/ martes 8 de septiembre de 2015

Consigue PGJDF sentencia contra narcomenudista

OEM en línea

Ciudad de México.- La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), consiguió la pena de siete años en prisión y el pago de 13 mil 990 pesos por concepto de multa, fue la condena que contra un sujeto responsable del delito contra la salud, en su modalidad de narcomenudeo y comercio, dictada por un Juez Penal.

Rafael Álvarez Romero fue sentenciado por el impartidor de justicia del Juzgado 13 del Reclusorio Preventivo Norte, con base en las pruebas ofrecidas por la Procuraduría capitalina en la partida 87/2015, en la que se comprobó que el 18 de mayo de 2015, recibió de un adolescente billetes de 200 pesos y monedas sobre la calle Pedro Moreno, colonia Guerrero, perímetro de la delegación Cuauhtémoc.

A ese lugar arribaron elementos de la Policía de Investigación y sorprendieron al sentenciado en el momento que guardaba el efectivo en una bolsa que llevaba colgada en el pecho y le entregaba al adolescente un paquete que contenía envoltorios, motivo por el que fue detenido.

En sus declaraciones ministeriales, Álvarez Romero manifestó que se dedicaba a vender cocaína y en la bolsa que llevaba tenía 50 porciones de papel, que pericialmente se comprobó que correspondían a dos mil 500 miligramos de sustancia sólida de clorhidrato de cocaína.

Estos hechos acontecieron en un radio menor de 300 metros de dos centros educativos y una guardería.

OEM en línea

Ciudad de México.- La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), consiguió la pena de siete años en prisión y el pago de 13 mil 990 pesos por concepto de multa, fue la condena que contra un sujeto responsable del delito contra la salud, en su modalidad de narcomenudeo y comercio, dictada por un Juez Penal.

Rafael Álvarez Romero fue sentenciado por el impartidor de justicia del Juzgado 13 del Reclusorio Preventivo Norte, con base en las pruebas ofrecidas por la Procuraduría capitalina en la partida 87/2015, en la que se comprobó que el 18 de mayo de 2015, recibió de un adolescente billetes de 200 pesos y monedas sobre la calle Pedro Moreno, colonia Guerrero, perímetro de la delegación Cuauhtémoc.

A ese lugar arribaron elementos de la Policía de Investigación y sorprendieron al sentenciado en el momento que guardaba el efectivo en una bolsa que llevaba colgada en el pecho y le entregaba al adolescente un paquete que contenía envoltorios, motivo por el que fue detenido.

En sus declaraciones ministeriales, Álvarez Romero manifestó que se dedicaba a vender cocaína y en la bolsa que llevaba tenía 50 porciones de papel, que pericialmente se comprobó que correspondían a dos mil 500 miligramos de sustancia sólida de clorhidrato de cocaína.

Estos hechos acontecieron en un radio menor de 300 metros de dos centros educativos y una guardería.