/ lunes 10 de octubre de 2016

Buscarán no criminalizar a los adolescentes en conflicto con la ley

  • Reconocen asambleístas y funcionarios que no funcionan las actuales políticas

Asambleístas, especialistas y funcionarios se manifestaron ayer a favor de replantear el esquema de atención para jóvenes en conflicto con la ley, porque las políticas tradicionales no funcionan.

Según cifras de Elisa Lavore, directora general de Tratamiento para Adolescentes, el 74 por ciento de los adolescentes en conflicto con la ley en la Ciudad de México son consumidores recurrentes de alguna droga, 28 por ciento cometió el delito bajo el influjo de alguna de ellas y 52 por ciento vienen de colonias de alto grado de marginación.

La funcionaria participó en el foro “La Implementación del Nuevo Sistema de Justicia para Adolescentes en la CdMx”, cuyo objetivo fue tener una iniciativa que armonice  con la Ley Nacional del Sistema de Justicia para Adolescentes, y en el que participaron, entre otros, los asambleístas Carlos Alfonso Candelaria, del Partido Encuentro Social, los perredistas, Socorro Meza Martínez y Luis Alberto Chávez, y Lucio Tlacomulco del Movimiento Regeneración Nacional.

Al respecto, Beatriz Olivares Pinal, presidente de la Comisión de Juventud y Deporte de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), afirmó que esa armonización debe estar alejada de temas punitivos y centrarse en cómo reinsertar a la sociedad a los adolescentes implicados en procesos penales para tratar de que no regresen lugar donde cometieron el delito.

La legisladora perredista dijo que el foro tuvo el objetivo de conocer y analizar las experiencias y propuestas de la sociedad civil en torno de la atención integral en el trabajo con personas adolescentes en conflicto con la ley o en riesgo de estarlo, además de que se aportaron elementos para la prevención y resolución pacífica de conflictos en las comunidades.

Entre los temas que se abordaron, destacó el relativo a las consignas y protocolos de actuación de los cuerpos de seguridad al interior de las comunidades en tratamiento especializado; un proyecto global para la reinserción de adolescentes en conflicto con la ley y la implementación del nuevo sistema de justicia para adolescentes en la Ciudad de México.

De acuerdo con los especialistas, se debe replantear el modelo de atención, ya que el 40 por ciento de los adolescentes entrevistados señalaron que pueden conseguir droga con facilidad en su colonia, 23 por ciento reportó que también se podrían obtener armas, 44 reconoció que consumía droga antes de ingresar al centro de internamiento y 57 por ciento dijo que había consumido drogas.

La directora General de Tratamiento para Adolescentes afirmó que con la implementación del nuevo sistema de justicia para adolescentes se apuesta, lo que es acertado, a las medidas no privativas de libertad por lo cual se tiene hoy a más del 70 por ciento de adolescentes en conflicto con la Ley de la Ciudad de México en libertad cumpliendo alguna medida, lo que obliga a replantear el modelo de atención, que es la estrategia que se está siguiendo.

Aseguró que se tiene que apostar a la atención en territorio, directamente en las comunidades de donde son los adolescentes y que también se tienen que involucrar actores que anteriormente no estaban involucrados en la atención del problema, es decir, las delegaciones y originar políticas públicas específicas, más  no incorporar a las políticas públicas existentes a los adolescentes.

A su vez, Hazael Ruíz Ortega, subsecretario del Sistema Penitenciario de la Ciudad de México, afirmó que es un logro la aprobación de la Ley Nacional del Sistema de Justicia para Adolescentes, pero su adecuada implementación representa un gran riesgo, como uno de los entes ejecutores de los medios de tratamiento para adolescentes y debe haber una armonización legislativa de las leyes locales con las leyes locales.

Afirmó que la Secretaría de Gobierno, a través de la Dirección General del Sistema Penitenciario y la Dirección General para el Tratamiento de Adolescentes, ha puesto en marcha una serie de estrategias para adecuar las instalaciones y servicios en aras de esa implementación, en el que sobresale, lograr mejores condiciones de vida al interior, un derecho o una esperanza al porvenir, es decir, que los adolescentes se levanten el día de mañana y tengan la esperanza.

Agregó que aunque privados de la libertad, pueden ser mejores ciudadanos, hijos, vecinos y en muchas ocasiones también padres o madres, “es un derecho al porvenir, por que regresarán a su hogar a su casa, a la comunidad, porque es el momento de cambiar el cómo y el qué estábamos haciendo las cosas para dar diferentes y buenos resultados”.

