/ sábado 9 de abril de 2016

Constitución no será absolutamente representativa de la ciudadanía: Miguel Pérez López

La nueva Constitución para la Ciudad de México (CDMX) que emane del Congreso Constituyente no será absolutamente representativa de los intereses políticos de la ciudadanía, afirmó ayer el maestro Miguel Pérez López, profesor adscrito al Departamento de Administración de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), quien consideró que hay elementos que le restarán legitimidad representativa al Legislativo.

Asimismo, dijo que se crea una ficción política pensando que los ciudadanos del nuevo Estado están interesados y no es así, porque están preocupados por la inseguridad, el desempleo; “no hay perspectivas y con una Constitución tampoco la habrá”.

Hizo énfasis al señalar que el proceso “inició mal”, aunado a que nunca fue una demanda ciudadana el crear una nueva entidad federativa y una Constitución. Además de que 40 diputados serán designados por las cámaras de diputados y senadores, el Presidente de la República y el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera.

En ese sentido, subrayó que de los 100 diputados que integrarán la asamblea, 60 serán electos, pero lo grave son los 40 diputados designados por la Cámara de Diputados, el Senado, el Presidente de la República y el mandatario de la Ciudad de México, hecho que acabará con el encanto democrático, “solo reafirmará un proceso antidemocrático”.

Hizo énfasis en que la nueva Constitución de la Ciudad de México no conservará el espíritu de las propuestas federalistas del constitucionalismo mexicano de 1824, 1847, 1857 y 1917.

/arm

La nueva Constitución para la Ciudad de México (CDMX) que emane del Congreso Constituyente no será absolutamente representativa de los intereses políticos de la ciudadanía, afirmó ayer el maestro Miguel Pérez López, profesor adscrito al Departamento de Administración de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), quien consideró que hay elementos que le restarán legitimidad representativa al Legislativo.

Asimismo, dijo que se crea una ficción política pensando que los ciudadanos del nuevo Estado están interesados y no es así, porque están preocupados por la inseguridad, el desempleo; “no hay perspectivas y con una Constitución tampoco la habrá”.

Hizo énfasis al señalar que el proceso “inició mal”, aunado a que nunca fue una demanda ciudadana el crear una nueva entidad federativa y una Constitución. Además de que 40 diputados serán designados por las cámaras de diputados y senadores, el Presidente de la República y el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera.

En ese sentido, subrayó que de los 100 diputados que integrarán la asamblea, 60 serán electos, pero lo grave son los 40 diputados designados por la Cámara de Diputados, el Senado, el Presidente de la República y el mandatario de la Ciudad de México, hecho que acabará con el encanto democrático, “solo reafirmará un proceso antidemocrático”.

Hizo énfasis en que la nueva Constitución de la Ciudad de México no conservará el espíritu de las propuestas federalistas del constitucionalismo mexicano de 1824, 1847, 1857 y 1917.

/arm