/ jueves 13 de octubre de 2016

Autopista Urbana Sur, con avance de 90%: Mancera

Ahorro sustancial en el tiempo de traslado, más de media hora,  y la reducción significativa en la emisión de contaminantes se lograrán con la entrada en servicio de la Autopista Urbana Sur (Ausur), cuya construcción presenta un avance cercano al 90 por ciento, informó ayer Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

Luego de sobrevolar dicha obra, afirmó que será muy importante tanto para salir, como para ingresar a la Ciudad de México ,y en términos de reducción de contaminantes también representa un beneficio.

“Tenemos calculado que puede ser un ahorro muy importante, obviamente arriba de media hora, simplemente en este traslado; en el tramo completo, de tomar el segundo piso, pueden ser hasta 40 minutos”, señaló Mancera Espinosa.

En lo que se refiere a la reducción del ahorro de combustible, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México lo calculó en más de 15 mil toneladas de C02 (dióxido de carbono) que se dejarán de emitir.

El mandatario capitalino ,acompañado del secretario de Obras y Servicios, Edgar Tungüí Rodríguez, explicó que “tiene que ser un trabajo sincronizado, no se puede abrir ninguno de los tramos, sin que estén totalmente concluidos”.

Finalmente, dijo que se debe garantizar la operatividad tanto en piso superior como en el inferior, para que la obra sea funcional, “pero básicamente está a punto de ser inaugurada”.

Las características de la obra son las siguientes: dos kilómetros de vialidad elevada, de Periférico a Insurgentes, y dos rampas de incorporación y desincorporación, de 360 y 300 metros de longitud, respectivamente.

La inversión fue de 560 millones de pesos, por parte de la concesionaria de la AUSUR; los métodos constructivos empleados son modernos y se logró disminuir en casi 50 por ciento el tiempo de construcción en este tipo de obra.

Finalmente, hay un mejoramiento del entorno urbano con rehabilitación de la carpeta asfáltica de Viaducto Tlalpan, de San Fernando a Insurgentes Sur y sustitución de banquetas en mal estado, y sustitución de cuatro puentes peatonales en Viaducto Tlalpan, con 50 años de antigüedad.

Ahorro sustancial en el tiempo de traslado, más de media hora,  y la reducción significativa en la emisión de contaminantes se lograrán con la entrada en servicio de la Autopista Urbana Sur (Ausur), cuya construcción presenta un avance cercano al 90 por ciento, informó ayer Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

Luego de sobrevolar dicha obra, afirmó que será muy importante tanto para salir, como para ingresar a la Ciudad de México ,y en términos de reducción de contaminantes también representa un beneficio.

“Tenemos calculado que puede ser un ahorro muy importante, obviamente arriba de media hora, simplemente en este traslado; en el tramo completo, de tomar el segundo piso, pueden ser hasta 40 minutos”, señaló Mancera Espinosa.

En lo que se refiere a la reducción del ahorro de combustible, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México lo calculó en más de 15 mil toneladas de C02 (dióxido de carbono) que se dejarán de emitir.

El mandatario capitalino ,acompañado del secretario de Obras y Servicios, Edgar Tungüí Rodríguez, explicó que “tiene que ser un trabajo sincronizado, no se puede abrir ninguno de los tramos, sin que estén totalmente concluidos”.

Finalmente, dijo que se debe garantizar la operatividad tanto en piso superior como en el inferior, para que la obra sea funcional, “pero básicamente está a punto de ser inaugurada”.

Las características de la obra son las siguientes: dos kilómetros de vialidad elevada, de Periférico a Insurgentes, y dos rampas de incorporación y desincorporación, de 360 y 300 metros de longitud, respectivamente.

La inversión fue de 560 millones de pesos, por parte de la concesionaria de la AUSUR; los métodos constructivos empleados son modernos y se logró disminuir en casi 50 por ciento el tiempo de construcción en este tipo de obra.

Finalmente, hay un mejoramiento del entorno urbano con rehabilitación de la carpeta asfáltica de Viaducto Tlalpan, de San Fernando a Insurgentes Sur y sustitución de banquetas en mal estado, y sustitución de cuatro puentes peatonales en Viaducto Tlalpan, con 50 años de antigüedad.