/ lunes 16 de enero de 2017

Apuesta IP por el mercado interno

  • Empresarios mexiquenses recomiendan fomentar la inversión e incentivar la transparencia

ECATEPEC, Méx. (OEM-Informex)- Para contrarrestar los efectos negativos ante la pérdida de inversiones estadunidenses por la política económica de Donald Trump, es necesario mirar hacia el consumo interno, fomentar la inversión, la desregulación y la transparencia, así como encontrar equilibrios presupuestarios tanto de Gobierno en sus tres niveles, así como en empresas y familias, consideró la Unión Industrial del Estado de México (Unidem).

Lo anterior, luego de la cancelación de la construcción de la planta de Ford en San Luis Potosí, que implicará dejar de crear 2 mil 800 empleos directos, más los empleos que se darían durante el proceso de construcción e instalación, además, los de empresas que venderían insumos a esa compañía.

Francisco Cuevas Dobarganes lamentó que se  presione a empresas de otros giros y países a no invertir en México y sí a hacerlo en Estados Unidos. “Pensamos que el señor Trump no debería fomentar los desequilibrios sociales, políticos y económicos entre los países, pues esas han sido las causas de las grandes migraciones, conflictos bélicos y recientemente actos terroristas de la historia de la humanidad, ese tipo de situaciones a nadie convienen”.

Los videos y gráficos en donde se invita a los mexicanos a través de las redes sociales a no comprar productos o en tiendas de origen estadunidense, solo contribuyen a destruir elementos económicos que a nosotros mismos nos benefician.

“Empresas como la Coca Cola, o agencias de la Ford, GMC o Chrysler, pertenecen a mexicanos, ahí trabajan mexicanos, sus plantas de producción siguen estando mayoritariamente en México y con extraordinarios beneficios para todos nosotros. El alimentar ese sentimiento antinorteamericano, no conducirá a nada positivo”, alertó el dirigente empresarial. “El que dos importantes empresas mexicanas hayan decidido dejar de comprar productos de Ford, y el que muchas personas compartan y festejen este hecho, tiene afectaciones marginales para esa empresa y solo enrarece y complica el panorama para nosotros mismos”, apuntó.

“Aplaudimos la decisión de las empresas que han subestimado los comentarios del próximo presidente de Estados Unidos y continúan con los planes de inversión en nuestro país”, indicó Cuevas.

El director general de la agrupación empresarial señaló que la decisión de Ford de cancelar la inversión en México, fue para contener la presión social y sobre todo política en Estados Unidos, tras ello la Unión llamó a ser prudentes y no desatar campañas que inhiban el consumo en tiendas o firmas americanas pues ello afecta directamente a la economía de trabajadores mexicanos.

“Por un momento olvidamos que las empresas comerciales o los productos norteamericanos, se trata de franquicias que pertenecen a socios mexicanos, donde trabajan mexicanos en empleos formales, que pagan extraordinarios sueldos y con todas las prestaciones de ley, y además, pagan grandes cantidades al fisco”, destacó Cuevas Dobarganes.

La Unidem, que agrupa a las empresas más grandes del Estado de México, muchas de ellas de capital extranjero y algunas de inversión estadunidense,  lamentó que las políticas públicas y los comportamientos de la sociedad, tiendan a desunir y fracturar los puentes que unen a las razas y las naciones.

La Unión confía en que será pasajera la cancelación de inversiones norteamericanas pues hay órdenes internacionales como la OMC en donde se pueden pelear las disposiciones que pretenda fijar Donald Trump con aranceles irracionales a los productos mexicanos o la renegociación del TLCAN.

Sin embargo mientras ello ocurre es necesario fomentar el consumo interno, no pretender buscar la solución en China o en otros países asiáticos, ya que se trata de verdaderas máquinas de la exportación, que en el mediano plazo, solo aniquilarían a la industria nacional y sus empleos.

  • Empresarios mexiquenses recomiendan fomentar la inversión e incentivar la transparencia

ECATEPEC, Méx. (OEM-Informex)- Para contrarrestar los efectos negativos ante la pérdida de inversiones estadunidenses por la política económica de Donald Trump, es necesario mirar hacia el consumo interno, fomentar la inversión, la desregulación y la transparencia, así como encontrar equilibrios presupuestarios tanto de Gobierno en sus tres niveles, así como en empresas y familias, consideró la Unión Industrial del Estado de México (Unidem).

Lo anterior, luego de la cancelación de la construcción de la planta de Ford en San Luis Potosí, que implicará dejar de crear 2 mil 800 empleos directos, más los empleos que se darían durante el proceso de construcción e instalación, además, los de empresas que venderían insumos a esa compañía.

Francisco Cuevas Dobarganes lamentó que se  presione a empresas de otros giros y países a no invertir en México y sí a hacerlo en Estados Unidos. “Pensamos que el señor Trump no debería fomentar los desequilibrios sociales, políticos y económicos entre los países, pues esas han sido las causas de las grandes migraciones, conflictos bélicos y recientemente actos terroristas de la historia de la humanidad, ese tipo de situaciones a nadie convienen”.

Los videos y gráficos en donde se invita a los mexicanos a través de las redes sociales a no comprar productos o en tiendas de origen estadunidense, solo contribuyen a destruir elementos económicos que a nosotros mismos nos benefician.

“Empresas como la Coca Cola, o agencias de la Ford, GMC o Chrysler, pertenecen a mexicanos, ahí trabajan mexicanos, sus plantas de producción siguen estando mayoritariamente en México y con extraordinarios beneficios para todos nosotros. El alimentar ese sentimiento antinorteamericano, no conducirá a nada positivo”, alertó el dirigente empresarial. “El que dos importantes empresas mexicanas hayan decidido dejar de comprar productos de Ford, y el que muchas personas compartan y festejen este hecho, tiene afectaciones marginales para esa empresa y solo enrarece y complica el panorama para nosotros mismos”, apuntó.

“Aplaudimos la decisión de las empresas que han subestimado los comentarios del próximo presidente de Estados Unidos y continúan con los planes de inversión en nuestro país”, indicó Cuevas.

El director general de la agrupación empresarial señaló que la decisión de Ford de cancelar la inversión en México, fue para contener la presión social y sobre todo política en Estados Unidos, tras ello la Unión llamó a ser prudentes y no desatar campañas que inhiban el consumo en tiendas o firmas americanas pues ello afecta directamente a la economía de trabajadores mexicanos.

“Por un momento olvidamos que las empresas comerciales o los productos norteamericanos, se trata de franquicias que pertenecen a socios mexicanos, donde trabajan mexicanos en empleos formales, que pagan extraordinarios sueldos y con todas las prestaciones de ley, y además, pagan grandes cantidades al fisco”, destacó Cuevas Dobarganes.

La Unidem, que agrupa a las empresas más grandes del Estado de México, muchas de ellas de capital extranjero y algunas de inversión estadunidense,  lamentó que las políticas públicas y los comportamientos de la sociedad, tiendan a desunir y fracturar los puentes que unen a las razas y las naciones.

La Unión confía en que será pasajera la cancelación de inversiones norteamericanas pues hay órdenes internacionales como la OMC en donde se pueden pelear las disposiciones que pretenda fijar Donald Trump con aranceles irracionales a los productos mexicanos o la renegociación del TLCAN.

Sin embargo mientras ello ocurre es necesario fomentar el consumo interno, no pretender buscar la solución en China o en otros países asiáticos, ya que se trata de verdaderas máquinas de la exportación, que en el mediano plazo, solo aniquilarían a la industria nacional y sus empleos.