/ martes 17 de enero de 2017

En esfuerzo extraordinario se hizo la Consulta Indígena

La consulta indígena en el marco del debate de la Constitución de la Ciudad de México entró en su fase final, y de acuerdo a lo programado, el próximo viernes, 20 de enero, deberá presentar sus conclusiones a los legisladores.

A pesar de la escasez de recursos, se hizo un esfuerzo extraordinario para recabar las opiniones sobre la iniciativa de Carta Magna local y atender sus planteamientos, afirmó Jesús Ramírez Cuevas, presidente de la Comisión de Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas.

A la Consulta Indígena está obligada la Asamblea Constituyente, antes de emitir cualquier legislación que pueda afectar a ese grupo de población, por lo tanto se deberá recabar la opinión de sus integrantes respecto de la propuesta de normatividad que se pone a su consideración, que son los artículos 63, 64 y 65 de la Constitución Política de la Ciudad de México, relativos al capítulo de Ciudad Pluricultural, y otros temas que de manera transversal les podrían afectar. En la Ciudad de México hay un total de 132 pueblos y 58 barrios originarios en las 16 delegaciones

De acuerdo a un primer corte, el legislador aseguró que se cumplieron con los estándares internacionales en la materia, porque ante todo se fortaleció el proceso del diálogo con los integrantes de dichas comunidades y se logró establecer contacto con más de cuatro mil personas interesadas en analizar, discutir, observar y, en su caso, consentir o aprobar los derechos indígenas que contiene el dictamen elaborado por la comisión a su cargo.

“A las asambleas informativas asistieron representantes agrarios, de mayordomías y personas interesadas que preguntaron acerca del alcance de la consulta, sobre derechos de los pueblos al agua, concesiones privadas, vivienda, acceso a los recursos naturales o cómo van a funcionar las alcaldías, la defensa de sus costumbres y tradiciones, educación intercultural, entre otros”, explicó el diputado Ramírez Cuevas.

Informó que en su momento se repartieron cuadernillos, volantes informativos y discos compactos con los documentos básicos de la Consulta Indígena que consiste en Carta de presentación, Manual para el Desarrollo de la Consulta Indígena, versión explicativa del Dictamen de la Comisión relativo a los artículos 63, 64 y 65 constitucional del documento a consultar, es decir, el Dictamen de la Comisión, y la propuesta de formato de Asamblea Comunitaria y lista de asistencia para registrar las conclusiones.

De acuerdo con lo programado, representantes de pueblos y barrios originarios y comunidades indígenas residentes de Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Benito Juárez, Cuajimalpa, Coyoacán, Gustavo A. Madero, Iztacalco, Iztapalapa, Magdalena Contreras, Miguel Hidalgo, Tlalpan y Xochimilco participaron en 16 asambleas informativas convocadas por la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México.

A cada una de estas comunidades asiste un diputado o diputada integrante de la Comisión de Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes de la Asamblea Constituyente.

La fase de recepción de actas y diálogo estaba previsto que concluyera ayer, posteriormente la fase de sistematización de la información de las actas de las Asambleas que se reciban del 11 al 19 de enero, y la fase de entrega de resultados que serán presentados al pleno de la Asamblea Constituyente el 20 de enero próximo.

La consulta se realiza con procedimientos adecuados, de buena fe y a través del diálogo, con el fin de llegar a un acuerdo sobre los derechos que les competen en la Constitución Política de la Ciudad de México.

Son sujetos de derecho a la consulta las y los integrantes y autoridades reconocidas en esas comunidades, entre los que se encuentran también: comisariados de bienes comunales, comisariados ejidales, representantes de pequeña propiedad, mayordomías, comisiones de festejos, comisiones de panteones, consejos del pueblo, comités ciudadanos, coordinadores tradicionales, topiles y autoridades tradicionales.

Las asambleas comunitarias se podrán realizar a nivel delegacional o lo correspondiente a las formas de organización de los pueblos y barrios originarios, ejidos y comunidades, así como de las comunidades indígenas residentes.

Mientras tanto la Conferencia de Armonización, coordinada por el diputado Porfirio Muñoz Ledo, ha trabajado en la revisión de seis dictámenes emitidos por las comisiones respectivas (ya se concluyó el relativo a las comisiones de Principios Generales y Carta de Derechos).

Finalmente, su labor tiene el objetivo de hacer notar posibles inconsistencias, duplicidades, cambio de nombre de instituciones y cuestiones de estilo que puedan contener los dictámenes. Solo realizará sugerencias de cambios y de ninguna manera hará modificaciones (es algo que competerá ahora al Pleno de la Asamblea Constituyente).

