/ sábado 11 de junio de 2016

Califica ONU de positiva la creación del refugio para víctimas de trata

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) en México reconoció ayer al Gobierno capitalino por la publicación del Acuerdo por el que se Crea un Refugio Especializado para Mujeres, Niñas y Niños Víctimas del Delito de Trata de Personas.

El organismo puso a disposición de las autoridades de la Ciudad de México al grupo de expertos con los que cuenta, en su calidad de guardián del protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente en mujeres y niños.

En un documento que envió el representante de UNODC en México, Antonio Mazzitelli, el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, plantea que la asistencia a las víctimas de trata de personas debe abordarse desde una perspectiva que integre medidas destinadas a prever la recuperación física, psicológica y social, tomando en cuenta las necesidades particulares de cada persona.

El refugio especializado proporcionará servicios de atención, asistencia y protección a las mujeres, niñas y niños víctimas del delito de trata de personas, tendientes a la reparación integral de las personas, para garantizar la salud física y psicológica en un ambiente cálido y de respeto, con condiciones de seguridad mínimas indispensables, gozando de plena confidencialidad de la información y seguridad, a través de los mecanismos que se consideren idóneos.

Finalmente, brindará servicios multidisciplinarios e integrales que se requieran para cumplir con su objetivo, entre ellos se incluirán, atención médica, jurídica y social, que permitan la plena restitución de los derechos de las personas víctimas del delito de trata de personas.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) en México reconoció ayer al Gobierno capitalino por la publicación del Acuerdo por el que se Crea un Refugio Especializado para Mujeres, Niñas y Niños Víctimas del Delito de Trata de Personas.

El organismo puso a disposición de las autoridades de la Ciudad de México al grupo de expertos con los que cuenta, en su calidad de guardián del protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente en mujeres y niños.

En un documento que envió el representante de UNODC en México, Antonio Mazzitelli, el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, plantea que la asistencia a las víctimas de trata de personas debe abordarse desde una perspectiva que integre medidas destinadas a prever la recuperación física, psicológica y social, tomando en cuenta las necesidades particulares de cada persona.

El refugio especializado proporcionará servicios de atención, asistencia y protección a las mujeres, niñas y niños víctimas del delito de trata de personas, tendientes a la reparación integral de las personas, para garantizar la salud física y psicológica en un ambiente cálido y de respeto, con condiciones de seguridad mínimas indispensables, gozando de plena confidencialidad de la información y seguridad, a través de los mecanismos que se consideren idóneos.

Finalmente, brindará servicios multidisciplinarios e integrales que se requieran para cumplir con su objetivo, entre ellos se incluirán, atención médica, jurídica y social, que permitan la plena restitución de los derechos de las personas víctimas del delito de trata de personas.