/ martes 5 de julio de 2016

Interponen vecinos amparo contra las obras del doble túnel en Río Mixcoac

Vecinos de la zona de Río Mixcoac e Insurgentes presentaron un amparo colectivo contra la construcción del doble túnel y denunciaron ayer que el Gobierno de la Ciudad de México sigue con la tala nocturna de árboles.

Durante una conferencia de prensa, Rocío Eugenia Chávez, Julio César Ortiz e Irma Olivo, representantes de por lo menos nueve colonias afectadas acompañados de los legisladores del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Alfonso Suárez del Real y Citlali Hernández, aseguraron que esos trabajos ya afectan su salud.

En este sentido, llamaron a la Secretaría del Medio Ambiente a detener la deforestación y explicar por qué se permite el derribo de casi 2 mil árboles en esa zona y dijeron que las autoridades no han atendido sus denuncias por opacidad y falta de planeación de esta megaobra que genera una terrible deforestación.

Los ciudadanos acusaron de contubernio de las secretarías de Medio Ambiente y la de Desarrollo Urbano con  la constructora OMCI para seguir talando por la madrugada, con el subsecuente daño al medio ambiente, dijeron.

Los vecinos informaron que el pasado 30 de junio presentaron un amparo colectivo, ante el juzgado de distrito en materia administrativa del primer circuito, para proteger su entorno, toda vez que el derribo de árboles y los congestionamientos vehiculares provocados por las obras ya está causando estragos a su salud.

Explicaron que la falta de transparencia los enfrenta cada día con más afectaciones. Por ejemplo, habían señalado que serían 900 árboles los talados, pero ahora resulta que será el doble, y al rato van salir con que serán más, situación que no están dispuestos a tolerar.

Los legisladores demandaron sensibilidad de las autoridades del Gobierno local y generar acciones de mitigación, seguridad y certeza jurídica de sus propiedades para los ciudadanos. “Hay que hablar con la verdad y tratar de generar los mecanismos que permitan conciliar los legítimos intereses vecinales con los intereses empresariales”.

La diputada Citlalli Hernández Mora señaló que los ciudadanos tocarán puerta por puerta para informar a sus vecinos que las irregularidades continúan, y para invitarlos a sumarse a la defensa de sus colonias.

Finalmente, el megaproyecto, aseguró, daña la salud de los vecinos por la contaminación del aire y por ruido, además del constante estrés que enfrentan por los congestionamientos vehiculares que enfrentan la mayor parte del día.

Vecinos de la zona de Río Mixcoac e Insurgentes presentaron un amparo colectivo contra la construcción del doble túnel y denunciaron ayer que el Gobierno de la Ciudad de México sigue con la tala nocturna de árboles.

Durante una conferencia de prensa, Rocío Eugenia Chávez, Julio César Ortiz e Irma Olivo, representantes de por lo menos nueve colonias afectadas acompañados de los legisladores del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Alfonso Suárez del Real y Citlali Hernández, aseguraron que esos trabajos ya afectan su salud.

En este sentido, llamaron a la Secretaría del Medio Ambiente a detener la deforestación y explicar por qué se permite el derribo de casi 2 mil árboles en esa zona y dijeron que las autoridades no han atendido sus denuncias por opacidad y falta de planeación de esta megaobra que genera una terrible deforestación.

Los ciudadanos acusaron de contubernio de las secretarías de Medio Ambiente y la de Desarrollo Urbano con  la constructora OMCI para seguir talando por la madrugada, con el subsecuente daño al medio ambiente, dijeron.

Los vecinos informaron que el pasado 30 de junio presentaron un amparo colectivo, ante el juzgado de distrito en materia administrativa del primer circuito, para proteger su entorno, toda vez que el derribo de árboles y los congestionamientos vehiculares provocados por las obras ya está causando estragos a su salud.

Explicaron que la falta de transparencia los enfrenta cada día con más afectaciones. Por ejemplo, habían señalado que serían 900 árboles los talados, pero ahora resulta que será el doble, y al rato van salir con que serán más, situación que no están dispuestos a tolerar.

Los legisladores demandaron sensibilidad de las autoridades del Gobierno local y generar acciones de mitigación, seguridad y certeza jurídica de sus propiedades para los ciudadanos. “Hay que hablar con la verdad y tratar de generar los mecanismos que permitan conciliar los legítimos intereses vecinales con los intereses empresariales”.

La diputada Citlalli Hernández Mora señaló que los ciudadanos tocarán puerta por puerta para informar a sus vecinos que las irregularidades continúan, y para invitarlos a sumarse a la defensa de sus colonias.

Finalmente, el megaproyecto, aseguró, daña la salud de los vecinos por la contaminación del aire y por ruido, además del constante estrés que enfrentan por los congestionamientos vehiculares que enfrentan la mayor parte del día.