/ martes 25 de octubre de 2016

Rechaza Copred acciones discriminatorias

El Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred) rechazó ayer  cualquier acción de limpieza social que atente contra el derecho a la no discriminación de las poblaciones callejeras y reiteró que seguirá su trabajo por construir una cultura de trato igualitario entre todas las personas que viven y transitan en la capital independientemente de su condición social.

En un comunicado, manifestó su preocupación por la estigmatización y criminalización de las poblaciones callejeras, a través de acciones detonadas por prejuicios que perpetran la exclusión que históricamente han enfrentado esos grupos que sobreviven en las calles.

El organismo solicitó a las autoridades de la delegación Cuauhtémoc un informe detallado de los hechos ocurridos el viernes 21 de octubre en el Parque Morelos, mejor conocido como Plaza de la Ciudadela, donde se realizó un operativo para retirar de la vía pública a diversas poblaciones, entre ellas, personas en situación de calle y grupos de vendedores ambulantes.

En ese informe se deberán especificar las causas y motivos por los cuales se llevó a cabo el retiro, el procedimiento en el cual se basaron para efectuarlo, así como de qué manera se observó el Protocolo Interinstitucional de Atención Integral a Personas en Riesgo de Vivir en Calle e Integrantes de las Poblaciones Callejeras en la Ciudad de México.

Llamó a tomar en cuenta las recomendaciones emitidas por la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) en lo relativo a los retiros forzados de poblaciones callejeras, así como al apego irrestricto a dicho documento protocolario, cuyo objetivo primordial es favorecer el reconocimiento, respeto, protección, goce y ejercicio de los derechos humanos de ese grupo de población, con la intervención de diversas autoridades, para ayudarles a recuperar su proyecto de vida, a través de procesos de integración social.

Resaltó que la Ley para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México insta a todos los entes de la administración pública local, a que en el marco de su competencia lleven a cabo medidas de promoción del goce y ejercicio de derechos a favor de la igualdad y trato digno para las personas integrantes de las poblaciones callejeras. Finalmente, ayer siguió la recuperación de la Ciudadela cuando un contingente de granaderos desalojo a los comerciantes de artesanías, “chácharas” y libros que permanecían en la plaza.

El Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred) rechazó ayer  cualquier acción de limpieza social que atente contra el derecho a la no discriminación de las poblaciones callejeras y reiteró que seguirá su trabajo por construir una cultura de trato igualitario entre todas las personas que viven y transitan en la capital independientemente de su condición social.

En un comunicado, manifestó su preocupación por la estigmatización y criminalización de las poblaciones callejeras, a través de acciones detonadas por prejuicios que perpetran la exclusión que históricamente han enfrentado esos grupos que sobreviven en las calles.

El organismo solicitó a las autoridades de la delegación Cuauhtémoc un informe detallado de los hechos ocurridos el viernes 21 de octubre en el Parque Morelos, mejor conocido como Plaza de la Ciudadela, donde se realizó un operativo para retirar de la vía pública a diversas poblaciones, entre ellas, personas en situación de calle y grupos de vendedores ambulantes.

En ese informe se deberán especificar las causas y motivos por los cuales se llevó a cabo el retiro, el procedimiento en el cual se basaron para efectuarlo, así como de qué manera se observó el Protocolo Interinstitucional de Atención Integral a Personas en Riesgo de Vivir en Calle e Integrantes de las Poblaciones Callejeras en la Ciudad de México.

Llamó a tomar en cuenta las recomendaciones emitidas por la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) en lo relativo a los retiros forzados de poblaciones callejeras, así como al apego irrestricto a dicho documento protocolario, cuyo objetivo primordial es favorecer el reconocimiento, respeto, protección, goce y ejercicio de los derechos humanos de ese grupo de población, con la intervención de diversas autoridades, para ayudarles a recuperar su proyecto de vida, a través de procesos de integración social.

Resaltó que la Ley para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México insta a todos los entes de la administración pública local, a que en el marco de su competencia lleven a cabo medidas de promoción del goce y ejercicio de derechos a favor de la igualdad y trato digno para las personas integrantes de las poblaciones callejeras. Finalmente, ayer siguió la recuperación de la Ciudadela cuando un contingente de granaderos desalojo a los comerciantes de artesanías, “chácharas” y libros que permanecían en la plaza.