/ lunes 12 de septiembre de 2016

Debe romper la Constitución local con decisiones autoritarias

  • Jefes delegacionales de Morena se manifiestan a favor de dar autonomía a las alcaldías, que sustituirán a demarcaciones

La primera Constitución de la Ciudad de México debe ser progresista, de avanzada, pero sobre todo, enfocarse en la solución de la problemática actual de cada una de las delegaciones. “No ser un compendio de buenas intenciones, un discurso muy elegante, sino que en realidad se garantice que los derechos se cumplan”.

Así lo recomendó ayer el jefe delegacional en Azcapotzalco, Pablo Moctezuma Barragán, tras destacar que ese nuevo documento debe romper con el centralismo y las decisiones autoritarias, parciales y discrecionales para garantizar las facultades y la autonomía de los Gobiernos delegacionales, próximamente alcaldías.

Con ello, afirmó, se atenderán debidamente las necesidades y demandas de la población y se constituirán en verdaderos representantes de su población, consideró en entrevista.

Asimismo, el jefe delegacional en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal Ávila, señaló que el municipio o, en su caso la alcaldía debe ser un instrumento eficaz y de proximidad con el pueblo y sus necesidades más urgentes, en la que la aportación mínima del Gobierno central deberá ser del 50 por ciento en un principio de subsidiariedad efectiva. Ambos delegados del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) fijaron las propuestas propias de cada demarcación, aunque hoy se unen a sus homólogos en Xochimilco, Avelino Méndez; Tlalpan, Claudia  Sheinbaum; Tláhuac, Rigoberto Salgado, para ofrecer conferencia de prensa, con el título “Las demarcaciones territoriales y sus Alcaldías”.

A decir de Moctezuma Barragán, este proyecto de Constitución deberá contener nuevas formas de abordar la realidad, “estamos en el Siglo XXI, no podemos simplemente repetir lo que heredamos del Siglo XX, creo que es la gran oportunidad de avanzar en el cabal cumplimiento de los derechos de los ciudadanos y de la Ciudad de México”.

A unos días de que el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, entregue el borrador de la primera Constitución a la Asamblea Constituyente, el morenista destacó que una de las propuestas esenciales es la autonomía financiera, pues las alcaldías deberán contar con recursos propios y manejarlos con independencia, además de recibir parte de los impuestos y contribuciones que se generen en su territorio.

“Estamos atados presupuestariamente hasta la nómina hay que estarla gestionando cada 15 días, entonces es muy importante que haya autonomía financiera, que las alcaldías cuenten con recursos propios, manejados con independencia”, apuntó.

También definirán conjuntamente con la población el plan de desarrollo urbano con respeto a pueblos originarios y usos de suelo que no deberán ser modificados por normatividad secundaria y terminar con la “fiebre inmobiliaria”, resaltó el funcionario local.

Otra de las demandas es el agua actualmente centralizado por el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), con lo que las alcaldías tendrían participación en las decisiones sobre el manejo hidráulico, y así renovar tuberías de agua y drenaje.

Barragán Moctezuma aseveró que otra de las peticiones es la seguridad local, es decir, que las alcaldías tengan sus propios cuerpos preventivos de seguridad, “digamos guardianes de la paz en espacios públicos, parques, escuelas, pueblos, barrios y sean promotores de la cultura, el deporte, educación y al mismo tiempo vigilen”.

Sobre el particular, Monreal Ávila anotó que el anteproyecto que ha circulado extraoficialmente omite mencionar que la figura de “alcaldía” debe ser un órgano políticoadministrativo con autonomía. “La adhesión de una sola palabra le otorgaría facultades en materia financiera, hacendaria, de gestión administrativa integral, de servicios públicos eficientes y de planeación urbana ordenada”.

Cabe mencionar que el jefe delegacional en Cuauhtémoc le envió a Porfirio Muñoz Ledo, coordinador general de la Unidad para la Reforma Política de la Ciudad de México, un oficio el pasado 8 de septiembre para informarle sobre la lectura del borrador del anteproyecto de la Carta Magna y hacerle llegar algunas consideraciones y propuestas en relación al tema de las alcaldías.

“Ha llegado hasta mis manos el borrador del anteproyecto de Constitución de la Ciudad de México cuyos términos, en caso de provenir de un documento auténtico, me preocupan.”

