/ domingo 30 de agosto de 2015

Avanza demolición a meses de explosión en el hospital de Cuajimalpa

OEM en línea

Ciudad de México.- Con el propósito de acondicionar el predio donde será construido el Hospital General de Cuajimalpa, el Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse), dio inicio a los trabajos de limpieza del inmueble que albergaba al Hospital Materno-Infantil de dicha demarcación.

La Secretaría de Salud capitalina (Sedesa) otorgó el permiso legal a la Sobse para poder ingresar al predio ubicado en calle Arteaga y Salazar, en la colonia Pueblo el Contadero, donde un total de 50 trabajadores comenzaron con las actividades para desmantelar la estructura del inmueble hospitalario.

Durante el proceso se desmantela la estructura con el retiro de tuberías hidráulicas y cancelería, y se separan los desechos de acuerdo a su clasificación, como lo establece la Ley de Residuos Sólidos del Distrito Federal, para determinar si éstos pueden ser reutilizados.

Posteriormente, se lleva a cabo la excavación de cimentación y la demolición de elementos estructurales de concreto simple y armado.

La Dirección General de Obras Públicas (DGOP) trabajará durante los próximos tres meses en la demolición del inmueble, con el objetivo de limpiar la totalidad del predio donde será construido el Hospital General de Cuajimalpa, que contará con una dimensión mayor a 10 mil metros cuadrados y tendrá una capacidad mínima para 72 camas censables.

Al respecto, el secretario de Obras y Servicios, Edgar Tungüí Rodríguez, explicó que los trabajos para demoler el inmueble requieren de una intervención gradual que consisten en un desmantelamiento manual del inmueble para después dar paso con la demolición.

“Para lograr esta intervención iniciamos con el desmantelamiento de las instalaciones, donde personal ya se encuentra trabajando desde la semana pasada y después se ingresó maquinaria con la finalidad de excavar para derrumbar la estructura en su totalidad. Serán retirados alrededor de cinco mil 251 toneladas de escombros”, precisó Tungüí Rodríguez.

Agregó que la atención a la infraestructura de los espacios públicos que ofrecen servicios de salud es prioridad de la actual administración, por lo que la Sobse ha comenzado con los preparativos del terreno donde será construido el Hospital General de Cuajimalpa.

“La instrucción del Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, ha sido atender de manera oportuna este inmueble, por lo que la misma semana que la Sedesa otorgó el permiso para iniciar estos trabajos, se inició con la demolición del edificio afectado, y en menos de tres meses daremos inicio con la construcción del nuevo Hospital General de Cuajimalpa, el cual será el primer nosocomio que cuente con tales dimensiones en esta demarcación”, indicó el titular de la Sobse.

La Sobse trabajó en conjunto con la Sedesa para alistar el Programa de Necesidades Médico-Arquitectónicas que contempla las cuatro especialidades básicas con las que contará el inmueble: Medicina Interna, Cirugía General, Gineco-Obstetricia y Pediatría.

Cabe recordar que durante una primera intervención, la Sobse a través de sus direcciones generales de Servicios Urbanos (DGSU), de Obras Públicas (DGOP), de Proyectos Especiales (DGPE), y con camiones de la Planta de Asfalto de la Ciudad de México, trabajaron en coordinación para retirar cinco mil 160 toneladas de escombro y 556 toneladas de desechos ferrosos; además se realizó la recolección de 48 toneladas de basura.

OEM en línea

Ciudad de México.- Con el propósito de acondicionar el predio donde será construido el Hospital General de Cuajimalpa, el Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse), dio inicio a los trabajos de limpieza del inmueble que albergaba al Hospital Materno-Infantil de dicha demarcación.

La Secretaría de Salud capitalina (Sedesa) otorgó el permiso legal a la Sobse para poder ingresar al predio ubicado en calle Arteaga y Salazar, en la colonia Pueblo el Contadero, donde un total de 50 trabajadores comenzaron con las actividades para desmantelar la estructura del inmueble hospitalario.

Durante el proceso se desmantela la estructura con el retiro de tuberías hidráulicas y cancelería, y se separan los desechos de acuerdo a su clasificación, como lo establece la Ley de Residuos Sólidos del Distrito Federal, para determinar si éstos pueden ser reutilizados.

Posteriormente, se lleva a cabo la excavación de cimentación y la demolición de elementos estructurales de concreto simple y armado.

La Dirección General de Obras Públicas (DGOP) trabajará durante los próximos tres meses en la demolición del inmueble, con el objetivo de limpiar la totalidad del predio donde será construido el Hospital General de Cuajimalpa, que contará con una dimensión mayor a 10 mil metros cuadrados y tendrá una capacidad mínima para 72 camas censables.

Al respecto, el secretario de Obras y Servicios, Edgar Tungüí Rodríguez, explicó que los trabajos para demoler el inmueble requieren de una intervención gradual que consisten en un desmantelamiento manual del inmueble para después dar paso con la demolición.

“Para lograr esta intervención iniciamos con el desmantelamiento de las instalaciones, donde personal ya se encuentra trabajando desde la semana pasada y después se ingresó maquinaria con la finalidad de excavar para derrumbar la estructura en su totalidad. Serán retirados alrededor de cinco mil 251 toneladas de escombros”, precisó Tungüí Rodríguez.

Agregó que la atención a la infraestructura de los espacios públicos que ofrecen servicios de salud es prioridad de la actual administración, por lo que la Sobse ha comenzado con los preparativos del terreno donde será construido el Hospital General de Cuajimalpa.

“La instrucción del Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, ha sido atender de manera oportuna este inmueble, por lo que la misma semana que la Sedesa otorgó el permiso para iniciar estos trabajos, se inició con la demolición del edificio afectado, y en menos de tres meses daremos inicio con la construcción del nuevo Hospital General de Cuajimalpa, el cual será el primer nosocomio que cuente con tales dimensiones en esta demarcación”, indicó el titular de la Sobse.

La Sobse trabajó en conjunto con la Sedesa para alistar el Programa de Necesidades Médico-Arquitectónicas que contempla las cuatro especialidades básicas con las que contará el inmueble: Medicina Interna, Cirugía General, Gineco-Obstetricia y Pediatría.

Cabe recordar que durante una primera intervención, la Sobse a través de sus direcciones generales de Servicios Urbanos (DGSU), de Obras Públicas (DGOP), de Proyectos Especiales (DGPE), y con camiones de la Planta de Asfalto de la Ciudad de México, trabajaron en coordinación para retirar cinco mil 160 toneladas de escombro y 556 toneladas de desechos ferrosos; además se realizó la recolección de 48 toneladas de basura.