La consulta indígena en el marco del debate de la Constitución de la Ciudad de México entró en su fase final, y de acuerdo a lo programado, el próximo viernes, 20 de enero, deberá presentar sus conclusiones a los legisladores.

A pesar de la escasez de recursos, se hizo un esfuerzo extraordinario para recabar las opiniones sobre la iniciativa de Carta Magna local y atender sus planteamientos, afirmó Jesús Ramírez Cuevas, presidente de la Comisión de Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas.

A la Consulta Indígena está obligada la Asamblea Constituyente, antes de emitir cualquier legislación que pueda afectar a ese grupo de población, por lo tanto se deberá recabar la opinión de sus integrantes respecto de la propuesta de normatividad que se pone a su consideración, que son los artículos 63, 64 y 65 de la Constitución Política de la Ciudad de México, relativos al capítulo de Ciudad Pluricultural, y otros temas que de manera transversal les podrían afectar. En la Ciudad de México hay un total de 132 pueblos y 58 barrios originarios en las 16 delegaciones

De acuerdo a un primer corte, el legislador aseguró que se cumplieron con los estándares internacionales en la materia, porque ante todo se fortaleció el proceso del diálogo con los integrantes de dichas comunidades y se logró establecer contacto con más de cuatro mil personas interesadas en analizar, discutir, observar y, en su caso, consentir o aprobar los derechos indígenas que contiene el dictamen elaborado por la comisión a su cargo.

“A las asambleas informativas asistieron representantes agrarios, de mayordomías y personas interesadas que preguntaron acerca del alcance de la consulta, sobre derechos de los pueblos al agua, concesiones privadas, vivienda, acceso a los recursos naturales o cómo van a funcionar las alcaldías, la defensa de sus costumbres y tradiciones, educación intercultural, entre otros”, explicó el diputado Ramírez Cuevas.

Informó que en su momento se repartieron cuadernillos, volantes informativos y discos compactos con los documentos básicos de la Consulta Indígena que consiste en Carta de presentación, Manual para el Desarrollo de la Consulta Indígena, versión explicativa del Dictamen de la Comisión relativo a los artículos 63, 64 y 65 constitucional del documento a consultar, es decir, el Dictamen de la Comisión, y la propuesta de formato de Asamblea Comunitaria y lista de asistencia para registrar las conclusiones.

De acuerdo con lo programado, representantes de pueblos y barrios originarios y comunidades indígenas residentes de Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Benito Juárez, Cuajimalpa, Coyoacán, Gustavo A. Madero, Iztacalco, Iztapalapa, Magdalena Contreras, Miguel Hidalgo, Tlalpan y Xochimilco participaron en 16 asambleas informativas convocadas por la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México.

A cada una de estas comunidades asiste un diputado o diputada integrante de la Comisión de Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes de la Asamblea Constituyente.

La fase de recepción de actas y diálogo estaba previsto que concluyera ayer, posteriormente la fase de sistematización de la información de las actas de las Asambleas que se reciban del 11 al 19 de enero, y la fase de entrega de resultados que serán presentados al pleno de la Asamblea Constituyente el 20 de enero próximo.

La consulta se realiza con procedimientos adecuados, de buena fe y a través del diálogo, con el fin de llegar a un acuerdo sobre los derechos que les competen en la Constitución Política de la Ciudad de México.

Son sujetos de derecho a la consulta las y los integrantes y autoridades reconocidas en esas comunidades, entre los que se encuentran también: comisariados de bienes comunales, comisariados ejidales, representantes de pequeña propiedad, mayordomías, comisiones de festejos, comisiones de panteones, consejos del pueblo, comités ciudadanos, coordinadores tradicionales, topiles y autoridades tradicionales.

Las asambleas comunitarias se podrán realizar a nivel delegacional o lo correspondiente a las formas de organización de los pueblos y barrios originarios, ejidos y comunidades, así como de las comunidades indígenas residentes.

Mientras tanto la Conferencia de Armonización, coordinada por el diputado Porfirio Muñoz Ledo, ha trabajado en la revisión de seis dictámenes emitidos por las comisiones respectivas (ya se concluyó el relativo a las comisiones de Principios Generales y Carta de Derechos).

Finalmente, su labor tiene el objetivo de hacer notar posibles inconsistencias, duplicidades, cambio de nombre de instituciones y cuestiones de estilo que puedan contener los dictámenes. Solo realizará sugerencias de cambios y de ninguna manera hará modificaciones (es algo que competerá ahora al Pleno de la Asamblea Constituyente).