  • Jefes delegacionales de Morena se manifiestan a favor de dar autonomía a las alcaldías, que sustituirán a demarcaciones

La primera Constitución de la Ciudad de México debe ser progresista, de avanzada, pero sobre todo, enfocarse en la solución de la problemática actual de cada una de las delegaciones. “No ser un compendio de buenas intenciones, un discurso muy elegante, sino que en realidad se garantice que los derechos se cumplan”.

Así lo recomendó ayer el jefe delegacional en Azcapotzalco, Pablo Moctezuma Barragán, tras destacar que ese nuevo documento debe romper con el centralismo y las decisiones autoritarias, parciales y discrecionales para garantizar las facultades y la autonomía de los Gobiernos delegacionales, próximamente alcaldías.

Con ello, afirmó, se atenderán debidamente las necesidades y demandas de la población y se constituirán en verdaderos representantes de su población, consideró en entrevista.

Asimismo, el jefe delegacional en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal Ávila, señaló que el municipio o, en su caso la alcaldía debe ser un instrumento eficaz y de proximidad con el pueblo y sus necesidades más urgentes, en la que la aportación mínima del Gobierno central deberá ser del 50 por ciento en un principio de subsidiariedad efectiva. Ambos delegados del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) fijaron las propuestas propias de cada demarcación, aunque hoy se unen a sus homólogos en Xochimilco, Avelino Méndez; Tlalpan, Claudia  Sheinbaum; Tláhuac, Rigoberto Salgado, para ofrecer conferencia de prensa, con el título “Las demarcaciones territoriales y sus Alcaldías”.

A decir de Moctezuma Barragán, este proyecto de Constitución deberá contener nuevas formas de abordar la realidad, “estamos en el Siglo XXI, no podemos simplemente repetir lo que heredamos del Siglo XX, creo que es la gran oportunidad de avanzar en el cabal cumplimiento de los derechos de los ciudadanos y de la Ciudad de México”.

A unos días de que el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, entregue el borrador de la primera Constitución a la Asamblea Constituyente, el morenista destacó que una de las propuestas esenciales es la autonomía financiera, pues las alcaldías deberán contar con recursos propios y manejarlos con independencia, además de recibir parte de los impuestos y contribuciones que se generen en su territorio.

“Estamos atados presupuestariamente hasta la nómina hay que estarla gestionando cada 15 días, entonces es muy importante que haya autonomía financiera, que las alcaldías cuenten con recursos propios, manejados con independencia”, apuntó.

También definirán conjuntamente con la población el plan de desarrollo urbano con respeto a pueblos originarios y usos de suelo que no deberán ser modificados por normatividad secundaria y terminar con la “fiebre inmobiliaria”, resaltó el funcionario local.

Otra de las demandas es el agua actualmente centralizado por el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), con lo que las alcaldías tendrían participación en las decisiones sobre el manejo hidráulico, y así renovar tuberías de agua y drenaje.

Barragán Moctezuma aseveró que otra de las peticiones es la seguridad local, es decir, que las alcaldías tengan sus propios cuerpos preventivos de seguridad, “digamos guardianes de la paz en espacios públicos, parques, escuelas, pueblos, barrios y sean promotores de la cultura, el deporte, educación y al mismo tiempo vigilen”.

Sobre el particular, Monreal Ávila anotó que el anteproyecto que ha circulado extraoficialmente omite mencionar que la figura de “alcaldía” debe ser un órgano políticoadministrativo con autonomía. “La adhesión de una sola palabra le otorgaría facultades en materia financiera, hacendaria, de gestión administrativa integral, de servicios públicos eficientes y de planeación urbana ordenada”.

Cabe mencionar que el jefe delegacional en Cuauhtémoc le envió a Porfirio Muñoz Ledo, coordinador general de la Unidad para la Reforma Política de la Ciudad de México, un oficio el pasado 8 de septiembre para informarle sobre la lectura del borrador del anteproyecto de la Carta Magna y hacerle llegar algunas consideraciones y propuestas en relación al tema de las alcaldías.

“Ha llegado hasta mis manos el borrador del anteproyecto de Constitución de la Ciudad de México cuyos términos, en caso de provenir de un documento auténtico, me preocupan.”