/ sábado 2 de abril de 2016

Piden mujeres Priístas redactar Constitución con perspectiva de género

@jarmandorc

México.- Redactar la Constitución de la Ciudad de México con una perspectiva de género, pidió la secretaria general de la Organización Nacional de Mujeres Priístas (ONMPRI), la senadora Diva Gastélum Bajo.

Dijo que es prioritario que en lo relacionado con los derechos conquistados por su ciudadanía, no haya cabida, ni siquiera la posibilidad de un retroceso, sino que estos derechos sean un “piso mínimo” para avanzar hacia la igualdad sustantiva.

La senadora por Sinaloa consideró que sin duda la redacción de la Constitución de la Ciudad de México es una oportunidad histórica para construir un marco normativo plural, incluyente, que contemple las necesidades, demandas y contribuciones de todos los grupos de la sociedad, pero sobre todo del 52 por ciento de su población; las mujeres.

[ad id="113700"]

Un grupo de expertas y expertos que redactarán el primer borrador de dicha Constitución, mismo que será discutido por la Asamblea Constituyente que estará integrada por 100 diputadas y diputados (60 diputados electos por la sociedad y 40 por designación de los diferentes partidos políticos) que deberán redactar el documento final, mismo que deberá ser aprobada a más tardar en enero de 2018.

Gastélum indicó que una demanda de las mujeres capitalinas implica que desde el diseño se tengan presentes las condiciones de desigualdad que aun enfrentan y que éstas se puedan corregir.

La senadora del PRI reconoció que la Ciudad de México se ha caracterizado por ser una ciudad progresista, pionera en garantizar una serie de derechos humanos a sus ciudadanas y ciudadanos, que en otras entidades federativas aún no se han alcanzado.

“Esta Constitución da oportunidad a otra serie de demandas ciudadanas que deben ser consideradas, entre ellas la no discriminación como un principio fundamental y rector de la constitución, no discriminación en el más alto sentido de la palabra, a ninguna persona, por ningún motivo.

Demandó paridad horizontal y vertical, pues es preciso que haya igual número de mujeres y hombres en la toma de decisiones, para que las necesidades y demandas de las mujeres sean tomadas en cuenta, en el diseño de la legislación y políticas públicas.

Asimismo, la senadora priísta dijo que es necesario garantizar una paridad en el Congreso pero también en la conformación de la administración municipal.

“El derecho a una vida libre de violencia, para que las mujeres puedan transitar libremente en su ciudad, sin miedo a ser violentadas, puedan utilizar transporte público sin ser acosadas y para que en sus empleos puedan desarrollarse plenamente sin ser hostigadas. Será trascendental que la Constitución considere a los pueblos originarios que viven en las zonas rurales de la Ciudad, así como su diversidad cultural y eliminar cualquier barrera normativa que impida su desarrollo”, añadió.

La senadora Diva Gastélum señaló que el reconocimiento del trabajo no remunerado, sin duda es un tema pendiente y prioritario de atención, pues las mujeres ocupan el 46.2 por ciento de su tiempo a tareas de hogar sin que estas sean valoradas y mucho menos remuneradas, aun cuando sea una tarea fundamental para la reproducción social.

“Deberá ser referente para otras constituciones estatales y salvaguardar los principios de universalidad, indivisibilidad, integridad, independencia y progresividad para hacer efectivos los derechos políticos, económicos, sociales y culturales de la sociedad. Debe armonizarse a los instrumentos internacionales en derechos humanos de las mujeres firmados por México, pero sobre todo deberá garantizar que mujeres y hombres gocen de la igualdad sustantiva”, enfatizó. /amg

@jarmandorc

México.- Redactar la Constitución de la Ciudad de México con una perspectiva de género, pidió la secretaria general de la Organización Nacional de Mujeres Priístas (ONMPRI), la senadora Diva Gastélum Bajo.

Dijo que es prioritario que en lo relacionado con los derechos conquistados por su ciudadanía, no haya cabida, ni siquiera la posibilidad de un retroceso, sino que estos derechos sean un “piso mínimo” para avanzar hacia la igualdad sustantiva.

La senadora por Sinaloa consideró que sin duda la redacción de la Constitución de la Ciudad de México es una oportunidad histórica para construir un marco normativo plural, incluyente, que contemple las necesidades, demandas y contribuciones de todos los grupos de la sociedad, pero sobre todo del 52 por ciento de su población; las mujeres.

[ad id="113700"]

Un grupo de expertas y expertos que redactarán el primer borrador de dicha Constitución, mismo que será discutido por la Asamblea Constituyente que estará integrada por 100 diputadas y diputados (60 diputados electos por la sociedad y 40 por designación de los diferentes partidos políticos) que deberán redactar el documento final, mismo que deberá ser aprobada a más tardar en enero de 2018.

Gastélum indicó que una demanda de las mujeres capitalinas implica que desde el diseño se tengan presentes las condiciones de desigualdad que aun enfrentan y que éstas se puedan corregir.

La senadora del PRI reconoció que la Ciudad de México se ha caracterizado por ser una ciudad progresista, pionera en garantizar una serie de derechos humanos a sus ciudadanas y ciudadanos, que en otras entidades federativas aún no se han alcanzado.

“Esta Constitución da oportunidad a otra serie de demandas ciudadanas que deben ser consideradas, entre ellas la no discriminación como un principio fundamental y rector de la constitución, no discriminación en el más alto sentido de la palabra, a ninguna persona, por ningún motivo.

Demandó paridad horizontal y vertical, pues es preciso que haya igual número de mujeres y hombres en la toma de decisiones, para que las necesidades y demandas de las mujeres sean tomadas en cuenta, en el diseño de la legislación y políticas públicas.

Asimismo, la senadora priísta dijo que es necesario garantizar una paridad en el Congreso pero también en la conformación de la administración municipal.

“El derecho a una vida libre de violencia, para que las mujeres puedan transitar libremente en su ciudad, sin miedo a ser violentadas, puedan utilizar transporte público sin ser acosadas y para que en sus empleos puedan desarrollarse plenamente sin ser hostigadas. Será trascendental que la Constitución considere a los pueblos originarios que viven en las zonas rurales de la Ciudad, así como su diversidad cultural y eliminar cualquier barrera normativa que impida su desarrollo”, añadió.

La senadora Diva Gastélum señaló que el reconocimiento del trabajo no remunerado, sin duda es un tema pendiente y prioritario de atención, pues las mujeres ocupan el 46.2 por ciento de su tiempo a tareas de hogar sin que estas sean valoradas y mucho menos remuneradas, aun cuando sea una tarea fundamental para la reproducción social.

“Deberá ser referente para otras constituciones estatales y salvaguardar los principios de universalidad, indivisibilidad, integridad, independencia y progresividad para hacer efectivos los derechos políticos, económicos, sociales y culturales de la sociedad. Debe armonizarse a los instrumentos internacionales en derechos humanos de las mujeres firmados por México, pero sobre todo deberá garantizar que mujeres y hombres gocen de la igualdad sustantiva”, enfatizó. /amg