/ martes 12 de enero de 2016

Recupera Medio Ambiente dos hectáreas de terreno en Tlalpan

Un predio de dos hectáreas de suelo de conservación en la delegación de Tlalpan, donde se pretendía construir ilegalmente viviendas, fue recobrado ayer por la Secretaría del Medio Ambiente.

El terreno se ubica en el paraje “Héroes de 1910”, en el poblado de San Andrés Totoltepec, de dicha jurisdicción, y ahí había tres construcciones semipermanentes y la apertura de aproximadamente 100 metros lineales de caminos de terracería, que se realizaron con maquinaria pesada los cuales afectaron suelo de conservación del paraje.

Las obras se encontraban dispersas a lo largo de casi 2 hectáreas, donde se planeaba construir casas, lo cual está prohibido en esa zona por el Programa General de Ordenamiento Ecológico del Distrito Federal.

Por ello, la Secretaría del Medio Ambiente procedió a retirar dichas construcciones para dar inicio a los trabajos de recuperación del área, que permita reparar el daño ambiental causado.

La recuperación de estas dos hectáreas se suma a las ya recuperadas en lo que va de la actual administración que es de 618.23 hectáreas, con lo que se pretende contener el crecimiento desordenado de la mancha urbana y proteger los servicios ambientales que brindan estas áreas a los habitantes de la Ciudad de México.

Finalmente, los trabajos de vigilancia y recuperación son importantes para evitar el crecimiento y consolidación de asentamientos humanos irregulares.

/ADM /arm

Un predio de dos hectáreas de suelo de conservación en la delegación de Tlalpan, donde se pretendía construir ilegalmente viviendas, fue recobrado ayer por la Secretaría del Medio Ambiente.

El terreno se ubica en el paraje “Héroes de 1910”, en el poblado de San Andrés Totoltepec, de dicha jurisdicción, y ahí había tres construcciones semipermanentes y la apertura de aproximadamente 100 metros lineales de caminos de terracería, que se realizaron con maquinaria pesada los cuales afectaron suelo de conservación del paraje.

Las obras se encontraban dispersas a lo largo de casi 2 hectáreas, donde se planeaba construir casas, lo cual está prohibido en esa zona por el Programa General de Ordenamiento Ecológico del Distrito Federal.

Por ello, la Secretaría del Medio Ambiente procedió a retirar dichas construcciones para dar inicio a los trabajos de recuperación del área, que permita reparar el daño ambiental causado.

La recuperación de estas dos hectáreas se suma a las ya recuperadas en lo que va de la actual administración que es de 618.23 hectáreas, con lo que se pretende contener el crecimiento desordenado de la mancha urbana y proteger los servicios ambientales que brindan estas áreas a los habitantes de la Ciudad de México.

Finalmente, los trabajos de vigilancia y recuperación son importantes para evitar el crecimiento y consolidación de asentamientos humanos irregulares.

/ADM /arm