  • Reconocen asambleístas y funcionarios que no funcionan las actuales políticas

Asambleístas, especialistas y funcionarios se manifestaron ayer a favor de replantear el esquema de atención para jóvenes en conflicto con la ley, porque las políticas tradicionales no funcionan.

Según cifras de Elisa Lavore, directora general de Tratamiento para Adolescentes, el 74 por ciento de los adolescentes en conflicto con la ley en la Ciudad de México son consumidores recurrentes de alguna droga, 28 por ciento cometió el delito bajo el influjo de alguna de ellas y 52 por ciento vienen de colonias de alto grado de marginación.

La funcionaria participó en el foro “La Implementación del Nuevo Sistema de Justicia para Adolescentes en la CdMx”, cuyo objetivo fue tener una iniciativa que armonice  con la Ley Nacional del Sistema de Justicia para Adolescentes, y en el que participaron, entre otros, los asambleístas Carlos Alfonso Candelaria, del Partido Encuentro Social, los perredistas, Socorro Meza Martínez y Luis Alberto Chávez, y Lucio Tlacomulco del Movimiento Regeneración Nacional.

Al respecto, Beatriz Olivares Pinal, presidente de la Comisión de Juventud y Deporte de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), afirmó que esa armonización debe estar alejada de temas punitivos y centrarse en cómo reinsertar a la sociedad a los adolescentes implicados en procesos penales para tratar de que no regresen lugar donde cometieron el delito.

La legisladora perredista dijo que el foro tuvo el objetivo de conocer y analizar las experiencias y propuestas de la sociedad civil en torno de la atención integral en el trabajo con personas adolescentes en conflicto con la ley o en riesgo de estarlo, además de que se aportaron elementos para la prevención y resolución pacífica de conflictos en las comunidades.

Entre los temas que se abordaron, destacó el relativo a las consignas y protocolos de actuación de los cuerpos de seguridad al interior de las comunidades en tratamiento especializado; un proyecto global para la reinserción de adolescentes en conflicto con la ley y la implementación del nuevo sistema de justicia para adolescentes en la Ciudad de México.

De acuerdo con los especialistas, se debe replantear el modelo de atención, ya que el 40 por ciento de los adolescentes entrevistados señalaron que pueden conseguir droga con facilidad en su colonia, 23 por ciento reportó que también se podrían obtener armas, 44 reconoció que consumía droga antes de ingresar al centro de internamiento y 57 por ciento dijo que había consumido drogas.

La directora General de Tratamiento para Adolescentes afirmó que con la implementación del nuevo sistema de justicia para adolescentes se apuesta, lo que es acertado, a las medidas no privativas de libertad por lo cual se tiene hoy a más del 70 por ciento de adolescentes en conflicto con la Ley de la Ciudad de México en libertad cumpliendo alguna medida, lo que obliga a replantear el modelo de atención, que es la estrategia que se está siguiendo.

Aseguró que se tiene que apostar a la atención en territorio, directamente en las comunidades de donde son los adolescentes y que también se tienen que involucrar actores que anteriormente no estaban involucrados en la atención del problema, es decir, las delegaciones y originar políticas públicas específicas, más  no incorporar a las políticas públicas existentes a los adolescentes.

A su vez, Hazael Ruíz Ortega, subsecretario del Sistema Penitenciario de la Ciudad de México, afirmó que es un logro la aprobación de la Ley Nacional del Sistema de Justicia para Adolescentes, pero su adecuada implementación representa un gran riesgo, como uno de los entes ejecutores de los medios de tratamiento para adolescentes y debe haber una armonización legislativa de las leyes locales con las leyes locales.

Afirmó que la Secretaría de Gobierno, a través de la Dirección General del Sistema Penitenciario y la Dirección General para el Tratamiento de Adolescentes, ha puesto en marcha una serie de estrategias para adecuar las instalaciones y servicios en aras de esa implementación, en el que sobresale, lograr mejores condiciones de vida al interior, un derecho o una esperanza al porvenir, es decir, que los adolescentes se levanten el día de mañana y tengan la esperanza.

Agregó que aunque privados de la libertad, pueden ser mejores ciudadanos, hijos, vecinos y en muchas ocasiones también padres o madres, “es un derecho al porvenir, por que regresarán a su hogar a su casa, a la comunidad, porque es el momento de cambiar el cómo y el qué estábamos haciendo las cosas para dar diferentes y buenos resultados”.