/ viernes 8 de abril de 2016

Construcción de carriles laterales de circuito interior y calzada de Tlalpan registra avance de 78%

OEM en línea

Ciudad de México.- Bajo los más estrictos estándares de seguridad, la construcción de los carriles laterales del Circuito Interior, en su cruce con Calzada de Tlalpan, avanza por debajo del paso de la Línea 2 del Sistema de Transporte Colectivo (STC), constató este viernes el secretario de Obras y Servicios (SOBSE) de la Ciudad de México, Edgar Tungüí Rodríguez, durante un recorrido de supervisión.

La creación de estas laterales, cuyo porcentaje de avance global es de 78 por ciento, ayudará a mitigar los asentamientos vehiculares que se presentaban en el punto a manera de embudo.

La adecuación vial que se está realizando representa un gran reto de ingeniería debido a que es un punto neurálgico del sur de la Ciudad de México en donde usuarios del Metro, ciclistas y automovilistas conviven diariamente para llegar de manera rápida y eficaz a sus destinos.

Para garantizar la seguridad en esta obra, y en coordinación con el STC, esta adecuación vial cuenta con 40 puntos de instrumentación y monitoreo de red de las vías. Estas referencias, destacó el titular de la SOBSE, confirmaron que durante la excavación no se ha registrado movimiento en el cajón del Metro.

Al caminar por lo que serán los nuevos carriles laterales de Circuito Interior, las cuales estarán operando en julio próximo por debajo de Calzada de Tlalpan, informó que, de los 40 metros a excavar debajo de Tlalpan, ya solo restan 14.

“Esto nos da una idea del avance que tenemos en esta obra. La parte más complicada, que era el hincado de tubos, terminamos ayer en la noche, nos faltan estos 14 metros de excavación, y empezamos a dar conformación a las gazas”, expuso.

Como parte de las medidas de precaución que se llevan a cabo en este frente, señaló que personal especializado trabaja en el proceso de excavación del núcleo incluso de manera manual, con el fin de prevenir cualquier movimiento de tierra.

Durante una descripción del avance de obra en sitio, el director general de Proyectos Especiales, José Castro Hernández, enlistó que esta semana fue hincado el último de los 64 tubos que incluye la adecuación vial, además que ya se colocaron las 264 pilas de apoyo necesarias para la conformación de los nuevos túneles. Actualmente, las labores se concentran en la excavación del núcleo, con lo cual, el nuevo paso subterráneo quedaría completado.

Una obra complementaria que se lleva a cabo en este frente es la construcción de un cárcamo de 17 metros de profundidad (lo que equivale a un edificio de cinco niveles) con capacidad de 240 metros cúbicos que garantizará que no se presenten inundaciones en la zona.

Al finalizar el recorrido por la zona, el titular de la dependencia agradeció el trabajo coordinado con el STC y el Sistema de Aguas de la Ciudad de México.

Con esta adecuación vial, y el Desnivel Mixcoac-Insurgentes, desde la zona de Revolución se podrá hacer cinco minutos a Universidad, 10 minutos a Calzada de Tlalpan y 20 minutos al Aeropuerto.

Las nuevas laterales tendrán una longitud de 340 metros, contarán con una superficie de rodamiento de seis mil metros cuadrados y tendrán un ancho de vialidad de 9.5 metros.

/ADM

OEM en línea

Ciudad de México.- Bajo los más estrictos estándares de seguridad, la construcción de los carriles laterales del Circuito Interior, en su cruce con Calzada de Tlalpan, avanza por debajo del paso de la Línea 2 del Sistema de Transporte Colectivo (STC), constató este viernes el secretario de Obras y Servicios (SOBSE) de la Ciudad de México, Edgar Tungüí Rodríguez, durante un recorrido de supervisión.

La creación de estas laterales, cuyo porcentaje de avance global es de 78 por ciento, ayudará a mitigar los asentamientos vehiculares que se presentaban en el punto a manera de embudo.

La adecuación vial que se está realizando representa un gran reto de ingeniería debido a que es un punto neurálgico del sur de la Ciudad de México en donde usuarios del Metro, ciclistas y automovilistas conviven diariamente para llegar de manera rápida y eficaz a sus destinos.

Para garantizar la seguridad en esta obra, y en coordinación con el STC, esta adecuación vial cuenta con 40 puntos de instrumentación y monitoreo de red de las vías. Estas referencias, destacó el titular de la SOBSE, confirmaron que durante la excavación no se ha registrado movimiento en el cajón del Metro.

Al caminar por lo que serán los nuevos carriles laterales de Circuito Interior, las cuales estarán operando en julio próximo por debajo de Calzada de Tlalpan, informó que, de los 40 metros a excavar debajo de Tlalpan, ya solo restan 14.

“Esto nos da una idea del avance que tenemos en esta obra. La parte más complicada, que era el hincado de tubos, terminamos ayer en la noche, nos faltan estos 14 metros de excavación, y empezamos a dar conformación a las gazas”, expuso.

Como parte de las medidas de precaución que se llevan a cabo en este frente, señaló que personal especializado trabaja en el proceso de excavación del núcleo incluso de manera manual, con el fin de prevenir cualquier movimiento de tierra.

Durante una descripción del avance de obra en sitio, el director general de Proyectos Especiales, José Castro Hernández, enlistó que esta semana fue hincado el último de los 64 tubos que incluye la adecuación vial, además que ya se colocaron las 264 pilas de apoyo necesarias para la conformación de los nuevos túneles. Actualmente, las labores se concentran en la excavación del núcleo, con lo cual, el nuevo paso subterráneo quedaría completado.

Una obra complementaria que se lleva a cabo en este frente es la construcción de un cárcamo de 17 metros de profundidad (lo que equivale a un edificio de cinco niveles) con capacidad de 240 metros cúbicos que garantizará que no se presenten inundaciones en la zona.

Al finalizar el recorrido por la zona, el titular de la dependencia agradeció el trabajo coordinado con el STC y el Sistema de Aguas de la Ciudad de México.

Con esta adecuación vial, y el Desnivel Mixcoac-Insurgentes, desde la zona de Revolución se podrá hacer cinco minutos a Universidad, 10 minutos a Calzada de Tlalpan y 20 minutos al Aeropuerto.

Las nuevas laterales tendrán una longitud de 340 metros, contarán con una superficie de rodamiento de seis mil metros cuadrados y tendrán un ancho de vialidad de 9.5 metros.

/ADM