de servicios de la población, no habrá obras estéticas, a menos que se trate de equipamiento urbano, mantenimiento o un proyecto integral de espacio público.

“Hacemos un atento llamado a los jefes delegacionales y jefas delegacionales en funciones, para que se eviten los gastos suntuosos en las fiestas patrias en toda la ciudad”, dijo el mandatario capitalino.

Por otra parte, anunció que en los próximos días se publicarán los documentos relativos a la operación y funcionamiento del Fondo de Atención a los Desastres Naturales en la Ciudad de México “FONADEN CDMX”.

“Es creado por la Ciudad de México con la optimización de nuestras finanzas”, añadió. Estará integrado por el Subfondo de Estabilización de Ingresos, de dos mil 100 millones de pesos y un Subfondo para Contingencias para desastres de 900 millones de pesos, detalló.

“Por supuesto que nosotros hacemos un llamado para que en las próximas jefaturas delegacionales se pudiera crear un fondo también que opere, sobre todo en este tema de las contingencias y lo observamos así porque cada vez tenemos lluvias más intensas”, dijo el Jefe de Gobierno.

Explicó que la Ciudad de México toma la delantera a nivel nacional con la creación del Subfondo de Estabilización de Ingresos, pues éste será obligatorio para todos los estados de la República Mexicana.

OEM en línea

Ciudad de México.- El Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, anunció un “Plan de Austeridad de la CDMX”, que consiste en una revisión de las estructuras y de las políticas de adquisición para hacerlas más eficientes a través de una reingeniería de la operación de la administración capitalina que generará un ahorro de entre mil 200 y mil 300 millones de pesos.

“No se va a crecer, pero tampoco se va a despedir a nadie”, señaló. “Vamos a hacer ingeniería financiera y vamos a aplicar las Condiciones Generales de Trabajo que tenemos con el Sindicato”, agregó el mandatario capitalino.

Se analizará la posibilidad de compactación de plazas no ocupadas y el congelamiento de las vacantes, dijo.

Las prioridades en el paquete para el ejercicio financiero 2016 son “el no incremento de impuestos, mantener el gasto de inversión que propicie el desarrollo económico de la Ciudad de México y cuidar que los niveles de servicio y la calidad de los programas sociales no se vean afectados”, explicó.

Además, se cuenta con un Plan Piloto para el control digitalizado de la asistencia, de acuerdo con las Condiciones Generales de Trabajo. Este sistema ya fue probado en la Dirección General del Personal y se extenderá a todo el gobierno central y, en su caso, a las delegaciones políticas.

A fin de establecer un control detallado en el pago de nómina este se hará vía tarjeta, lo que evitará que haya una dispersión de recursos a través de cheques o efectivo y permitirá que los pagos que realice el gobierno de la ciudad coincidan exactamente con el sistema que tiene el Control de Personal.

Se privilegiarán las adquisiciones mediante consolidación; se reducirá el gasto en papelería y no se presupuestará combustible para vehículos dedicados a áreas administrativas, salvo en aquellas consideradas sustantivas como seguridad, salud y procuración de justicia.

Para reducir el gasto en insumos se fomentará el uso obligatorio de medios electrónicos a través de un sistema de control de gestión, con lo que se busca disminuir la impresión de oficios, memorándums, particularmente los que llevan la leyenda, “con copia para”.

También se eliminará la impresión de alrededor de 13 millones de recibos de nómina a partir de enero de 2016, migrando hacia un formato electrónico que permitirá al trabajador la opción de impresión individual.

Habrá una reducción de presupuesto para gastos de congresos, convenciones, exposiciones, publicidad, seminarios y eventos. La referencia será el presupuesto anterior y ninguna actividad de este tipo podrá superar seis por ciento en este rubro.

Quedan prohibidos los nuevos arrendamientos, salvo aquellos que representen una mejora en el precio.

Se optimizará el consumo de energía eléctrica y agua; se restringirán las llamadas a celulares y se reducirá 10 por ciento el servicio de fotocopiado.

Se cancelará el gasto para adquisición de equipo de oficina, salvo que este represente una reducción de costos o sea necesario para cumplir convenios con la federación. Y no se adquirirá ningún vehículo que no sea para las áreas sustantivas.

Tendrán prioridad las obras públicas relacionadas con la demanda de servicios de la población, no habrá obras estéticas, a menos que se trate de equipamiento urbano, mantenimiento o un proyecto integral de espacio público.

“Hacemos un atento llamado a los jefes delegacionales y jefas delegacionales en funciones, para que se eviten los gastos suntuosos en las fiestas patrias en toda la ciudad”, dijo el mandatario capitalino.

Por otra parte, anunció que en los próximos días se publicarán los documentos relativos a la operación y funcionamiento del Fondo de Atención a los Desastres Naturales en la Ciudad de México “FONADEN CDMX”.

“Es creado por la Ciudad de México con la optimización de nuestras finanzas”, añadió. Estará integrado por el Subfondo de Estabilización de Ingresos, de dos mil 100 millones de pesos y un Subfondo para Contingencias para desastres de 900 millones de pesos, detalló.

“Por supuesto que nosotros hacemos un llamado para que en las próximas jefaturas delegacionales se pudiera crear un fondo también que opere, sobre todo en este tema de las contingencias y lo observamos así porque cada vez tenemos lluvias más intensas”, dijo el Jefe de Gobierno.

Explicó que la Ciudad de México toma la delantera a nivel nacional con la creación del Subfondo de Estabilización de Ingresos, pues éste será obligatorio para todos los estados de la República Mexicana.