/ sábado 11 de junio de 2016

CDMX se afianza como capital financiera: Mancera

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, aseguró ayer que la capital del país se ha afianzado como centro financiero, de negocios y su principal vocación son los servicios, al nombrar huésped distinguido al presidente de la República de Singapur, Tony Tan Keng Yam.

Destacó el lazo de amistad entre México y Singapur y la Ciudad de México ha estado presente como un actor importante en afinidades y en valores que lo identifican.

En el Salón de Cabildos, del Antiguo Palacio de Ayuntamiento, donde Mancera Espinosa entregó medalla y pergamino que declaran al mandatario de Singapur como Huésped Distinguido, resaltó que es la primera vez que un presidente de ese país visita América Latina.

Singapur ha logrado una profunda transformación, a partir de que obtuvieron su independencia, y ahora es una destacadísima ciudad Estado en el mundo, señaló.

“Su dedicación y constancia han hecho de este pueblo hermano un ejemplo a seguir, un ejemplo a observar. Es una de las naciones más prósperas, estables y seguras del mundo; de ahí seguramente que más de 10 millones de turistas cada año la visiten”, dijo.

Ante integrantes de su gabinete, mencionó que Singapur ha demostrado que las condiciones geográficas no son una limitante para generar progreso y bienestar, todo lo contrario, Singapur ha sabido utilizarlas a su favor para beneficiar a su población.

Añadió que al igual que Singapur,  la ciudad es una economía abierta e integrada a la dinámica del comercio mundial y sin duda un motor de la economía nacional, así como se ha consolidado como una puerta de acceso hispanoparlante a los mercados mundiales.

“Si comparamos hoy la economía de la Ciudad de México, con los países de la región, sería la sexta más grande de América Latina, superando a países como Venezuela, o como Perú”, refirió.

Sostuvo que se trabaja para un mejor salario mínimo, procurando mejorar las condiciones de seguridad, de infraestructura; y al igual que Singapur la Ciudad de México tiene  el compromiso por el bienestar y equidad social con políticas públicas que ponen en el centro de la población, así como busca mayor transparencia para evitar la corrupción.

Finalmente, invitó al presidente de Singapur a seguir estrechando la relación de hermandad, no solo en el plano económico, sino también en la educación, avance tecnológico y el intercambio cultural.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, aseguró ayer que la capital del país se ha afianzado como centro financiero, de negocios y su principal vocación son los servicios, al nombrar huésped distinguido al presidente de la República de Singapur, Tony Tan Keng Yam.

Destacó el lazo de amistad entre México y Singapur y la Ciudad de México ha estado presente como un actor importante en afinidades y en valores que lo identifican.

En el Salón de Cabildos, del Antiguo Palacio de Ayuntamiento, donde Mancera Espinosa entregó medalla y pergamino que declaran al mandatario de Singapur como Huésped Distinguido, resaltó que es la primera vez que un presidente de ese país visita América Latina.

Singapur ha logrado una profunda transformación, a partir de que obtuvieron su independencia, y ahora es una destacadísima ciudad Estado en el mundo, señaló.

“Su dedicación y constancia han hecho de este pueblo hermano un ejemplo a seguir, un ejemplo a observar. Es una de las naciones más prósperas, estables y seguras del mundo; de ahí seguramente que más de 10 millones de turistas cada año la visiten”, dijo.

Ante integrantes de su gabinete, mencionó que Singapur ha demostrado que las condiciones geográficas no son una limitante para generar progreso y bienestar, todo lo contrario, Singapur ha sabido utilizarlas a su favor para beneficiar a su población.

Añadió que al igual que Singapur,  la ciudad es una economía abierta e integrada a la dinámica del comercio mundial y sin duda un motor de la economía nacional, así como se ha consolidado como una puerta de acceso hispanoparlante a los mercados mundiales.

“Si comparamos hoy la economía de la Ciudad de México, con los países de la región, sería la sexta más grande de América Latina, superando a países como Venezuela, o como Perú”, refirió.

Sostuvo que se trabaja para un mejor salario mínimo, procurando mejorar las condiciones de seguridad, de infraestructura; y al igual que Singapur la Ciudad de México tiene  el compromiso por el bienestar y equidad social con políticas públicas que ponen en el centro de la población, así como busca mayor transparencia para evitar la corrupción.

Finalmente, invitó al presidente de Singapur a seguir estrechando la relación de hermandad, no solo en el plano económico, sino también en la educación, avance tecnológico y el intercambio cultural.