/ miércoles 21 de diciembre de 2016

Ascenderán a 204 mil 17 mdp, ingresos para 2017

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó ayer con 46 votos a favor, 13 en contra del Movimiento de Regeneración Nacional y seis abstenciones, la Ley de Ingresos que prevé una recaudación por 204 mil 17 millones de pesos para la Ciudad de México en 2017.

El presidente de la Comisión de Hacienda de la ALDF, Andrés Atayde Rubiolo, aseguró que se aprobó una propuesta histórica, pues comparado con 2016 se logró un incremento de 23 mil millones de pesos, pues se pasó de avalar 181 mil millones a 204 mil 17 millones de pesos, lo cual abarca los ingresos federales.

Indicó que los acuerdos parlamentarios en la ALDF permitieron un incremento para el 2017 de 13 por ciento por arriba del 2016.

Además, se contemplaron en los transitorios, los más de cinco mil millones de pesos adicionales que se lograron por conducto de la Federación. Detalló que el rubro de impuestos fue determinado en 50 mil 636 millones de pesos, dentro del cual sus principales subrubros están el predial, la tenencia sobre la adquisición de bienes inmuebles y el impuesto sobre la nómina, quedando todos ellos por arriba de la propuesta inicial de la Jefatura de Gobierno. Sostuvo que se mantuvo la ruta de endeudamiento en cuatro mil millones de pesos, y no los cinco mil millones de pesos que se propusieron en otros años.

Con respecto a las aportaciones y participaciones de origen federal, destacó, se prevé tener 97 mil 921 millones de pesos, lo que representa 48 por ciento del total, lo que hace de la Ciudad de México la entidad federativa que menos depende de la Federación.

El presupuesto, destacó el panista, tiene el objetivo de garantizar finanzas estables en la capital, así como acorde al concierto económico de incertidumbre y riesgos a nivel nacional e internacional para el próximo año.

Refrendó el compromiso de no subir ni crear nuevos impuestos, que sólo se actualizarán de acuerdo al factor inflacionario para el próximo año.

Agregó que el dinamismo de la Ciudad de México sigue teniendo un movimiento superior al promedio nacional con un crecimiento superior al cuatro por ciento.

Se continuará con subsidios y apoyos económicos a población vulnerable, y se impulsará el desarrollo económico.

Finalmente, aseveró que se trata de un presupuesto responsable, transparente y lo que los diputados consideran que requiere la Ciudad de México.

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó ayer con 46 votos a favor, 13 en contra del Movimiento de Regeneración Nacional y seis abstenciones, la Ley de Ingresos que prevé una recaudación por 204 mil 17 millones de pesos para la Ciudad de México en 2017.

El presidente de la Comisión de Hacienda de la ALDF, Andrés Atayde Rubiolo, aseguró que se aprobó una propuesta histórica, pues comparado con 2016 se logró un incremento de 23 mil millones de pesos, pues se pasó de avalar 181 mil millones a 204 mil 17 millones de pesos, lo cual abarca los ingresos federales.

Indicó que los acuerdos parlamentarios en la ALDF permitieron un incremento para el 2017 de 13 por ciento por arriba del 2016.

Además, se contemplaron en los transitorios, los más de cinco mil millones de pesos adicionales que se lograron por conducto de la Federación. Detalló que el rubro de impuestos fue determinado en 50 mil 636 millones de pesos, dentro del cual sus principales subrubros están el predial, la tenencia sobre la adquisición de bienes inmuebles y el impuesto sobre la nómina, quedando todos ellos por arriba de la propuesta inicial de la Jefatura de Gobierno. Sostuvo que se mantuvo la ruta de endeudamiento en cuatro mil millones de pesos, y no los cinco mil millones de pesos que se propusieron en otros años.

Con respecto a las aportaciones y participaciones de origen federal, destacó, se prevé tener 97 mil 921 millones de pesos, lo que representa 48 por ciento del total, lo que hace de la Ciudad de México la entidad federativa que menos depende de la Federación.

El presupuesto, destacó el panista, tiene el objetivo de garantizar finanzas estables en la capital, así como acorde al concierto económico de incertidumbre y riesgos a nivel nacional e internacional para el próximo año.

Refrendó el compromiso de no subir ni crear nuevos impuestos, que sólo se actualizarán de acuerdo al factor inflacionario para el próximo año.

Agregó que el dinamismo de la Ciudad de México sigue teniendo un movimiento superior al promedio nacional con un crecimiento superior al cuatro por ciento.

Se continuará con subsidios y apoyos económicos a población vulnerable, y se impulsará el desarrollo económico.

Finalmente, aseveró que se trata de un presupuesto responsable, transparente y lo que los diputados consideran que requiere la Ciudad de México.