/ miércoles 15 de junio de 2016

Consideran palacio negro el penal de Barrientos

Ubicada en la colonia San Pedro Barrientos, municipio de Tlalnepantla, Estado de México, el penal de Barrientos es considerado el “palacio negro” de la entidad, ya que ahí estuvieron presos delincuentes peligrosos como Daniel Arizmendi, “El Mochaorejas”, Evaristo Nucamendi, quien logró escapar vestido de mujer, pero luego fue recapturado, y el feminicida César Armando Librado Legorrea, “El Coqueto”.

Inaugurado en 1984, Barrientos fue considerada la peor prisión de dicha entidad,  según el Diagnóstico Nacional del Sistema Penitenciario 2011 (DNSP), y fue de ahí donde este lunes tres presos escaparon aprovechando un motín.

El diagnóstico penitenciario señala que en Barrientos hay sobrepoblación, fallas en los procedimientos para el ingreso y traslado de reos, protocolos en caso de motín, uso de la fuerza, visitas familiares y revisión de visitantes.

Barrientos es considerado el penal más grande del Estado de México, ya que alberga a alrededor de tres mil internos, y en 1996 ocurrió uno de los motines más graves en los penales del Estado de México, luego de que reclusos se apoderaron violentamente de varias áreas en demanda mejor trato y denunciar la corrupción de los custodios.

[caption id="attachment_284033" align="aligncenter" width="400"] “El coqueto”, uno de los huéspedes de Barrientos.[/caption]

En los últimos meses, frente a las instalaciones del penal apareció un cuerpo despedazado y apenas el 6 de junio, dos mujeres fueron baleadas, una de ellas murió.

El motín del lunes comenzó con la fuga de Jonathan Gerardo Galicia Villegas, de 19 años, preso y juzgado por el delito de robo con violencia, quien logró burlar la vigilancia y escapar del penal.

Por la noche, se informó que varios presos se amotinaron provocaron un incendio y se enfrentaron a guardias y policías. Tras controlar la situación autoridades penitenciarios informaron tres internos escaparon del Penal de Barrientos, por lo que se ofreció recompensa de 300 mil pesos por su captura.

Este incidente se da a unas horas de que la Procuraduría de Justicia capitalina informara de la recaptura de Agustín Miranda Orozco, uno de los dos evadidos del Reclusorio Oriente el pasado 30 de Mayo.

Al respecto, la Comunidad Judía en México mostró su beneplácito por la recaptura de Orozco, al destacar que confían en las autoridades de procuración de justicia para que se logre la recaptura del Roberto Sánchez Ramírez conocido como “El Fugas”.

Finalmente, Jaime Sevilla, quien forma parte del Comité Ejecutivo de la Comunidad Judía, al saber de la recaptura de uno de los evadidos señaló: “qué bueno que ya lo recapturaron”.

Ubicada en la colonia San Pedro Barrientos, municipio de Tlalnepantla, Estado de México, el penal de Barrientos es considerado el “palacio negro” de la entidad, ya que ahí estuvieron presos delincuentes peligrosos como Daniel Arizmendi, “El Mochaorejas”, Evaristo Nucamendi, quien logró escapar vestido de mujer, pero luego fue recapturado, y el feminicida César Armando Librado Legorrea, “El Coqueto”.

Inaugurado en 1984, Barrientos fue considerada la peor prisión de dicha entidad,  según el Diagnóstico Nacional del Sistema Penitenciario 2011 (DNSP), y fue de ahí donde este lunes tres presos escaparon aprovechando un motín.

El diagnóstico penitenciario señala que en Barrientos hay sobrepoblación, fallas en los procedimientos para el ingreso y traslado de reos, protocolos en caso de motín, uso de la fuerza, visitas familiares y revisión de visitantes.

Barrientos es considerado el penal más grande del Estado de México, ya que alberga a alrededor de tres mil internos, y en 1996 ocurrió uno de los motines más graves en los penales del Estado de México, luego de que reclusos se apoderaron violentamente de varias áreas en demanda mejor trato y denunciar la corrupción de los custodios.

[caption id="attachment_284033" align="aligncenter" width="400"] “El coqueto”, uno de los huéspedes de Barrientos.[/caption]

En los últimos meses, frente a las instalaciones del penal apareció un cuerpo despedazado y apenas el 6 de junio, dos mujeres fueron baleadas, una de ellas murió.

El motín del lunes comenzó con la fuga de Jonathan Gerardo Galicia Villegas, de 19 años, preso y juzgado por el delito de robo con violencia, quien logró burlar la vigilancia y escapar del penal.

Por la noche, se informó que varios presos se amotinaron provocaron un incendio y se enfrentaron a guardias y policías. Tras controlar la situación autoridades penitenciarios informaron tres internos escaparon del Penal de Barrientos, por lo que se ofreció recompensa de 300 mil pesos por su captura.

Este incidente se da a unas horas de que la Procuraduría de Justicia capitalina informara de la recaptura de Agustín Miranda Orozco, uno de los dos evadidos del Reclusorio Oriente el pasado 30 de Mayo.

Al respecto, la Comunidad Judía en México mostró su beneplácito por la recaptura de Orozco, al destacar que confían en las autoridades de procuración de justicia para que se logre la recaptura del Roberto Sánchez Ramírez conocido como “El Fugas”.

Finalmente, Jaime Sevilla, quien forma parte del Comité Ejecutivo de la Comunidad Judía, al saber de la recaptura de uno de los evadidos señaló: “qué bueno que ya lo recapturaron”.